www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Trump no se sienta con Sánchez

sábado 29 de junio de 2019, 07:47h

Además de paradójico, resulta cínico que el presidente del Gobierno, el autor del “no es no”, acuse a los partidos de la oposición de la parálisis política. Pedro Sánchez ha despachado con displicencia a Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. A todos les ha pedido su apoyo a cambio de nada. Pero sus raquíticos 123 escaños no impiden que el presidente exija con soberbia indisimulada que le apoyen en la primera sesión de investidura. Incluso, ha amenazado con frustrar una segunda y convocar elecciones para atemorizar a Podemos y Ciudadanos, que según las encuestas, saldrían perjudicados.

Pero la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha protagonizado en la cumbre del G-20 en Japón la anécdota más divertida, o tal vez patética, al denunciar que el bloqueo político es perjudicial para la economía española. “Lo deseable es que tengamos cuanto antes un Gobierno del PSOE, que es el que ha ganado las elecciones. Hago responsables a los otros grupos, en particular el PP y Ciudadanos, para que cuanto antes se garantice la gobernabilidad de España en beneficio de nuestra situación económica. Debemos abordar las reformas que nuestro país necesita”.

Y ahí se equivoca Calviño. Pues conociendo, por ejemplo, las medidas fiscales y laborales que Sánchez quiere “abordar”, en cuanto se apliquen esas y otras medidas, el crecimiento económico y, de paso, la creación de empleo, saldrán gravemente perjudicados. Pero lo más sorprendente es el comentario que publica El País al respecto:” La incertidumbre que rodea a la formación del Gobierno aumenta con el paso de los días. Y desconcierta a los mercados y las grandes potencias reunidas en la cumbre del G-20 en Osaka (Japón). La ministra de Economía advirtió este viernes de las consecuencias derivadas de la inestabilidad que provocaría que Sánchez no fuera investido en julio.”

Según el diario más gubernamental que nunca, la principal preocupación de los protagonistas de la Cumbre del G.20 que se celebra en Tokio es que El PP, Podemos y Ciudadanos no permitan que “míster no es no” pueda gobernar. Como pudo comprobarse, cuando Trump ordenó a Pedro Sánchez que callara la boca y se sentara lo más lejos de él. Que bastantes líos tiene ya el presidente estadounidense como para que el mandatario español se sentara a su lado y le contara sus penas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)

+
0 comentarios