www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS PORTADAS DEL DÍA

¿Un Gorbachov para China?

lunes 17 de junio de 2019, 09:21h

El Mundo afirma que “Crece la presión interna para que Rivera frene el giro a la derecha de Ciudadanos”, mientras “Iglesias cede ante los críticos y acepta debatir el futuro político de Podemos”.

Entre sus firmas destaca la de Luis María Anson que dedica su ‘Canela fina’ a Almeida, nuevo alcalde de Madrid. Y lo hace con memoria: “Pablo Martínez-Almeida, abuelo del nuevo alcalde, organizaba todas las semanas en su casa de Lagasca, luego de Abascal, un encuentro de personas que trabajaban con no poco riesgo contra la dictadura de Franco”. No esconde su contento: “Ni puedo ni quiero ocultar mi satisfacción al celebrar la noticia de que un nieto de Pablo Martínez-Almeida es el nuevo alcalde de Madrid”, escribe.

En las mismas páginas, Federico Jiménez Losantos, desengañado: “Si la gestión del nuevo Gobierno andaluz mostró la madurez del joven equipo casadista, los complicadísimos pactos municipales y autonómicos han demostrado la fiabilidad del PP frente a las ocurrencias y disparates de Ciudadanos y, al final, de Vox”.

La Razón afirma que “Los pactos locales complican la investidura de Sánchez”. Al otro lado, “Álvarez de Toledo se refuerza para ser portavoz del PP”.

Alfonso Ussía valora la gestión de ‘Kichi’ y Teresa Rodríguez con un cierto tono condescendiente. Aparece el tópico de la vagancia: “Ahora, sólo es necesario que ‘Kichi’ trabaje mejor por Cádiz, desligándose de rencores y madrugando un poquito más”. Sin embargo, tópico sobre tópico, reconoce el carácter gaditano de la victoria electoral del alcalde: “Allí, la simpatía, se valora y funciona”.

El País afirma que “Ciudadanos acepta que el PP entregue a Vox juntas municipales en Madrid”. En las páginas del periódico que se vende como ‘global’ aparece una Almudena Grandes que redondea esta información con un cotilleo: PSOE y Ahora Madrid le ofrecieron sus votos a PP y Cs para que Vox no entrara en la alcaldía. Escribe: “Ciudadanos no aceptó, ni siquiera consideró la oferta con detenimiento. Ya habían elegido formar parte de un Gobierno que nadie debería llamar de centroderecha, porque el centro no se ve por ninguna parte. En Madrid va a gobernar la derecha con la extrema derecha”.

ABC asegura, con una fotografía de tres gimnastas con la Puerta de Alcalá de fondo, que “Almeida recupera el sueño olímpico para Madrid”. Dice que el “flamante alcalde de la capital de España” iniciará una ronda de contactos con todos los grupos políticos y sectores implicados para preparar la candidatura a los Juegos de 2032.

Guy Sorman abre una ventana en este diario más allá del localismo. Habla de China, que se enfrenta a una oleada de protestas de opositores. “Nuestra preocupación no deberían ser los chinos, sino el régimen comunista chino, que no es lo mismo. La guerra contra China no debe ser comercial, sino ideológica. Deberíamos apoyar a los rebeldes de Hong Kong, a los uigures, a los tibetanos exiliados y a los periodistas y los abogados encarcelados por Pekín. No lo hacemos o lo hacemos poco”. Sugiere que pueda existir “un Gorbachov local”.

En estas mismas páginas Ignacio Camacho saca la bola de cristal. En su opinión estamos ante “el prólogo de una operación de propaganda a gran escala para depositar en Ciudadanos la responsabilidad de que Sánchez no tenga más remedio, el pobre, que entregar la llave de su Gobierno a los separatistas y Podemos”. Habla de doble moral: “Sánchez puede pactar, como ya hizo, con todos los enemigos de la Constitución y seguir pasando por moderado, pero Casado y Rivera, sin hacerlo, carecen de derecho al mismo trato”.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios