www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. Los bombazos no frenan: Westbrook luchará por el anillo junto a Harden en Houston

viernes 12 de julio de 2019, 16:31h
El traspaso colosal manda a Chris Paul al erial llamado Oklahoma City Thunder.

Por si fuera poco lo que ya se ha sabido en el marcado de traspasos estival de la NBA hasta este jueves, todavía se estaba cocinando una vuelta de tuerca potente que abra, aún más, el favoritismo de cara al próximo anillo. La unión de LeBron James y Anthony Davis en los Lakers, la alianza de Kevin Durant y Kyrie Irving en los Nets y la compañía de Kawhi Leonard y Paul George en los Clippers parecía ya suficiente, pero faltaba otra muesca.

Los Warriors firmaron a D'Angelo Russell para suplir la capacidad anotadora de Durant y sus rivales en la Conferencia Oeste en este lustro no habían movido ficha. Hasta este viernes. El bombazo fue soltado con rotundidad: Russell Westbrook aterrizará en Houston para reencontrarse con James Harden y formar una de las duplas más potentes de todo el campeonato. Ya jugaron juntos en aquella plantilla joven de los Thunder que llegaron a las Finales -con Serge Ibaka y Durant en el camarín-. Ahora tratarán de repetir esa senda en Texas.

El acuerdo deja en muy mal lugar a Chris Paul, que es empaquetado hacia Oklahoma City con los derechos de selección de la primera ronda del 2014 y 2026, amén del intercambio de los del 2021 y 2025. El base, del que sabido que su relación con 'La Barba' se ha ido deteriorando hasta hacerse insostenible, se va a descubrir en un solar, con la treintena bien pasada ya y apartado del anhelo de ser campeón de la NBA alguna vez. El colofón a su trayectoria deportiva que anda buscando desde hace años.

Así, en la vorágine de traspasos los Rockets han ascendido unos peldaños en la candidatura al título. Tilman Fertitta, dueño de la franquicia de Houston, declaró a la televisión local Fox 26 lo siguiente: "Estamos muy contentos de tener a Russell Westbrook. Lo veía jugar con Oklahoma City y es muy atlético". El dirigente criticó a los suyos tras su derrota plena de impotencia ante Golden State en los playoffs pasados y prometió que construiría un bloque más fuerte.

Westbrook es, sin duda, un golpe de efecto. "Hemos conseguido a un gran jugador, pero también es cierto que damos a otra gran figura como es Chris Paul, que gracias a su aportación la franquicia tuvo dos años consecutivos con más victorias en la historia del equipo y no lo hubiésemos conseguido sin Chris Paul. Paul es increíble, y lo vamos a echar de menos", remató el dirigente, satisfecho por haber podido arrancar al MVP de 2017 de la franquicia a la que parecía estar encadenado por lealtad.

El caso es que la marcha de Paul George de los Thunder dejó al equipo muy mermado. Y no llegaron las soluciones y los recambios que pudieran motivar a Russell. Por lo que se abrió la puerta a su salida. La directiva, con el general manager Sam Presti a la cabeza, acordó la salida de Westbrook dentro del proceso de transición que están acometiendo. Un abordaje a una reconstrucción tan profunda que no tiene parangón en la NBA. Su futuro está salpicado de selecciones de primera ronda del sorteo universitario. Siete aseguradas hasta 2026, más cuatro intercambios de selecciones. Una barbaridad a largo plazo que puede vaciar las gradas de su pabellón en este lustro venidero.

Todo lo contrario que el viaje al que se han abocado los Rockets. Su dueño, empeñado en hacer un equipo que compita y gane a los Warriors, ve la oportunidad de acceder a las Finales más clara que nunca. Pues los de Oakland casi han sido descabezados -con las marchas de 'Durantula' e Iguodala-. "Siempre vamos a tratar de mejorar. Creo que esto nos convierte en un mejor equipo. Odio perder a Chris Paul, pero sentimos que hicimos lo que teníamos que hacer para convertirnos en un mejor equipo. Creo que será muy interesante y divertido. James y Russell querían jugar juntos. No tengo ninguna duda que será un año muy divertido", ha rematado Fertitta.

El impacto del advenimiento de Westbrook en cifras es evidente: los Rockets subieron de inmediato en el libro de las apuestas de Las Vegas para conseguir el título de liga y se colocaron en el cuarto puesto al pasar de 10-1 a 7-1. Sólo por detrás de Lakers, Clippers y Bucks. El base, hambriento de gloria colectiva, percibirá 171 millones de dólares restantes en su contrato de cuatro temporadas, con una opción de jugador en su último año que le valdría 47 millones extra. Lo que no está tan claro es cómo van a mezclar dos aglutinadores de bola como Harden y Westbrook en un mismo equipo. Eso es responsabilidad, desde ya, de Mike D'Antoni. Bendito problema tener que hacer conjugar a dos MVPs.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.