www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXPLORACIÓN ESPACIAL

Descubren un sistema extrasolar de bolsillo con tres atípicos planetas

Ilustración gráfica de la misión TESS observando una estrella enana M, con planetas en órbita.
Ampliar
Ilustración gráfica de la misión TESS observando una estrella enana M, con planetas en órbita. (Foto: NASA)
Eduardo Villamil
x
eduardovillamilelimparciales/16/7/16/28
lunes 29 de julio de 2019, 18:57h
Se llama TOI 270, está a 73 años luz de distancia y sus planetas, aunque más grandes que la Tierra, podrían ocupar seis veces la distancia entre Mercurio y el Sol.

Un equipo de investigadores liderado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts, y en colaboración con varias instituciones españolas, como la Universidad de Granada o el Instituto de Astrofísica de Canarias, ha hallado un nuevo sistema planetario situado más allá del sistema solar.

El descubrimiento, que se ha dado a conocer este lunes en la revista Nature Astronomy, ha sido posible gracias a los datos obtenidos por la misión Tess, de la NASA, una sonda espacial, que rastrea el cielo desde hace un año para 'cazar' exoplanetas.

El sistema extrasolar, denominado TOI 270, se encuentra a 73 años luz de distancia de la Tierra, en la constelación de Pictor. Su estrella es una enana tipo M (tranquila y fría), un 40 % más pequeña y tres veces menos caliente que el Sol. A su alrededor orbitan tres planetas: los más alejados (TOI 270 c y d) son dos gaseosos parecidos a Neptuno, aunque la mitad de grandes; y el más cercano (TOI 270 b), un planeta rocoso ligeramente mayor que la Tierra.

Si viviéramos en este sistema estelar contaríamos muchas, muchas primaveras, puesto que el planeta con la órbita más lejana tarda poco más de 11 días en orbitar alrededor de su estrella. Un año en el más interior dura apenas tres días terrestres. Precisamente por esta cercanía (14 veces la de Mercurio con respecto al Sol) los científicos creen que el planeta rocoso es demasiado caliente para albergar agua líquida y, por ende, vida. Las estimaciones más optimistas indican que la temperatura en la superficie de este astro puede superar los 254 ºC.

Infografía con las características clave del sistema TOI 270, ubicado a unos 73 años luz. (Fuente: NASA)

El tamaño importa

Pero lo que más ha llamado la atención de los investigadores es la relación de tamaños entre los tres cuerpos planetarios. En el sistema solar, por ejemplo, solo se pueden encontrar, por un lado, pequeños planetas rocosos, como Mercurio, Venus, la Tierra y Marte y, por otro, gigantes gaseosos como Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano.

"Es poco común que los planetas tengan tamaños entre 1,5 y dos veces superiores a los de la Tierra, por razones probablemente relacionadas con la manera en que se forman, pero este es un tema muy controvertido. Este es un excelente laboratorio para estudiar los márgenes de esta brecha, y nos ayudará a comprender mejor cómo se forman y evolucionan los sistemas planetarios", explica Francisco Pozuelos, investigador de la Universidad de Lieja y coautor del estudio.

Algo todavía más curioso si se tiene en cuenta lo increíblemente compacto que es este sistema. Mercurio, el planeta más cercano al Sol, se sitúa a unos 58 millones de km de distancia de nuestra estrella. Sin embargo, el más alejado de los exoplanetas de TOI 270 se encuentra seis veces más cerca, a 11 millones de km. Es decir, que seis sistemas como TOI 270 casi cabrían en el espacio que separa el Sol del primer planeta.

Según apunta el autor principal del trabajo, Maximilian Günther, que califica este sistema planetario como un 'eslabón perdido', este hallazgo "ayudará a determinar si los planetas pequeños y rocosos siguen el mismo camino de formación que los masivos y helados, o evolucionan por separado".

El sistema TOI 270 es tan compacto que, en términos de distancias, puede compararse con Júpiter y sus lunas. (Fuente: NASA)

¿Planetas por descubrir?

A pesar de que los científicos descarten que exista agua en el sistema TOI 270, no cierran la puerta a que haya otros planetas aún por descubrir. Los investigadores creen que la temperatura en la superficie de TOI 270 d, el más alejado de su estrella, ronda los 67 grados, una rareza entre los planetas en tránsito conocidos; por lo que, no sería descabellado imaginar un planeta rocoso con una órbita más amplia, cuyas condiciones posibilitasen que el agua líquida se acumulase en su superficie.

Y eso será precisamente lo que tratarán de averiguar las próximas observaciones que se llevarán a cabo el año próximo, a través del futuro telescopio espacial James Webb, con el que se esperan descubrir los primeros gemelos siderales de la Tierra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (49)    No(0)

+
0 comentarios