www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Y DIGO YO

Si hay que volver a votar, se vota

martes 11 de junio de 2019, 20:02h

El presidente del Gobierno sabe que seguirá siendo presidente del Gobierno, pero quiere serlo solo. Yo también quiero un Ferrari, pero no tengo cómo conseguirlo. O sí... puedo asociarme con ‘malas compañías’ que me sufraguen el capricho y asumir que luego vendrán reclamándome el cobro de los favores con intereses imposibles. Aunque para ahorrarme disgustos y nefastas experiencias que podrían ser determinantes para mi futuro más inmediato, también podría decir al vendedor del coche de lujo que me lo regale o que se le olvide pasar la factura millonaria.

Pedro Sánchez anda, calculadora en mano, echando números por las esquinas para ver si le salen las cuentas. El coche es muy atractivo, pero también muy caro. Cuesta compartirlo y la foto “mola más” si no hay un copiloto con coleta y la matrícula es española.

Repito, Pedro Sánchez sabe que seguirá de jefe del Ejecutivo porque no hay una alternativa a su candidatura, pero todavía no sabe cuándo y en qué condiciones. El problema, el gran problema, es que ha puesto el listón muy alto. Quiere ser el jefe de todo él solo, aunque 123 escaños no den para ello. Amenaza con repetir elecciones en la esperanza de que pasar por las urnas, nuevamente, penalizará a los que no le han regalado el coche.

Y digo yo: ¿De qué sirve abstenerse y permitirle ser presidente del Gobierno si luego todo hay que votarlo en el Congreso y estaremos en las mismas? ¿Es que quiere legislar a base de decretos leyes durante cuatro años, al estilo de cómo lo ha hecho éste último? ¿Cómo va a poder sacar los Presupuestos Generales para 2019, por poner un ejemplo, si todos le pedirán ‘el oro y el moro’ para brindarle apoyo? ¿Y si la única salida razonable es volver a votar?

Aunque se hable de que Pedro Sánchez, siempre muy seguro de sí mismo, ya piensa en prorrogar las cuentas de Rajoy para no incrementar el déficit y ha ordenado que el ‘sablazo’ nos venga en los presupuestos de 2020, sigue necesitando escaños de respaldo para otras medidas, leyes y compromisos electorales. Qué Pablo Iglesias acepte un “Gobierno de cooperación” no le viene mal. “Me ayudas a comprar el Ferrari, pero solo lo conduzco yo. Tú, ni de copiloto”, que podría afirmar el presidente en mi ficticio símil. Pero todavía falta mucho más apoyo porque la gasolina para llenar el depósito de este bólido es mucha y muy cara.

Sánchez probará, tanteará, sopesará a los nacionalistas antes de intentarlo con los separatistas por aquello de la mala prensa, pero es que puede que ni así llegue. Y si todo pasa por ERC, ¿qué hará? ¿Habrá indultos? ¿Se bajará los pantalones con el referéndum de autodeterminación? La sentencia del juicio del procés, seguramente condenatoria, aunque veremos en qué términos, será determinante para que Oriol Junqueras y los suyos adopten posturas reincidentes. El problema, nuevamente, es que, de ser, la condena será después del verano y esto de la jefatura del Estado hay que solucionarlo antes de irnos de vacaciones.

Pueden que aunque lo nieguen públicamente, PP y Cs estén valorando muy seriamente la opción de que alguien se abstenga y Sánchez pueda hacerse con su Ferrari, pero ¿cuánto tiempo va a poder conducirlo?

Casi prefiero que se convoquen elecciones y si tiene que ser que el PSOE vuelva a ganar y con un respaldo suficiente para gobernar con garantías de no injerencias separatistas, que así sea. Por lo menos lo habremos decidido los españoles. Y si resulta que el PP resurge y la suma con un ascendente Ciudadanos da para gobernar con la ayuda de Vox, que así sea.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.