www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MMA

UFC. La bipolaridad social del luchador estelar Conor McGregor

sábado 25 de mayo de 2019, 23:55h
El irlandés alterna obras benéficas con trifulcas que le llevan a juicio.

La personalidad de Conor McGregor es compleja. El irlandés proclama que se basa en unos principios rígidos, con valores entroncados en creencias de tipo oriental y de su país natal. Un cúmulo de categorías en las que destaca la lealtad, el sentido de comunidad y el esuerzo como herramienta para la realización personal -y, con ello, para alcanzar el éxito, sea cual sea la connotación práctica que cada cual le de a ese término-. Pero también tiene aristas.

El luchador que relanzó el negocio de las Artes Marciales Mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos ha sido noticia hace días por su cara oscura. La que muestra fuera del octágono y que está relacionada con la problemática gestión de la ira en el trato interpersonal. Y es que a este peleador que defiende como un pilar de todo mantener la cabeza fría y huir de las emociones, "porque nublan", dentro de la jaula, fuera de ella le cuesta seguir tal senda de autocontrol.

La última de su largo currículo extradeportivo tiene que ver con la citación que le ha mandado la Policía irlandesa. Ha sido interrogado por la Garda, en una comisaría de la capital, deibido a las pesquisas en torno a la denuncia que presentó un hombre que aseguraba que McGregor le había aestado un puñetazo en un pub de Dublín. Así lo ha publicado el diario local Irish Independent, y varias fuentes han confirmado la investigación y el paso del luchador para dar testimonio.

Según se narra, Conor habría mantenido una dicusión verbal el pasao 6 de abril en el local, situado en el barrio de Drimnagh, al sur de Dublín. Y la cosa habría desembocado en una agresión que, viniendo de un hombre entrenado en artes marciales, puede constituir un delito más grave de lo que pueda parecer. McGregor acudió a la comisaría de forma voluntaria y fue puesto en libertad sin cargos, mas las fuerzas policiales han enviado el informe a la Fiscalía. Porque no está cerrado el caso.

Todo ello, justo un día después de que el irlandés trazara un acuerdo extrajudicial con el hombre al le arrancó el teléfono móvil para destruirlo. Este suceso aconteció en marzo, fue grabado y se ha sabido que la reacción furibunda de Conor no estuvo provocada más que por el intento de fotografiarle queejecutó el viandante de Miami Beach. "The Notorious", estuvo detenido por ese incidente en el Centro Correccional Turner Guilford Knight, del condado de Miami-Dade. Y salió toda vez que depositó una fianza de 12.500 dólares. Con lo cargos de robo y conducta criminal. Al llegar al acuerdo mencionado con el violentado, queda libre de toda culpa.

Y los episodios se encadenan. Unos días antes de esa explosión descontextualizada en Florida, McGregor acaba de terminar la sentencia de cinco días de trabajo comunitario en Brooklyn (Nueva York), una directriz de obligado cumplimiento que le fue impuesta por la corte de esa ciudad como penalización por haber lanzado una valla contra el cristal de un autobús en el que se contraba Khabib Nurmagomedov. Era abril de 2018, en pleno calentamiento de la pelea que tendría lugar en el UFC 229, en Las Vegas.

Pero no todo es delictivo en el proceder del emperador de la mercadotecnia que ha surgido de un suburbio de Dublín para conquistar el planeta a través de la UFC. Este obrero que devino en uno de los pensadores del combate de boxeo más lucrativo de la histora -ante Floyd Mayweather Jr, en 2017- es conocido, amén de pos sus salidas de tono, por la manera en la que devuelve lo obtenido a la comunidad. Por el cauce de los eventos y campañas solidarias que organiza.

No sólo vende whisky McGregor. El luchador -del que todos los analistas no acaban de creer la retirada definitiva anunciada en marzo- tuvo la delicadeza de cumplir el sueño de uno de sus aficionados más especiales en el pasado 14 de mayo. Se trata de Ian O'Connell, un joven aquejado de parálisis, al que acompañó en la visión de la pelea que tuvo lugar en el 3Arena de Dublin. El artista marcial no quiso silla de pista, sino un asiento al ladod e la silla de ruedas de su nuevo amigo.

El adolescente de 16 años había acudido a la cadena pública de televisión de Irlanda para dar testimonio del problema de salud que le aqueja y puso como ejemplo un lema de MCGregor. "Si no puedes levantarse, destaca", defendió ante la audiencia ese aficionado de la UFC y del ídolo de masas dublinés. Y tal grabación le llegó al peleador, que de inmediato se dispuso a dr una sorpresa a Ian. Las imágenes del momento hablan por sí solas. "Ian, hermano, de verdad, desde el fondo de mi corazón, gracias. Estoy contigo todo el camino", escribiría la estrella mundial que noi puede evitar la ligazón casi sanguínea que siente con su país y la lealtad a sus antecesores.

El mensaje que escribió el joven al término de la pelea describe su experiencia. "Cuando estuve en el programa 'Late Late Show', Ryan Tubridy (presentador del programa) me preguntó a quién admiraba. Le dije que a McGregor. Menos de 24 horas después termino viendo la pelea de Main Card Fights en el 3Arena con Conor. Es justo decir que casi me pongo de pie con la pelea. Hay que apreciar momentos como estos porque no aparecen muy a menudo. El mundo funciona de un modo extraño. Disfruta de los momentos que sueñas porque superan tus expectativas", narró en Instagram. Completamente entusiasmado.

Y, e esas mismas semanas, Conor comenzó el proceso de construcción de viviendas de corte social. El irlandés está llevando al terreno un proyecto por el que quiere proporcinoar apartamentos a personas que no tiene hogar. El plan llega, hasta el momento, a los ocho apartamentos, a razón de tres dormitorios por cada vivienda. En las redes sociales, el dublinés escribió al erespecto lo siguiente: Hogares con tres dormitorios serán entregados a las primeras ocho familias que nos contacten y que que se encuentren sin un hogar para cobijar a los suyos. Pero no por mucho tiempo. ¡Después de la tormenta llega el sol! Caminando por esta tierra y estos hogares hoy, conociendo a todos los vecinos, sabiendo que pronto habrá familias que viven aquí, creando sus propios recuerdos, y construyendo sus vidas. ¡Me da mucho orgullo! ¡Irlanda para siempre!¡Irlanda primero! ¡Irlanda siempre!”. Como se ha dicho con anterioridad, Conor McGregor tiene aristas en su personalidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.