www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 2

Copa América. Armani no puede sacar a Argentina del hoyo ante Paraguay | 1-1

Copa América. Armani no puede sacar a Argentina del hoyo ante Paraguay | 1-1
Ampliar
jueves 20 de junio de 2019, 04:33h
El portero de River paró un penalti y salvó a los suyos. Messi empató gracias al VAR.

Argentina y Lionel Messi se retroalimentan. Y el jugador del Fútbol Club Barcelona está lejos de su mejor nivel de juego y de autoestima. Así las cosas, con un partido pegajoso ante Paraguay por delante, el seleccionador Lionel Scaloni decidió buscar una convulsión en su once inicial, apostando por el hambre de los menos habituales. Hizo cuatro cambios con respecto al infructuoso debut ante Colombia: entraron Casco, De Paul, Pereyra y Laurato Martínez, y se quedaron en el banco Di María, Agüero, Saravia y Guido Rodríguez. Y el movimiento no funcionó en todo el primer acto.

A pesar de que a las primeras de cambio Messi recuperó un balón, aceleró y puso un centro que no encontró rematador. A partir de ahí sólo la irreguar influencia de Lo Celso como generador de fútbol entre líneas pintaría de color el plomizo devenir de la Albiceleste. Los paraguayos superpoblaron la zona central, se atrincheraron en su campo y neutralizaron al genio azulgrana, apático con el paso de los minutos. Colapsar los pasillos centrales les bastó para defender con placidez. Al tiempo, las seis variantes inyectadas por el seleccionador del bloque guaraní, Eduardo Berizzo, cumplían con ortodoxia el plan de cierre y contragolpe.

Sería subrayado el mediapunta del Newcastle Miguel Almirón. Su actitud vertical y movilidad rompieron a la favorita, falta de equilibrio, casi tras cada pérdida adelantada del sistema pensado por Scaloni. De hecho, a pesar de venir de tirar por la borda un 2-0 ante Catar, Paraguay mostró carácter y personalidad para no caer en el pelotazo, acomplejando cada vez más a un Argentina en la que De Paul y Pereyra no desbordaron y el juego colectivo volvió a sollozar. Y en esa inercia avisaría Derlis González. Se desmarcó para recibir un pase largo y conectar un derechazo cruzado que, tras ser desviado por Tagliafico, lamió la madera defendida por Armani. El susto recoró a los argentinos su falibilidad. Y dio convicción a sus contrincantes.

Con Santander, gigantón, peleándose por bajar cueros con Otamendi, fueron adelantando líneas y creyendo más en su circulación de la redonda como herramienta para hacer daño. El lanzamiento de falta de Messi, desde la frontal del área y flácido, a las manos de Fernández, supondría una mera anécdota. Constituiría el único intento del combinado llamado a la gloria hasta el descanso. Los paraguayos, duros y consistentes en el repliegue, rematarían cinco veces. En una de ellas, en el minuto 37, Almirón retrató la indolencia de varios jugadores rivales -superó a Lo Celso, Paredes y De Paul en una galopada pegada a la banda- y centró para el chut a la red de Richard Sánchez, sin marca.

Con el 1-0, merecido pues se jugaba a lo que quería Berizzo, Argentina sentiría el familiar temblor de piernas. Y en el minuto 44 a punto estuvo de sentenciar su paso por esta Copa América. Un balón dividido descubrió a Armani muy lejos de su arco. El portero salió para despejar el balón largo guaraní, pero fallo en el control y asestó una patada a la altura de la cintura a González. Se congelaría la tribuna y el VAR tiró una soga a la delegación argentina, pues sólo castigó al portero con tarjeta amarilla. El desastre ya tenía cara y estaba sobrevolando el césped del Mineirao de Belo Horizonte.

