www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Economía para progres

Jesús Carasa Moreno
x
carasajesusgmailcom/11/11/17
https://www.jcarasa.com/
lunes 29 de julio de 2019, 20:58h

Amigos, hay que empezar de nuevo, hay que volver al principio, a Proudhon, que nos hizo la gran revelación: “La propiedad es un robo”.

No podemos seguir pensando y actuando, en el terreno económico, como en tantas cosas, como quieren esas fuerzas que oprimieron y sedujeron a nuestros mayores, creándoles una falsa moral de esfuerzo y ahorro, apropiada para sus intereses y con la que deben adoctrinarnos.

Se nos ha inculcado que la austeridad es una virtud y que debemos controlar nuestros gastos para que no superen a nuestros a ingresos. A nivel personal podéis seguir actuando a la antigua, aquellos a los que eso reporta tranquilidad a su moral pequeñoburguesa, ya manipulada, aunque hay otras opciones para equilibrar satisfacciones y desembolsos si se prescinde de las moralinas con que nos han aleccionado desde la cuna.

Pero os hablo, aquí, de la economía común, de esa inmensa riqueza creada desde nuestros tatarabuelos y requisada por unos pocos, que tratan, además, de adoctrinarnos, prepararnos e inculcarnos valores para que dediquemos nuestra vida a aumentarla. Esa riqueza la crearon aquellos, nos pertenece y debemos presionar a los que la disfrutan para que la repartan sin más dilación. Esos requisadores han inventado lo de la propiedad privada como un muro de defensa entre su opulencia y nuestras necesidades; pero nosotros debemos asaltar ese muro y satisfacer nuestras carencias, de inmediato.

Amigos, todos somos iguales y debemos seguir siéndolo. ¿Por qué hay, siempre, algunos que quieren, egoístamente, destacar sobre los demás?. No os dejéis seducir por la cantinela del mérito y el esfuerzo como método para triunfar. Eso son señuelos para uncirnos al yugo de sus carretas. No olvidéis, nunca, que el triunfador es, siempre, sospechoso.

Los ricos (rico es el que tiene más que yo) son una fuente inagotable de recursos que debemos repartir justicieramente. Por lo tanto, los oprimidos no podemos vernos agobiados por obligaciones que estén más allá de nuestras posibilidades y debemos liberarnos de las cadenas que nos atan al duro trabajo que aumenta sus riquezas.

Desde aquí un saludo a los heroicos movimientos que se dedican a defender nuestras reivindicaciones y aliviar nuestras imposibles obligaciones como pagar la hipoteca o el alquiler, los recibos de la energía, de la luz, del teléfono, si uno no puede satisfacerlos. Y como ellos nos indican, es legítimo emplear toda nuestra fuerza para oponernos al desahucio de la vivienda que habitamos y a ocupar una, si no la poseemos.

Mirad como tratan de secuestrar la economía pública, lo de todos, lo nuestro, tratando de privatizarla en busca de negocios nuevos y como los gobiernos de derechas tienen, en sus programas, los “recortes” de gastos que redundan en el empeoramiento de los servicios, además de dañar las condiciones de trabajo y de reducir el número de empleados.

Lo público es lo nuestro, lo que ya hemos conquistado y lo privado es lo de ellos, su negocio. Hay que dar por sentado y como no discutible que lo publico funciona, siempre, mejor que lo privado. Que no nos hablen de la mala marcha de la economía para hacer recortes en el. Que hagan recortes en la Policía, el Ejército, etc… Si hubiera, realmente, justicia, estos servicios serían innecesarios.

Ya veis que la avanzadilla “progresista” de nuestros pensadores ha colocado el cartel de aviso de “austercidio” a esas políticas que llevan a los gobiernos a privarnos de aquellos servicios de los que debemos gozar en justicia y que forman parte de nuestros derechos, de los que “ellos” nos quieren privar. El dinero público, que como dijo aquella economista y gran pensadora, no pertenece a nadie, está ahí para eso.

La amenaza del déficit, con el que tratan de apretarnos el cinturón, es falsa, pues han hecho la deuda pública tan enorme que todos nos debemos a todos y nunca, nadie, la pagará.

Se nos trata de inculcar que “El mercado” es la inocente suma de ahorradores que quieren conservar sus ahorros y sacarles un beneficio; pero no, amigos, “Los mercados” es el sistema que, por encima de los gobiernos, nos oprime y nos seduce para atraer y esquilmar los ahorros de los trabajadores. Es la forma de dirigir la Economía por encima de los gobiernos.

Pero, amigos, aquí mandamos nosotros que somos los “progresistas” y somos más, por lo que la razón está de nuestra parte. ¡Será por dinero!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios