www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 3

Copa América. Argentina tampoco enamora ante Catar pero llega a cuartos | 0-2

Copa América. Argentina tampoco enamora ante Catar pero llega a cuartos | 0-2
Ampliar
domingo 23 de junio de 2019, 23:02h
Los goles de Lautaron Martínez y Agüero evitaron la catástrofe del conjunto americano.

Argentina empezaba la tercera jornada del Grupo B de la Copa América con peligo de debacle. Una amenaza real de ser eliminados a las primeras de cambio si no ganaban a Catar y Colombia le hacía un guiño interesado a Paraguay en el otro duelo que se jugaba de manera simultanea. Las dudas de juego y convicción que ha arrastrdo la Albiceleste iban a ponerse a prueba ante un conjunto más competitivo de lo esperado, pero falto de puntería y capacidad para generar ocasiones claras.

Por todo ello, Lionel Scaloni decidió, finalmente, apostar por un 4-3-3 ofensivo en el que Lionel Messi ejercería como mediapunta, con Lautaron Martínez y Sergio Agüero por delante. Tenía que meter goles y los peones usados hasta el momento en la medular equilibrada no habían dado resultado. Ni mucho menos. Así que el seleccionador moriría con un dibujo más ambicioso -que sólo había puesto en práctica en los últimos minitos del duelo precedente, en el que empataron ante los guaranís-. De Paul, Paredes y Lo Celso se mantenían en el centro del campo y Renzo Saravia y Juan Foyth ocuparon los roles de zaguero y lateral diestro.

Y los lationamericanos saltaron al verde con la actitud convencida de su calidad y pegada. Impusieron un ritmo alto, reclamaron la pelota por medio de un ardor posicional no visto hasta la fecha y se lanzaron a por el gol desde el primer pestañeo. Reaccionaron con personalidad a la tesitura resbaladiza y en los cinco primeros minutos ya habían chutado tres veces con veneno sobre el arco defendido por Saad Al Sheeb. Carburaba la nueva actitud argentina, desprovista de complejos y amarres, y en ese quinto minito Lautaro hizo diana y allanó el resto de la contienda. El delantero del Inter captó un error grosero de la salida de juego rival para pegar al poste su disparo certero.

Respiraba la Albiceleste, pero su autoestima renacida se iría diluyendo con la ventaja precoz. Y es que la inconsistencia en el esfuerzo colectivo y la concentración regresó para dar alas a una selección catarí que empezaría a jugarle a la doble campeona del Mundial sin respeto, buscando las cosquillas en vuelo. Ajustó el conjunto entrenado por el español Félix Sánchez, afanándose en negar la recepción del cuero a Messi y con esa argucia, manida, les bastó para apagar el fluir oponente. Y el coloso se nubló por enésima vez. Catar competía con zaga de cinco centrales y un modelo de robo y salida, por lo que el refresco de las imprecisiones argentinas les alimentó el guión.

Le costaría mucho volver a llegar con peligro a los favoritos antes del descanso. Sólo se registrarían un lanzamiento del 'Kun' demasiado cruzado y un testarazo de Otamendi. La humilde selección oriental fue creciendo en base a lo dubitativo del conocido plan Messidependiente ajeno y sus avances por las bandas sonrojarían al achique de Saravia y Tagliafico, desasistidos por Lo Celso y De Paul. Eso sí, los cataríes no gozaban de la calidad para definir en tres cuartos de cancha y sus aproximaciones más puntiagudas se resolvieron con sendos fueras de juego. A pesar del resultado, se estabaja jugando como había planeado Félix Sánchez y el cuerpo técnico de la delegación emiratí.

Scaloni quiso responder a la incertidumbre en la que cayeron sus futbolistas -el marcador era muy corto- y sentó a Lo Celso para dar entrada a Marcos Acuña. Un movimiento defensivo para contener a Catar y que no peligrara tanto la victoria, tratando de amarrar las contras rivales. Así está Argentina en este lustro. Cualquiera la hace temblar. Y este domingo le tocó a una de las invitadas a esta Copa América gozar del escenario para hacer historia en su fútbol. Pero el cambio táctico y el orgullo llevaron a la Albiceleste a volver a acelerar, cohesionarse y a apuntar a la portería catarí por medio de la posesión. Y Agüero pudo sentenciar varias veces -se topó con un defensor, con el meta y con su mal tino en tres ocasiones muy claras-. Mas, en el 82 dio en el clavo, al fin. El punta del Manchester City se fue de sus marcadores con un cambio de ritmo característico y cruzó su remate hacia las mallas.

Con la anhelada victoria certificada con mucho más sufrimiento e intriga de lo pronosticable, Argentina quemaría los minutos finales tratando de contentar a su estrella. Messi intentaría anotar su gol, pero no está acertado en este torneo y no embocó un remate desde dentro del área, sin oposición. En todo caso, volverá a intentarlo ante Venezuela, en los cuartos de final. En esa instancia se examinarán ante uno de los equipos más competitivos y defensivos del campeonato, que ha planteado problemas serios a Brasil -arrancó un 0-0-. Scaloni tiene mucho trabajo antes de que le venga un conjunto más trabajado y de mayor nivel individual que Catar. Con un solo triunfo en los primeros tres partidos. Tiene cuatro días para ajustar antes de volver al paseo por el abismo familiar. Esa vez en Maracaná, estadio en el que Messi perdió el Mundial ante Alemania en 2014.

- Ficha técnica:

0 - Catar: Saad Al Sheeb; Pedro Correia (m.85, Hamid Khaleffa), Bassam Al Rawi, Boualem Khoukhi, Salem Al Hajri (m.77, Abdullah Alahrak), Tarek Salman; Karim Boudiaf, Abdelaziz Mohamed, Hassan Al Heidos; Akram Afif y Almoez Abdulla.

Seleccionador: Félix Sánchez.

2 - Argentina: Franco Armani; Renzo Saravia, Juan Foyth (m.87, Germán Pezzella), Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes, Giovani Lo Celso (m.57, Marcos Acuña); Lionel Messi, Sergio Agüero y Lautaro Martínez (m.76, Paulo Dybala).

Seleccionador: Lionel Scaloni.

Goles: 0-1, m.5: Lautaro Martínez. 0-2, m.82: Lautaro Martínez.

Árbitro: el chileno Julio Bascuñán amonestó a Giovani Lo Celso (m.42), Juan Foyth (m.45), Almoez Abdulla (m.51), Lionel Scaloni (m.65), Karim Boudiaf (m.76) y Abdullah Alahrak (m.90).

Incidencias: partido de la tercera y última jornada de la fase de grupos de la Copa América, disputado en el estadio Arena do Grêmio ante 39.100 espectadores. Terreno de juego con escaso césped en algunos sectores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.