www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BATET EN LA PICOTA

viernes 24 de mayo de 2019, 11:52h
Los periódicos impresos, hablados, audiovisuales y digitales, salvo alguna señalada excepción, han clavado en la picota a...

Los periódicos impresos, hablados, audiovisuales y digitales, salvo alguna señalada excepción, han clavado en la picota a la nueva presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet. La pobrecilla no ha hecho otra cosa que cumplir las órdenes del César. A Pedro Sánchez no le conviene suspender antes del domingo a los diputados presos, acusados y procesados por gravísimos delitos de rebelión, sedición y prevaricación.

Ciudadanos y Partido Popular se han lanzado a la yugular de la presidenta, que no le ha quedado otro remedio que envainarse sus propósitos y rectificar. Tras ellos, infinidad de periodistas y analistas la han puesto de chupa de dómine. El magistrado del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, ha propinado a la presidenta un severo cachete, recordando que “la configuración del Tribunal Supremo hace inviable la elaboración del informe requerido por V.E.” En cualquier democracia responsable esa frase hubiera motivado la dimisión de la presidenta vituperada. Ni Pedro Sánchez ni su súbdita Meritxell Batet están dispuestos a nada que no sea seguir haciendo lo que les venga en gana. Y claro, no sería extraño que el Partido Popular y Ciudadanos acudieran a los tribunales para que sea la Justicia la que sentencie si la presidenta del Congreso ha prevaricado, al no cumplir a tiempo con una legislación y un reglamento que no dejan lugar a dudas.

Y así seguirá ocurriendo en el futuro. Ana Pastor ha sido una presidenta de todos, objetiva y cordial. Meritxell Batet anuncia que se anclará en el sectarismo y será solo la presidenta de los diputados afines.