www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ETAPA 21

Giro. Movistar y Richard Carapaz se proclaman campeones en Verona

domingo 02 de junio de 2019, 17:15h
Triunfo histórico del ecuatoriano, victoria de etapa para Haga y Mikel Landa no llegó al podio. Clasificaciones

El Giro de Italia bajó el telón a su edición de 2019 con en desenlace histórico. El último corredor en enfundarse la maglia rosa fue el ecuatoriano del Movistar Team Richard Carapaz. Nunca antes un ciclista de ese país conquistó al Bel Paese hasta la consagración de este escalados combativo, nacido en la localidad de Tulcán y que con 26 años se ha saltado todos los protocolos de equipo para ganarse el estatus de puntero en el esfalto. Y para estrenar su palmarés de grandes carreras con un paroxismo del todo inesperado.

La última jornada de la Corsa planteaba una contrarreloj de 17 kilómetros, con una subida a un puerto de cuarta categoría en el ecuador del trazado. Carapaz contaba con un colchón de un minuto y 54 segundos sobre el segundo clasificado, el italiano Vincenzo Nibali (Bahrein). Y su rendimiento industrial y consistente en las montañas dolomíticas en fechas precedentes había alcanzado a eliminar, a más de tres minutos, al especialista en la lucha contra el crono, Primoz Roglic (Jumbo). El esloveno mantendría su particular batalla con Mikel Landa por alcanzar el tercer peldaño del podio.

Así las cosas, el ecuatoriano entró en la Arena de Verona ovacionado por las decenas de compatriotas que se congrearon allí con el fin de festejar semejante gesta. Alzó los brazos, vestido de rosa, tras haber gestionado con precaución las trampas de la senda y dejado su pérdida con respecto al ambicioso siciliano en sólo 49 segundos. Se proclamó campeón con total justicia, pues fue el mejor en las montañas y se apuntó dos triunfos de etapa: en la cuarta y la decimocuarta.

"Pensando en ese minuto y 54 segundos que tenemos, no creo que debamos perder tanto tiempo. Creo que nos puede servir. Pero cuando es competición siempre puede pasar de todo", diagnosticó Carapaz al terminar el esfuerzo sabatino. Ya en pleno festejo, compartió este análisis de lo vivido: "No sé qué decir, es un sentimiento único. Creo que para mí es el triunfo más grande que he podido lograr en mi vida. Es la recompensa a todos los esfuerzos y sacrificios".

"Se lo debo a mi equipo, que me ha ayudado a conseguir este Gran Giro de Italia. No me esperaba que vinieran mis padres aquí. Es un momento único que se lo debo a ellos", reflexionó, visiblemente emocionado. En efecto, el Movistar Team, mejor de la clasificación por equipos, supo trazar estrategias ganadoras día tras día, escoltando al ecuatoriano hasta con tres grearios y Landa cuando la carretera tomaba la forma de rampa. Y la cosecha ha sido inmejorable.

Nibali se resignaría. "No tengo ningún remordimiento, creo que he hecho un buen Giro. Ha sido muy difícil, igualado. Me medí con grandísimos rivales y no era fácil ganar. Carapaz ha demostrado que tiene una condición óptima y competió bien con el Movistar. No ha robado nada, ha ido fortísimo", admitió el 'Tiburón'. Por detrás de él en el podio definitivo se coló Roglic, quien, a pesar de no hacer una gran contrarreloj -de hecho firmó un tiempo discreto considerando sus capacidades-, arrebató el tercer peldaño a Landa por ocho segundos.

De este modo se clausuraría la 102 edición del Giro de Italia. Ganó la etapa el estadounidense Chad Haga (Sunweb), que entró con un tiempo de 22 minutos y 7 segundos. Se trata de un corredor que sólo había ganado una vez en su trayectoria deportiva. A suus 30 años se sacó esa espina y también la relativa al atropello que sufrió cuando entrenaba hace un tiempo. Las lágrimas que le brotaron al comprobar que nadie iba a bajar su tiempo corroboraron el alivio sentido por el norteamericano. Los belgas Victor Campenaerts (Lotto Soudal, 22 minutos y 11 segundos) y de Thomas De Gendt (Lotto Soudal 22:13) sólo se le acercaron.

Carapaz, acompañado por sus padres, su mujer e hijos -quienes viajaron a Italia sin que el ciclista lo supiera-, se subió a la cima del ciclismo mundial. Llamando con fuerza a la puerta de Eusebio Unzue y del Movistar, reclamando más estatus a partir de ahora. Y la relación de ganadores se completaría con Pascal Ackermann (Bora, 'maglia ciclamino' de la regularidad), Giulio Ciccone (Androni, 'maglia azzurra' como mejor escalador) y Miguel Ángel 'Supermán' López (Astana, 'maglia bianca' al mejor joven). Colofón rosado a una carrera con sabor a ciclismo antiguo, a guerra de guerrillas y a cuerpeos de competitividad sulimada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios