www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INFORME ANUAL

El Banco de España rechaza intervenir los alquileres y pide una reforma de las pensiones

El Banco de España rechaza intervenir los alquileres y pide una reforma de las pensiones
Ampliar
(Foto: EFE)
EL IMPARCIAL
martes 28 de mayo de 2019, 13:30h

El Banco de España ha publicado este martes su informe anual en el que revisa la evolución económica y financiera, y evalúa los principales riegos y vulnerabilidades de la economía española a corto y largo plazo.

El informe, que ha sido presentado por el gobernador Pablo Hernández de Cos, consta de un primer capítulo en el que se analiza la situación de la economía española en un entorno global incierto como es el actual y se repasan tanto los elementos de soporte como los de fragilidad ante posibles perturbaciones. También se abordan los principales retos para conseguir un crecimiento equilibrado y sostenible en el tiempo.

Señala el BdE que la expansión de la economía depende de reducir del elevado endeudamiento público y exterior y de la alta tasa de paro, el aumento de la productividad, la necesidad de encarar las consecuencias del progresivo envejecimiento de la población y el reforzamiento del sistema bancario.

Además, "concurren circunstancias que subrayan la necesidad de abordar estos retos con urgencia" pues las iniciativas de política económica llevadas a cabo en los años más recientes para afrontar estos retos "han sido muy escasas".

Entre las dificultades pendientes de afrontar destaca la ausencia de una corrección significativa en el componente estructural del déficit público durante los últimos años. En concreto, aunque a lo largo de la
recuperación se ha observado una reducción en el déficit de las Administraciones Públicas, esta ha obedecido fundamentalmente a la propia bonanza de la actividad y al descenso de los tipos de interés, sin que se haya producido una mejora genuina en el saldo estructural, que permanece en niveles muy elevados.

Como consecuencia, apenas ha descendido la ratio de deuda pública desde el pico alcanzado en 2014, de modo que, al final del primer trimestre de este año, esta suponía algo más del 98 % del PIB.

El mercado de trabajo "continúa presentando síntomas de un elevado grado de disfuncionalidad, el principal de los cuales viene dado por la persistencia de un paro muy elevado". Además, señala el Banco de España, "la calidad de los empleos existentes, con tasas de temporalidad y de parcialidad no deseada muy elevadas, admite márgenes de mejora significativos".

El Banco de España no ve adecuado limitar el precio de las viviendas alquiladas - como pide Unidas Podemos - porque la evidencia internacional muestra que esta medida conduce a una reducción de la oferta y puede favorecer un deterioro importante de los inmuebles.

Sobre las pensiones, el BdE afirma que las últimas medidas aprobadas han retrasado la aplicación del factor de sostenibilidad y han reintroducido, en los últimos años, la revalorización de las pensiones con el IPC: "En este contexto, garantizar la sostenibilidad financiera del sistema requerirá medidas adicionales. La trascendencia de esta cuestión subraya la necesidad de construir consensos amplios, sin demoras injustificadas, acerca de estas medidas que son necesarias para que nuestro sistema de pensiones preserve la sostenibilidad intertemporal y la equidad entre las distintas generaciones".

El envejecimiento poblacional, añade, "supone un reto de primer orden para la sostenibilidad de nuestro sistema de bienestar social, dado que implica un aumento muy pronunciado del gasto público en determinadas partidas, que, de modo notable, comprenden el sistema público de pensiones".

Prevé que el crecimiento potencial se ralentice "por el menor crecimiento de la población en edad de trabajar y por los posibles efectos adversos de los cambios demográficos en el crecimiento de la productividad, a pesar de la nueva ola de avances tecnológicos basados en la robótica y en la inteligencia artificial", por lo que advierte sobre los cambios demográficos para anticiparse a sus consecuencias".

Elementos de fragilidad

- Los altos niveles del déficit estructural del conjunto de las Administraciones Públicas y la elevada deuda pública.
- La elevada dependencia financiera frente al exterior, a pesar de los saldos positivos por cuenta corriente de los últimos años.
- La vulnerabilidad de algunos grupos de hogares como consecuencia del aumento de la porción de su gasto realizado con cargo a rentas futuras.
- El riesgo de reversión de algunas de las reformas que han resultado eficaces para favorecer la actual recuperación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios