www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AUTOMOVILISMO

Indy500. El fracaso de Fernando Alonso en Indianápolis descabeza a McLaren

EL IMPARCIAL
lunes 20 de mayo de 2019, 20:57h
El dirigente del proyecto ha dimitido y la escudería no comprarán un asiento para el asturiano en la edición de 2019.

Horas ha tardado el presidente de McLaren Indy en despedirse. La catástrofe a la que el proyecto de la escudería británica condujo a Fernando Alonso en la 500 Millas de Indinápolis se ha cobrado la primera baceza. De hecho, la más importante. Bob Fernley no ha esperado para asumir responsabilidades y ha dejado de se el máximo mandatario del equipo que conviertió el segundo intento del piloto español en un sonrojo que no pasó de la fase clasificatoria.

Dijo adiós Fernley con una publicación en las redes sociales. Una foto corona dicho mensaje. En ella están nombres como Zak Brown, Gil de Ferran -director del equipo que presentaron en el Motor Speedway de Indianápolis- y el propio Fernando Alonso, amén del resto de trabajadores que trataron de evitar el naufragio. Al que no se podrá encontrar en la instantánea es al presidente de este proyecto fallido. Porque tampoco se le vio en el circuito durante toda esta semana pasada.

Como si se oliera la hecatombe, Fernley decidió omitir su presencia mientras los problemas se amontonaban y los sínomas susurraban la realidad: que el proyecto no estaba preparado para asumir el desafío -como diría el asturiano este sábado-. Que el favoritismo de las apuestas no estaba basado en argumentos certeros. Que decepcionarían a Alonso, el piloto que puso en sus manos el sueño de alcanzar la 'Triple Corona' y, como en la Fórmula Uno, recibió a cambio una frustración colosal.

Dijo este presidente fugado a la publicación amiga de la escudería de Woking, 'Motorsport', que "mi contrato solo cubría el programa de la Indy 500". Eso es todo. Desde el equipo corroboran que el proyecto se ha quedado sin presidente y no sólo eso: explican que no se deshace la idea de volver a intentarlo en la edición de 2020 de las 500 Millas de Indianápolis. Han aprehendido que no es su esfera de acción esa categoría y no pondrán a Alonso en riesgo otra vez, lo que no excluye que si se sienten preparados repitan probatura.

En la rueda de prensa convocada por McLaren Indy, Gil de Ferran avanzó lo siguiente: "Le quiero dar las gracias a Fernando por su tremendo esfuerzo, no le podíamos haber pedido más. Por lo menos estuvimos aquí luchando. No te hemos dado un coche lo suficientemente rápido. Has pilotado como el campeón que eres. Estos días han sido muy intensos y no podemos reprocharte nada. Quiero pedir perdón y dar gracias al equipo".

El director deportivo prosiguió señalando que "los chicos han trabajado desde hace varios meses haciendo un gran esfuerzo para hacerlo lo mejor posible. Creo que es un deporte muy difícil y no hemos subestimado el reto. Sabíamos que iba a ser muy duro y nos quedamos cortos. Hemos tenido mucho apoyo de toda la comunidad de IndyCar, que nos han recibido con los brazos abiertos y nos han ayudado a navegar en aguas inexploradas para muchos de nosotros". Explicaciones que no apagan la descepción del emblema español del automovilismo.

"Ésta es la experiencia más dolorosa en mis 35 años de carrera. Respetamos el lugar y me encantaría volver mañana y luchar. Pero no vamos a comprar una plaza. Queremos ganarnos un lugar en la parrilla. Somos muy humildes y hemos aprendido muchas lecciones. Debemos analizarlo todo y seguir hacia adelante. Me considero un luchador y quiero aplicar esto a partir de mañana. Ha sido una experiencia muy emocional y difícil. No sólo para mí, sino para todo el equipo. Aprovecho para pedir perdón y dar gracias a todos los fans que nos han seguido desde todo el mundo", concluyó el expiloto brasileño.

De esta manera ha finalizado el regreso de Fernando Alonso a Estados Unidos para hacerse con las 500 Millas de Indianápolis. Uno de los puntos más oscuros desde que abandonara su languidez en la Fórmula Uno. Toda una bofetada a su prestigio como piloto. La no clasificación para la carrera, a través del "Last Row Shootout" que medía a los seis peores, ha supuesto la nefasta guinda a una experiencia terrible. Que siempre fue un quebradero de cabeza para el ovetente y su McLaren Indy número 66.

Un periodista americano, que curiosamente coincidió con Alonso y su equipo en el ascensor, describió con exactitud el estado de ánimo posterior al fracaso. "Estaba en el ascensor con Fernando Alonso y su equipo minutos después de quedar fuera de las 500 Millas de Indianápolis 2019. No está contento y no me refiero sólo con quedar fuera. Ha tenido problemas con cómo todo se ha producido", narró en su cuenta de Twitter, al tiempo que la escuderóia expresaba que "estamos tremendamente decepcionados por no acceder al próximo Indy 500. Ha sido una semana difícil para el equipo. Sentimos que nuestros seguidores no tuviesen la oportunidad de animarnos en el Brickyard pero gracias a todos por su apoyo".

"Una semana difícil, sin duda. Hemos intentado todo, incluso hoy con una configuración y planteamiento totalmente diferentes, 4 vueltas pisando a fondo pero no fuimos lo suficientemente rápidos. Nunca es fácil rodar aquí a más de 365 kilómetros por hora y querer más velocidad. Hemos intentado todo y hemos sido valientes en algunos momentos pero otra gente hizo mejor trabajo que nosotros. Éxito o decepción sólo se producen si aceptas grandes desafíos. Nosotros lo aceptamos. Gracias por el gran apoyo que tuvimos siempre aquí y todos en casa. Ahora total concentración en el próximo objetivo", ermató Alonso. Al menos, la pesadilla ha cerrado su dureza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios