www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RIVERA EN LA ENCRUCIJADA

martes 04 de junio de 2019, 13:15h
Mientras crecen las presiones para que Albert Rivera se envaine sus desprecios preelectorales y acepte fórmulas...

Mientras crecen las presiones para que Albert Rivera se envaine sus desprecios preelectorales y acepte fórmulas de acuerdo con Pedro Sánchez, se encrespa la situación en Madrid. El centro derecha español no perdonaría al presidente de Ciudadanos que su posición torticera estropeara lo que se ganó el 26 de mayo: la alcaldía de Madrid y la Comunidad Autónoma madrileña. Es esa una línea roja infranqueable.

Tal vez se termine por tolerar que Rivera consolide con sus escaños a Pedro Sánchez en su poltrona monclovita. Quizá el líder de Ciudadanos pueda superar que su partido haga el juego al PSOE en algunas alcaldías y Comunidades Autónomas. Pero Madrid, no. Madrid capital ha sido recuperada electoralmente por el centro derecha. Y Madrid comunidad se ha consolidado en la misma dirección. Ciudadanos puede, como es lógico, beneficiarse de algunas tajadas de poder tanto en el Ayuntamiento como en la Autonomía, pero no existen pretextos para dar paso al PSOE en la capital de España.

Ciudadanos, como partido bisagra, apoyó al Partido Popular en Madrid mientras en Andalucía respaldaba al PSOE de Susana Díaz. A pesar de las tensiones producidas, la estabilidad de España podría justificar el acuerdo Sánchez-Rivera para evitar la radicalización del PSOE, siempre y cuando Madrid permanezca bajo el control del PP.

En el entorno de Albert Rivera, por fortuna, hay muchos políticos que se dan cuenta de que una pirueta en Madrid le costaría a Ciudadanos tal vez la mitad de sus votantes.