www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Mundial femenino. España roza la gesta ante Estados Unidos y cae con polémica

Mundial femenino. España roza la gesta ante Estados Unidos y cae con polémica
Ampliar
lunes 24 de junio de 2019, 20:00h
Un penalti muy dudoso congeló la sobresaliente mejoría del combinado español, que perdió por la mínima (1-2) y jugando más que las americanas.

La selección femenina de fútbol se dispuso este lunes a poner la guinda a la histórica actuación que ha venido trazando en el Mundial de Francia. Llegar a los octavos de final ya representaba una gesta y se se accedía a cuartos sería una hazaña sobresaleinte, pues habrían de vencer a Estados Unidos, la vigente campeona y una de las principales favoritas a ganar todo torneo en el que participen. No iba a ser fácil, pero en la previa se anunció que las jugadoras iban a dejarlo todo en el verde para equilibrar la relación de fuerzas. Y así sería.

Aunque golpearon temprano las norteamericanas, España no torció el gesto y se mantuvo en el plan trazado por el seleccionador Jorge Vilda, que reformuló su apuesta para dar preponderancia a lo muscular y al tacticismo, relegando a un segundo plano el buen pie y la posesión. No obstante, se iban a enfrentar a uno de los equipos nacionales que mejor combinan, con mayor velocidad juegan y que derrochan una potencia anatómica que muy pocas escuadras igualan.

Ante semejante desafío primaría en la hoja de ruta el rigor y el ardor intenso de la brega por cada pelota. Y así navegaría con éxito el conjunto español durante los 90 minutos. Les tocó remar duro desde emprano, pues en el séptimo minuto Mapi León asestó un pistón a Tobin Heath dentro del área. La árbitro pitó penalti y la encargada de transformarlo fue la especialista, Megan Rapinoe. Ambas jugadoras suponían el principal quebradero de cabeza para las españolas, pegadas a las bandas. Por ello en la medular figuraban Vicky Losada, Patri Guijarro y Virginia Torrecilla. Se necesitaban ayudas a las laterales y sudor en la presión, con Alexia Putellas y Lucía García apretando arriba.

Y precisamente de una maniobra de presión a la salida de juego combinativa de Estados Unidos nació el empate, casi inmediato. La portero Alyssa Naeher sacó en corto y Becky Sauerbrunn se confió. Lucía García le robó el cuero en la frontal de su área y Jenni Hermoso tradujo la sensacional soga táctica en el 1-1. La delantera dibujaría un derechazo que se coló, en parábola casi de vaselina, pegada al poste de una de las porterías del estadio de Reims. Para respiro español -minuto 9-.

A partir de ahí el escuadrón nacional se lo creyó, con las líneas bien cohesionadas, y no se alteraría ni con la lesión de Vicky Losada -golpeada en un ojo y suplida por Nahikari García-. El seleccionador viró el dibujo hacia un 4-2-3-1 y fueron capaces de amoldarse sobre la marcha y seguir rindiendo como un sistema rocoso, que sólo padecía con alguna escapada de Crystal Dunn desde el lateral zurdo o cuando Rose Lavelle se filtraba entre líneas. Sin duda, esta jugadora resultaría la más dañina.

Las norteamericanas superaban en físico, experiencia y en técnica a sus rivales, pero las españolas se plantaron desde el colectivo y gestionarían la igualada brillando en las labores de achique. Eso sí, les faltaría concreción en los metros finales para uniformar sus salidas a la contra en una verdadera amenaza a tener en cuenta. Aún así, ganaron el descanso con comodidad, legitimando el crecimiento del fútbol fememino en nuestro país por medio de un ejercicio de competitividad que ahogaría a un peso pesado de este deporte.

Y el segundo acto se quemaría sin variaciones en un devenir denso, en el que las llamadar a crear y a golear estaban amarradas por el sudor y la ilusión de las aspirantes a firmar una campanada legendaria. La goleadora Alex Morgan, mermada, no gozó de alimento y ni el cansancio complicaría al físico mñas erosionado de las nacionales. Con el público del Auguste Delaune en contra, las españolas se aferraban a sus opciones y cumplieron la idea de llegar con opciones de abrazar la gloria al desenlace del minutaje. Lo que no estaba en la trama pensada era que Lavelle se dejara caer en el área ante una patada al aire de Virginia Torrecilla. Ni que el VAR y la colegiada resolvieran la acción como penalti. En el 75, Rapinoe firmaría su doblete y dio a su selección el acceso a los cuartos. Con toda la polémica imaginable. España, sin capacidad de maniobra ofensiva, murió de pie y con la sonrisa de la que se sabe pionera. Hoy perdieron por poco, mañana quizá sean ellas las que canten victoria.


- Ficha técnica:

1 - España: Sandra Paños; Marta Corredera, Irene Paredes, Mapi León, Leila Ouahabi; Vicky Losada (Nahikari García, min. 31), Virginia Torrecilla (Mariona Caldentey, min. 83), Patri Guijarro; Alexia Putellas (Andrea Falcón, min. 78), Jenni Hermoso y Lucía García.

2 - Estados Unidos: Alyssa Naeher; Kelley O'Hara, Abby Dahlkemper, Becky Sauerbrunn, Crystal Dunn; Rose Lavelle (Lindsey Horan, min. 88), Julie Ertz, Samantha Mewis; Tobin Heath, Alex Morgan (Carli Lloyd, min. 86) y Megan Rapinoe (Christen Press, min. 90+6).

Goles: 0-1, min. 6, Rapinoe (p); 1-1, min. 9, Hermoso; 1-2, min. 75, Rapinoe (p).

Árbitra: Katalin Kulcsar (HUN). Amonestó a Rapinoe (min. 37) y Paredes (min. 85).

Incidencias: partido entre las selecciones femeninas de fútbol de España y Estados Unidos, correspondiente a los octavos de final del Mundial de Francia, disputado en el estadio Auguste Delaune (Reims).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.