www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Jennifer Egan: Manhattan Beach

domingo 16 de junio de 2019, 17:12h
Jennifer Egan: Manhattan Beach

Traducción de Carles Andreu. Salamandra. Barcelona, 2019. 480 páginas. 23 €. Libro electrónico: 14,24 €

Por Luisa Martínez

En 2011 la periodista y escritora norteamericana Jennifer Egan (Chaicago, 1962) se alzó con el premio Pulitzer con su novela El tiempo es un canalla, al que que ese mismo año se sumó el National Book Critics Circle Award. Distinciones que certificaban la excelencia de Egan como narradora, manifestada asimismo por sus cuentos, aparecidos en publicaciones de gran prestigio como The New Yorker, Harper’s Magazine, Granta y The New York Times Magazine. Una excelencia que podemos volver a comprobar ahora en su quinta libro de ficción, Manhattan Beach.

Manhattan Beach se ambienta primero en los años de la Gran Depresión y después da un salto a la Segunda Guerra Mundial -se aprecia una sólida documentación de fondo-, momento decisivo en la incorporación de las mujeres al mercado laboral. Su escenario es Nueva York, pero no la rutilante Gran Manzana de los rascacielos, los negocios de Wall Street y el glamur de Broadway. Por el contrario, Egan se adentra en el espacio portuario: los muelles del West Side y los astilleros de Brooklyn. Por allí se entremezclan gentes de muy diversa condición, aunque hermanadas en la lucha por la vida. Y por vida lucha la protagonista de la novela, Anna Kerrigan, una decidida joven que llegará a convertirse en una de las pioneras en participar en arriesgadas misiones submarinas, un mundo, este del submarinismo, que será reflejado con profusión y que, en cierta medida, se convierte en metáfora de Anna Kerrigan, que no duda en ir al fondo de sí misma.

Pero antes de eso habrá un momento en su existencia que es decisivo, con el que se abre la novela, y que Anna recordará mucho después. Se trata de la visita que, en 1934, realiza su padre a Dexter Styles, que vive en una lujosa mansión en Manhattan Beach, producto de su actividad como propietario de numerosos club nocturnos, donde muchos, golpeados por la crisis, tratan de ahogar sus penas. Anna no asiste a la entrevista de su padre -prácticamente en la ruina como consecuencia de la Depresión- con el magnate del hampa.

Solo tiempo después conocerá su contenido -no haremos spoiler-, cuando su padre misteriosamente desaparece y Anna tiene que tomar las riendas para sacar adelante a la familia. En la novela se entrecruzan tramas, vidas y secretos, en un gran fresco que no deja de ser un tributo a Nueva York, y cuyas piezas Jennifer Egan domina completando y resolviendo un puzle perfecto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios