www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Lorenzo Silva y Noemí Trujillo: Si esto es una mujer

domingo 09 de junio de 2019, 18:28h
Lorenzo Silva y Noemí Trujillo: Si esto es una mujer

Destino. Barcelona, 2019. 320 páginas. 18,50 €. Libro electrónico: 9, 49 €. El “padre” de los queridos picoletos Vila y Chamorro comienza una nueva serie policiaca, junto a Noemí Trujillo, protagonizada por la inspectora Manuela Mauri, que promete ser tan adictiva como la de la pareja de la Guardia Civil. Por Federico Aguilar

En el competitivo universo de la novela policiaca, cultivado con profusión hoy en día tanto dentro como fuera de nuestro país, y que cuenta con un sinfín de seguidores, Lorenzo Silva (Madrid, 1967) ha conseguido hacerse un hueco muy especial. No es autor solo de noir –recordemos La flaqueza del bolchevique, Niños feroces, Música para feos, y Recordarán tu nombre, entre otros títulos-, pero, sin duda, la creación de la pareja de Guardias civiles formada por Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro es la que le ha otorgado mayor fama. Vila, como le llaman en su ámbito profesional y familiar, y Chamorro son para muchos lectores como de la familia y esperan impacientes sus nuevos casos desde que Silva les hizo nacer en 1998 en El lejano país de los estanques, arranque de una exitosa serie que suma hasta ahora once entregas, la última Lejos del corazón.

Ahora, el escritor madrileño amplía territorio en el género, con un nuevo personaje, Manuela Mauri, en Si esto es una mujer, que promete convertirse en otra serie que alcanzará el favor de los lectores. Si esto es una mujer, la firma Silva junto a Noemí Trujillo (Barcelona, 1977), con quien ya había publicado alguna novela, como Nada sucio, perteneciente a la colección de novelas policiacas lanzada por la editorial Menoscuarto. Sobre la elaboración conjunta, han declarado Silva y Trujillo: Crear un personaje a cuatro manos es tan difícil como hacerlo con dos, implica el reto siempre peliagudo de hacer creíble la ficción y para ello cada uno de los dos intentó dotar a Manuela de una parte de su verdad, su experiencia y su sensibilidad. La suma de esos esfuerzos se llama Manuela Mauri y, como tú, lector, y como nosotros, busca estar en paz con la gente que la rodea, carga alguna que otra frustración a sus espaldas y tiene la buena o mala costumbre -según se mire- de intentar salirse siempre con la suya”.

Manuela Mauri, inspectora de Homicidios de la Policía Nacional, no es una desconocida para los lectores de Silva, pues aparece en su relato Carabanchel Blues. Pero ahora adquiere protagonismo absoluto y se la dota de una mayor entidad. La inspectora, divorciada y entrada en la cuarentena, lleva siete meses de baja, pero le piden que se reincorpore porque solo ella puede resolver una compleja investigación en la que no se avanza. Hace meses hubo un macabro hallazgo al encontrarse restos humanos de una mujer de color en los vertederos de Pinto y Valdemingómez. Pero no se ha hallado el cadáver completo ni se sabe quién es la víctima. La inspectora no está en sus mejores condiciones, pues aún colea lo sucedido en torno al suicidio del inspector jefe Alonso, en el que quisieron implicar a Manuela Mauri.

La novela de Silva y Trujillo toma su título de Si esto es un hombre, que estampó Primo Levi en una de sus obras sobre el Holocausto y su trágica experiencia en los campos de concentración. La de Silva y Trujillo nada tiene que ver con el genocidio nazi, pero sí con la reivindicación de la dignidad humana y con que las personas no sean vistas como objetos sobre los que se puede infligir todo tipo de atropellos y violencia. Porque Si esto es una mujer aborda una de las lacras más sangrantes de la sociedad: la trata de mujeres, que es cruel ejemplo de cómo muchas veces las personas se consideran simple mercancía, y se apoya en un caso real, muy mediático e impactante ocurrido en 2003: el asesinato y descuartizamiento de una joven prostituta nigeriana en Boadilla del Monte.

La inspectora Manuela Mauri, aparte de sus problemas personales, debe enfrentarse en la llamada Operación Vertedero a un caso muy difícil, en el que contará con la ayuda de Rubén Belacqua que hace un cameo en la novela. Como en las novelas de Vila y Chamorro, la intriga está perfectamente urdida y se nos sirve en un estilo de fácil y amena lectura. No resulta aventurado vaticinar la buena acogida para esta nueva serie policiaca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.