www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL IBEX SE DESPLOMA

El temor a una nueva recesión hace caer las bolsas de todo el mundo

El temor a una nueva recesión hace caer las bolsas de todo el mundo
Ampliar
(Foto: Efe)
jueves 15 de agosto de 2019, 09:30h
Alemania vuelve a contraerse por la guerra comercial e incrementa el temor en la eurozona.

La Bolsa española liquidó este miércoles las ganancias anuales con una caída del 1,98 %, y ha terminado al borde de los 8.500 puntos, condicionada por el retroceso de los mercados internacionales por los malos datos económicos conocidos en China y Alemania, según expertos consultados.

El IBEX no fue el único en caer. También lo hicieron el resto de bolsas europeas y Wall Street, que cerró con fuertes pérdidas y el Dow Jones cayó un 3,05 % por el descenso en la rentabilidad de la deuda pública, que generó una breve inversión en la curva de los bonos del Tesoro a 10 y 2 años, en la que algunos analistas ven una señal de recesión.

Al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el principal indicador recortó unos notables 800,49 puntos y se situó en los 25.479,42, marcando su mayor batacazo porcentual del año.

El parqué neoyorquino tuvo una gran volatilidad y agudizó su desplome en la última media hora, presa del temor a una recesión provocado por los últimos movimientos del mercado de bonos en EE.UU. y por signos de ralentización de las economías de Alemania y China.

Esta inversión de la curva del rendimiento de los bonos públicos a corto y largo plazo genera inquietud en el mercado, ya que este fenómeno ha precedido a varias recesiones y muchos lo consideran una señal de que la economía va en picado.

Incluso el presidente Donald Trump se pronunció de manera efusiva sobre este fenómeno en Twitter: "¡LOCURA DE CURVA DE RENDIMIENTOS INVERTIDA! Deberíamos estar fácilmente recogiendo grandes recompensas y ganancias, pero la Fed (Reserva Federal) nos lo impide", añadió, aprovechando para azuzar al banco central.

Por otra parte, China divulgó que su producción industrial se expandió un 4,8 % interanual en julio, el crecimiento más lento de este indicador desde febrero de 2002, lo que evidencia la debilidad de su demanda doméstica en plena disputa comercial con EEUU.

Y no es el único país afectado por la guerra comercial, ya que a su vez Alemania informó de que la mayor economía europea se contrajo un 0,1 % en el segundo trimestre, arrastrada por el derrumbe de las exportaciones y la producción industrial, sus dos grandes pilares.

Indicadores

El producto interior bruto de la eurozona (PIB) creció un 0,2 % en el segundo trimestre, la mitad que en los tres meses previos, en un frenazo debido en buena medida a las tensiones comerciales globales que han llevado a su principal economía, Alemania, a territorio negativo.

En el conjunto de la Unión Europea el PIB aumentó un 0,2 %, tres décimas menos que en el primer trimestre, según los datos publicados este miércoles por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, que confirmaron su estimación preliminar. Si se compara con el segundo trimestre de 2018, el crecimiento fue del 1,1 % en la eurozona y del 1,3 % en la UE, también por debajo de las cotas anuales registradas entre enero y marzo (1,2 % y 1,6 %, respectivamente).

El Banco Central Europeo ya advirtió en julio de que, aunque no vaticina una recesión, está preparado para tomar nuevas medidas de estímulo, posiblemente en septiembre, para insuflar aire a la economía si es necesario, entre las que contempla una rebaja de tipos de interés o nuevas compras de bonos.

Los riesgos para la economía de la eurozona, como desde hace meses, son a la baja, y el mero hecho de que persistan las tensiones comerciales y la incertidumbre global, en particular el "brexit", supone ya una materialización de los mismos, advirtieron.

En este contexto, los últimos indicadores económicos podrían engrosar la lista de argumentos del BCE: la producción industrial cayó un importante 1,6 % en junio en la eurozona y el Indicador de Sentimiento Económico que mide la confianza bajó por segunda vez consecutiva en julio (seis décimas).

La inflación, clave para que Fráncfort actúe, bajó dos décimas en julio, a un 1,1 % muy lejano de la meta inferior pero próxima al 2 % que debe cumplir el BCE.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(2)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.