Ante ese paisaje, Scaloni -pleno de seguridad o pagando su condición de novato- volvió a hacer un cambio antes del comienzo del segundo acto. En esta ocasión dio entrada a Agüero y señaló a Pereyra -jugador del Watford transparente-. La presencia del 'Kun' y de Lautaro Martínez en punta, con Messi retrasando su zona de acción, sembró una metamorfosis que benefició a las sensaciones de la Albiceleste. Nunca se soltarían del mar de imprecisiones, mas arrinconarían a los oponentes con más vehemencia y fluidez. Salieron a la reanudación con un nivel de revoluciones más alto y recogerían fruto con celeridad.

Un balón aéreo fue cazado por Agüero sobre la línea de fondo, con toda la técnica imaginable. El delantero del Manchester City apuró y centró atrás. Remataría Lautaro al larguero y Messi capturó el rechace para erosionar los guantes del 'Gato' Fernández, que desvió a córner el zurdazo del '10'. En cambio, nada de eso valdría, pues irrumpió el VAR para dar a Argentina lo que le negó a Brasil el martes. La tecnología hizo entender al colegiado que hubo mano de Iván Piris en el derechazo emitido por Lautaro. Y Messi embocó la pena máxima para firmar el 1-1 -minuto 57-. La dirección del viento aparentaba, de repente, una remontada y catarsis argentina.

Los favoritos tençian la pelota, jugaban en la cancha rival de forma sostenida y rondaban la mediapunta. Sólo adolecían de precisión y coordinación en la asistencia de gol y en el pase anterior al último pase. Porque Messi no resultaría decisivo en este sentido. Una vez más. Y Lo Celso se había oscurecido. Y, para más inri en la impotencia que renacía en las filas del conjunto dos veces campeón del Mundial, en el 62 de juego Otamendi cometió un penalti infantil sobre Derlis González. El mediapunta paraguayo asumió la responsabilidad y Armani se lució, salvando a los suyos con una estirada sensacional. No frenaría ahí el protagonismo del meta de River, que sacó un lanzamiento de falta potente de Matías Rojas en el 83.

La contrarreloj a la que volvió a abocarse Argentina tampoco finalizaría bien este jueves. Berizzo apuntaló su retaguardia -sentó al inspirado Almirón, González y a Santander para incluir a un sonrojante Óscar Romero, a Celso Ruiz y a Escoba-. Y Scaloni recurriría a Di María y a Matías Suárez -se fueron los desacertados De Paul y Lautaro-. Poco o nada aportarían estos dos peones en un desenlace en el que Messi no estuvo ni cerca de crear peligro. En definitiva, Paraguay ganó un punto y espera que Colombia sea indulgente en la última jornada -se enfrentarán, con los cafeteros ya clasificados-. La Albiceleste quedó a expensas de otros para pasar de ronda. Con todo merecimiento. Su estrella no se rebela contra su ensimismamiento y la lógica coral naufraga siempre. El presente les coloca en la última plaza de su grupo, por detrás de Catar.

- Ficha técnica:

1. Argentina: Franco Armani; Milton Casco, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Roberto Pereyra (m.46, Sergio Agüero), Giovani Lo Celso, Leandro Paredes, Rodrigo De Paul (m.87, Matías Suárez); Lionel Messi y Lautaro Martínez (m.67, Ángel Di María).

Seleccionador: Lionel Scaloni

1. Paraguay: Roberto Junior Fernández; Iván Piris, Gustavo Gómez, Junior Alonso, Santiago Arzamendia; Rodrigo Rojas, Richard Sánchez, Miguel Almirón (m.86, Celso Ortiz), Matías Rojas; Derlis González (m.89, Juan Escoba) y Federico Santander (m.71, Óscar Romero).

Seleccionador: Eduardo Berizzo.

Goles: 0-1, m.37: Richard Sánchez. 1-1, m.57: Lionel Messi.

Árbitro: el brasileño Wilton Sampaio amonestó a Gómez, Rodrigo Rojas y Piris, por Paraguay, y a Tagliafico y Otamendi por Argentina.

Incidencias: partido de la segunda jornada del Grupo B de la Copa América, jugado en el estadio Mineirao de Belo Horizonte ante 35.265 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.