www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETAPA 13

Giro. Zakarin gana en Ceresole y Mikel Landa brilla en plena remontada

viernes 24 de mayo de 2019, 17:57h
Excelso trabajo del Movistar que hizo al vasco recortar más de minuto y medio con los favoritos. Clasificaciones

El Giro de Italia 2019 se está poniendo serio. Este viernes, en la etapa decimotercera, la organización desplegó un recorrido de 196 kilómetros con tres puertos potentes y, para más inri, con la primera llegada en alto de lo que va de competición. La meta estaba situada en el Lago Sarrú, a 2.247 metros de altitud. Y en esta exigencia montañosa sobresaliente e inaugural emergieron los escaladores para aclarar términos y empezar a dibujar la relación de fuerzas real en el grupo de favoritos.

El ruso Ilnur Zakarin (Team Katusha) ganaría la etapa y dio un salto en la clasificación general. Detrás de él, a 35 segundos, llegó Mikel Nieve (Mitchelton Scott). Y el tercero clasificado de la jornada fue Mikel Landa, que perdió 1:20 con respecto al vencedor coyuntural y logró el objetivo de expandir dudas a la dupla de corredores que habían construido un colchón en las contrarrelojes precedentes. El ciclista del Movistar Team, que ya avisó este jueves, le metió más de un minuto y medio a Vincenzo Nibali (Bahrain Merida) y a Primoz Roglic (Jumbo).

La guerra de guerrillas postrera, en la ascensión al puerto de primera categoría situado en Ceresole Reale, no acabaría con la maglia rosa de Jan Polanc (UAE Team Emirates). El esloveno lucho y sufrió para defender tal condición y lo lograría, en base a la renta cosechada en la etapa anterior. Roglic, que iba segundo en la general, llegó a meta al lado de Nibali, a 2:57 minutos de Zakarin. Y Polanc finalizaría a 4:39 minutos del ruso. Con lo que supo mantenerse en la cima de la carrera.

La excelente lectura del recorrido efectuada por la organización recogería el fruto con un auténtico espectáculo. Y es que desde temprano se lanzaron ataques e intentos de escapada. Por delante tenían los ciclistas las ascensiones a un puerto de segunda categoría -Pian del Lupo- y a dos de primera categoría -Colle del Lys y el final en Lago Serrú-. Había margen de maniobra para dañar a los jefes de filas o para pescar la escapada adecuada que desembocara en el triunfo de etapa. Y ya en la subida al Colle del Lys, con 53 kilómetros en las piernas, se marcharían 28 corredores por delante.

En ese grupo destacaban nombres como Victor de la Parte (CCC Team), J.J. Rojas y Héctor Carretero (Movistar), Ion Izaguirre (Astana), Mikel Nieve (MTS), Rubén Plaza (Israel Cycling Academy), el costarricense Andrey Amador (Movistar) y el propio Zakarin. Era el primer movimiento del Movistar Team, que se exhibió desde el prisma estratégico. Este monto de ciclistas fugados pasarían la primera cima del día con 1:25 con respecto a un pelotón que se rompió con rapidez -en el descenso ya perdía 3:15 minutos-.

La aproximación al Pian del Lupo, en el kilómetro 134 del camino, la escapada quedaría en 13 miembros. Y afronataban el puerto de 9,5 kilómetros de longitud, una pendiente media del 8,7% y rampas de 11% con una brecha de 1:11 minutos sobre la selección de favoritos que encabezaba el gran grupo. Navegaban de la mano ya Landa, Nibali, Roglic, Miguel Ángel López, Simon Yates, con la maglia rosa cediendo mucho terreno por detrás. Este escensario, en el que sólo Movistar contaban con gregarios que pudieran ayudar a su referente, germinaría en una batalla total.

Eso sí, en la bajada del Lupo guardarían fuerzas y Polanc se pegó a los aspirantes a la gloria, quedando los cabeza de carrera con sólo 43 segundos. Todos activaron el modo ahorro para detonar lo que les quedara de fuelle en las rampas últimas y más exigentes. La victoria de etapa se jugaría, en igualdad de oportunidades, en la subida al Lago Sarrú, una montaña de 20 kilómetros, con tampas del 14% y los 6 kilómetros finales, acogidos por la nieve, realmente duros. Entre otras cosas, porque se pasaba de una altura de 1.800 metros a un desnivel de 2.247 metros en la llegada. Los problemas de oxígeno y las cinco horas de esfuerzo entraban en la fórmula.

Y Movistar remataría su jugada abriendo fuego, Mikel Landa cambió el ritmo y se abocó a una suerte de cronoescalada. Lo intentó a 16 kilómetros de meta y deshizo por completo la unidad del grupo del líder. Se fue en solitario, a la caza de los cuatro ciclistas que sobrevivían en la fuga (Zakarin, Nieve, Ciccone y Mollema). Tenía que recuperar 1:50 minutos para optar a la victoria el corredor alavés. Pero no cejó en su empeño, pues se fue encontrando con compañeros de equipo. Carretero le ayudaría a impulsar su órdago y, unos metros más arriba fue Andrey Amador el que ejerció de gregario. Disparando la ventaja construida con el resto de candidatos a ganar la Corsa.

Ese terceto de Movistar se aliaría e hicieron saltar las alarmas en el grupo de Roglic, Nibali y Pozzovivo. Polanc ya había cedido terreno. A 11 kilómetros de la línea de meta se registrarían 20 segundos entre Landa y el resto de gallos, con los escapados a 1:38 del vitoriano. Y se cruzaría la frontera de los 6 kilómetros finales en plena oda a la épica. Zakarin y Mikel Nieve se repartirían la etapa y Landa batallaba contra el esloveno y el siciliano. Y, en el entretanto, 'Superman' López sufrió una inoportuna avería que le sacó de la dinámica.

El desenlace asistió al ataque de Zakarin cuando restaban 1,8 kilómetros, a escasos metros para hollar el Lago Serrú. Alzaría los brazos, triunfal, con el corredor español del Astana firmando una meritoria segunda posición. Y Landa no tardó en llegar, pletórico y dejando paso a su compañero en Movistar Richard Carapaz. Redondeando una etapa maravillosa para la estructura navarra desplazada a Italia. Pasados 1:37 minutos cruzaron la meta Roglic y Nibali, séptimo y octavo, respectivamente. Y Simon Yates se desmploaría, pues concluyó a 5 minutos de Zakarin. El ruso, que había iniciado la etapa en la duodécima posición, a 7'45" de Polanc, logra su primera victoria en 2019 y se quedó tercero, a 2'56". Landa, ahora, está a tres minutos y medio de Roglic. Con mucha más montaña por explorar. Sin ir más lejos, este sábado atravesarán los puertos de Verrayes (2ª categoría), Verrogne (1ª), Truc d'Arbe (2ª) y el duro Colle San Carlo (1ª).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.