www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEGURIDAD

La Policía reclama el uso de las pistolas táser y vuelve la polémica de las "no letales"

La Policía reclama el uso de las pistolas táser y vuelve la polémica de las 'no letales'
Ampliar
(Foto: Efe)
miércoles 17 de julio de 2019, 19:48h

Las pistolas táser, capaces de provocar descargas eléctricas de 50.000 voltios, son de uso restringido para la Policía Nacional y la Guardia Civil. Sin embargo, las Fuerzas Armadas, los GEO y cuerpos locales como los Mossos d’Esquadra disponen de autorización para emplearlas en situaciones de alto riesgo.

Por esta razón, y por querer reducir los riesgos de sufrir lesiones u ocasionarlas frente a la tradicional arma de fuego, los sindicatos policiales llevan reclamando al Ministerio de Interior desde hace al menos cinco años el uso permitido de esta pistola eléctrica.

Precisamente este miércoles, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha remitido al Consejo de Policía un escrito con esta petición después del suceso que ocurrió el pasado martes en el distrito madrileño de Carabanchel, donde un agente tuvo que disparar a una zona no vital, en concreto a la cadera, a un joven armado con un cuchillo que intentó apuñalar a varios policías.

"Los táser nos ahorrarían en muchos casos tener que asumir riesgos mayores por el hecho de tener que emplear un arma de fuego", afirma Ramón Cosío, portavoz del SUP, en declaraciones a El Imparcial.

Cuando se aprieta el gatillo del táser, se disparan proyectiles con agujas que pueden penetrar hasta 5 mm en la piel y que provocan una descarga eléctrica de 50.000 voltios y 2,1 microamperios (mA) a la persona durante alrededor de cinco segundos provocando la parálisis total y momentánea de los músculos del cuerpo sin afectar a la vista, el oído ni la consciencia.

Amnistía Internacional, en contra

Aunque se trata de armas consideradas "no letales", tanto voltio asusta y se ha puesto en tela de juicio su empleo ante las discrepancias sobre las posibles consecuencias de su uso y sus efectos sobre la salud.

Según un estudio de 2012 de Amnistía Internacional, oficialmente en contra, este tipo de pistolas han provocado en diez años más de 500 muertes en Estados Unidos.

No obstante, estas estadísticas deben analizarse con mucho cuidado pues, como reconoce la propia ONG, en muchos casos el táser no fue el motivo directo y principal de las muertes. De hecho, sólo en alrededor de 60 muertes los forenses asociaban al táser como la causa o factor contribuyente.

Sobre este informe, Cosío apunta que "la utopía sería que no existiese la Policía" pero que siendo otra la realidad lo más conveniente sería que los agentes más expuestos al peligro llevasen pistola eléctrica para minimizar los riesgos tanto del oficial como del atacante.

Preguntado sobre qué tipo de táser -el que lanza dardos o el ordinario, que no dispara nada y tiene dos electrodos que sobresalen en un extremo- sería el más conveniente para el cuerpo, el representante del SUP señala que "el técnico es el único que tiene que determinar cuál es la que más se ajusta a las necesidades en función de criterios técnicos, eficacia, peligrosidad, coste...".

"Es preferible asumir el coste de las compra de estas pistolas antes que los riesgos que puede suponer el uso del arma reglamentaria en situaciones de tensión", destaca por otro lado a la vez que anuncia que van a pedir que se condecore a los compañeros que intervinieron el martes en Carabanchel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.