www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GRACIAS A MARCHENA

martes 21 de mayo de 2019, 11:21h
El poder judicial está salvando la democracia española y la dignidad de la nación. Los poderes...

El poder judicial está salvando la democracia española y la dignidad de la nación. Los poderes ejecutivo y legislativo cerdean, por si fueran necesarios los votos de los secesionistas catalanes y vascos para que Pedro Sánchez permanezca apoltronado en la silla curul del palacio de la Moncloa.

La democracia española ha demostrado estar entre las más garantistas del mundo al permitir que varios procesados por gravísimos delitos de rebelión, sedición y prevaricación tomen posesión de sus escaños, conforme a la decisión del pueblo español. El presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo Manuel Marchena ha dado una soberana lección democrática al permitir el insólito espectáculo de que los presuntos golpistas juren o prometan sus cargos en el Congreso de los Diputados y en el Senado. Y, después, conforme a la ley los mantendrá en prisión preventiva y continuará el proceso, cara al público, transmitido en directo por televisión.

Pedro Sánchez hace sus cuentas. Si no necesita a los secesionistas catalanes permanecerá impávido. Si cree que los puede necesitar enmendará al poder judicial y, en caso de que haya sentencias condenatorias, los indultará, abofeteando sin vacilar al Tribunal Supremo y al gigantesco esfuerzo que han hecho los magistrados para administrar justicia con todas las garantías.

El pueblo español sigue la situación, atónito en gran parte, al contemplar lo que está sucediendo antes sus ojos, inquieto de lo que pueda ocurrir. Resulta que un presidente del Gobierno con solo 123 escaños pretende gobernar como Felipe González que disponía de 202.