www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VOX SE EQUIVOCARÍA EN MADRID

martes 25 de junio de 2019, 11:29h
Vox tiene derecho a que le hagan caso. Ha demostrado ya en algunos municipios que puede dejar en la estacada...
Vox tiene derecho a que le hagan caso. Ha demostrado ya en algunos municipios que puede dejar en la estacada al Partido Popular como reacción ante las insolencias de Ciudadanos. Pero se equivocaría en Madrid si no apoya, incluso tapándose las narices, a Isabel Díaz Ayuso. El centro derecha ha salvado la cara en la capital de España, enmascarando el desastre electoral. Si se desarbolara lo conseguido, mal asunto para el leñador.

Los electores madrileños se revolverían contra Vox. Por razones protocolarias de atención, Abascal no puede bloquear la victoria de Díaz Ayuso y su instalación en el palacio de la Puerta del Sol. Podrá resultar muy duro el desdén de Ciudadanos, pero en política hay que tragarse muchos sapos. Isabel Díaz Ayuso significa sustraer a la izquierda el gobierno de la Comunidad madrileña. Hay escaños suficientes para darle la victoria si no falla Vox. Y Vox no puede fallar. Se haría el harakiri. Santiago Abascal está superando el sambenito de extrema derecha. Ideológicamente se mueve en el mundo de Ramiro de Maeztu y es injusto que se confeccione con él un maniqueo para golpearle sin piedad. Sus dos millones de votantes se merecen un respeto. El líder de Vox perdería la razón si fractura la negociación con Díaz Ayuso y facilita una victoria de la izquierda. Aseguran que a Santiago Abascal se le ha agotado la paciencia. Voy a recordarle al líder de Vox algo que decía aquel periodista excepcional, Manuel Aznar, abuelo del que fue presidente del Gobierno, José María Aznar: “La política es una larga paciencia, un largo, largo, saber esperar”.