www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Mikael Niemi: Cocinar un oso

domingo 16 de junio de 2019, 17:09h
Mikael Niemi: Cocinar un oso

Traducción de Martin Lexell y Mónica Corral Frías. Seix Barral. Barcelona, 2019. 511 páginas. 21,50 €. Libro electrónico: 12,99 €

Por Federico Aguilar

El escritor sueco Mikael Niemi (Pajala, Norrbotten, 1959) debutó en la novelística con una novela con ciertos ecos de autoficción centrada en un personaje, Matti, que creció en la Pajala de los años sesenta del pasado siglo. Con Un rock’n’roll en el Ártico, Niemi alcanzó un gran éxito, y su novela fue un best seller en su país, lo que propició su traducción a más de treinta idiomas y despertó el interés por su autor. Un interés que se acrecentó por títulos posteriores y que, sin duda, se consolidará con la que ahora acaba de ver la luz en español: Cocinar un oso.

Con Cocinar un oso, podemos inscribir a Mikael Niemi en la línea de los thriller que nos llegan de los países del frío -con el carismático Stieg Larsson y su célebre trilogía Milleninum a la cabeza-, pero, en este caso, con una concepción diferente al cruzar el noir con la novela histórica, con el referente de la exitosa El nombre de la rosa, de Umberto Eco, que dio un giro a este tipo de narraciones. Si, recordemos, el protagonista de la novela de Eco era el fraile franciscano Guillermo de Baskerville -con reminiscencias del también religioso y pensador Guillermo de Ockham, que existió realmente, cruzadas con características de Sherlok Holmes.-, acompañado por su pupilo Adso de Melk, en Cocinar un oso nos encontramos con el pastor luterano Lars Levi Laestadius, figura real nacida en la Laponia sueca en 1800, y su discípulo, Jussi, un joven perteneciente a la discriminada minoría sami de los países nórdicos, al que Lars Levi Laestadius adaptó prácticamente como su hijo, tras ser abandonado por sus padres.

Cocinar un oso nos sitúa en el verano de 1852 en el norte de Suecia. Lars Levi Læstadius y Jussi, quienes mantienen interesantes diálogos de cierta raigambre socrática, están paseando por el bosque y encuentran el cadáver de una joven, poco antes desaparecida. Todo parece apuntar a que la muchacha ha sido atacada por un oso, en una brutal arremetida que le produjo la muerte. La hipótesis del oso es certificada por un juez y aceptada con gran alivio por toda la comunidad que, así, no tiene que enfrentarse a la posibilidad de que entre ellos se agazape un cruel asesino.

Pero Lars Levi Læstadius, con grandes dotes de observación desarrolladas en sus exámenes de la naturaleza en el campo, no comparte esa tranquilizadora tesis. Algo que se confirma al producirse un nuevo ataque a otra joven, que, en este caso, se achaca a un extranjero, quizá un vagabundo. Cualquiera, menos aceptar que el criminal pueda ser alguien del propio pueblo. Lars Levi Læstadius y Jussi, trasmutados en improvisados y singulares detectives, nos servirán una investigación llena de sorpresas.

Con toques de novela de formación -el joven Jussi va aprendiendo la dureza de la vida y el poder de las oscuras zonas que anidan en el corazón humano-, Cocinar un oso nos plantea, a la postre, el enigmático problema del mal, mediante una absorbente trama, escrita con un estilo más que eficaz.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios