www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La fingida moderación de Sánchez en Europa

lunes 17 de junio de 2019, 11:14h

Apenas se conocieron los resultados de las elecciones europeas, Sánchez agarró el Falcon y se plantó en París. Allí visitó al centrista liberal Macron. Se trata de un mero gesto, pero que esconde una voluntad política clara. El presidente en funciones quería revestirse de europeísmo y trazar una alianza entre socialistas y liberales para desbancar al Partido Popular Europeo de Angela Merkel de las instituciones comunitarias.

Lo cierto es que el panorama político europeo le viene a pedir de boca al presidente Sánchez. Los desmanes de la Italia populista y eurófoba de Matteo Salvini han logrado colar como aceptables unos presupuestos atiborrados de despilfarro y sustentados en unos impuestos confiscatorios que, en otras circunstancias, habrían valido una amonestación por parte de Bruselas. Ante el avance de la extrema derecha y el populismo, Sánchez, que en España pretende aliarse con los separatistas y Podemos, se presenta como un salvador centrista de puertas afuera.

Bien es cierto que algunos de los nombres que suenan para ocupar puestos de importancia en la estructura de poder europea son personas de acreditado prestigio. Josep Borrell, ministro sagaz y dique de contención del secesionismo en Cataluña, aspira a la vicepresidencia de la Comisión Europea. Ya fue presidente del Parlamento Europeo y los entresijos de la política europea no le son ajenos. Como tampoco lo son para Nadia Calviño, donde ha desempeñado diversos cargos de la rama económica.

Sea como fuere, Sánchez se presenta en Europea como uno de los puntales de la socialdemocracia europea, presto a negociar con los liberales con tal de desbancar a los populares europeos del poder, mientras en España planea aliarse con los más rancios populistas con tal de mantener su residencia en La Moncloa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(5)

+

1 comentarios