www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La sesión de investidura más incierta

domingo 14 de julio de 2019, 08:37h
A una semana de la sesión de investidura, ni el propio candidato sabe si será nombrado presidente del Gobierno este mes. No tiene decidido siquiera presentarse en septiembre en caso del previsible fiasco del día 22. Además de sus 123 escaños, solo tiene asegurado el del partido que lidera el pintoresco Miguel Ángel Revilla. Pero a Pedro Sánchez no le preocupa que el bloqueo de las Instituciones se eternice. Solo piensa en sus intereses personales y partidistas. De ahí, la tentación de convocar nuevas elecciones animado por los augurios de Tezanos.

El presidente en funciones está paralizado por la rocosa postura de Podemos. Sabe que si no cuenta con sus 42 escaños, se estrellará en la sesión de investidura. Y, aunque le ha costado asumirlo, es consciente del protagonismo político y personal que tendría Pablo Iglesias si entrara en el Consejo de Ministros. También es consciente Pedro Sánchez de que, de un modo u otro, tendrá que contar con los partidos separatistas para que le salgan las cuentas. Y no parece estar dispuesto a volver a peregrinar a Pedralbes; sobre todo, porque al final de nada sirve.

Solo hay un dato que puede evitar la repetición de elecciones. Según todas las previsiones, el Tribunal Supremo dictará sentencia sobre la responsabilidad de los dirigentes de la Generalidad el 1-O antes de noviembre, fecha prevista para esa segunda ronda. Y resulta fácil imaginar, que los independentistas están dispuestos a incendiar las calles en caso de que los procesados sean duramente castigados. Una situación que perjudicaría al PSOE en las urnas.

Pedro Sánchez, que el 28-A ya se veía ungido presidente sin mover un dedo, se encuentra ahora entre la espada de Podemos y la pared de repetir elecciones. Y en ambos casos, puede salir escabechado. Como proponíamos en esta sección el pasado 24 de junio, la gran jugada de Pablo Casado y, quizás de Albert Rivera, sería apoyarle en la sesión de investidura y luego pasarle cuentas cuando quiera aprobar cualquier propuesta. Pedro Sánchez se quedaría a la intemperie, con Podemos en las trincheras y los separatistas y bilduetarras, con el cuchillo entre los dientes.

Pero no ocurrirá. Pedro Sánchez tendrá que formar su Gobierno preferido, el que sabiamente bautizó Pérez Rubalcaba como el Frankenstein. Pero con acuerdos monstruosos o no, el presidente en funciones está obligado a intentar salir investido presidente del Gobierno la próxima semana. Dejarlo para septiembre es una temeridad y corre el riesgo de salir trasquilado. Y repetir elecciones, supone una irresponsabilidad. Este año, solo Tezanos debería irse de vacaciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(8)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • La sesión de investidura más incierta

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    9892 | Pontevedresa - 15/07/2019 @ 13:52:04 (GMT+1)
    ¿Así que la gran jugada del PP y Ciudadanos sería la de investir a Pedro Sánchez? Espero que no sean así de pardillos, poner a un tipo que promueve una Moción de Odio más que de censura con la hez de la política española, golpistas, bilduetarras, comunistas bolivarianos, a gobernar España, sería regalarles el poder sin merecerlo. Espero que PP, yo le dejaría de votar si tal cosa hiciera, y Ciudadanos no le faciliten a un desaprensivo sin ética gobernar España, demasiado honor para quien no se lo merece.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.