www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Diez kilómetros de vía

La calzada romana de la sierra de Guadarrama, en rehabilitación

jueves 07 de agosto de 2008, 19:30h
Numerosas personalidades han podido visitar este jueves las obras de rehabilitación de la calzada de Fuenfría, construida en el siglo III y que forma parte de la antigua Vía XXIV del Itinerario de Antonino, una carretera romana que conectaba las ciudades de Astorga y Toledo.

A la cita han acudido el director general de Patrimonio Histórico, José Luis Martínez-Almeida, así como la viceconsejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Concha Guerra, quien destacó la importancia de este proyecto para "dar a conocer el patrimonio arqueológico, a los jóvenes en especial", precisó.

Un patrimonio arqueológico que la Comunidad tiene pensado rehabilitar con el Plan de Yacimientos Visibles, que cuenta con más de veinte proyectos entre los que se incluyen las ruinas de Complutum, en Alcalá de Henares, y la necrópolis visigoda de Remedios, situada en Colmenar Viejo.

Se pensó que era del S. XVIII
La calzada romana de La Fuenfría fue "descubierta" hace apenas dos años, ya que recientes investigaciones sobre los vecinos tramos de carretera enlosados, que hasta entonces se consideraban romanos, han revelado que éstos pertenecen en realidad a un camino del siglo XVIII, construido por la monarquía borbónica para conectar El Escorial y La Granja de San Ildefonso.

La auténtica calzada romana se diferencia de la borbónica en que no está adoquinada y es que "casi ninguna calzada romana lo estaba en la realidad", advirtió el Jefe de Actuaciones Arqueológicas Javier Jiménez, sino que es de tierra sobre una base de piedra.

También difiere, añadió, en que la pendiente es mucho menor, con una media que no supera el 10 por ciento, lo cual facilitaba enormemente la ascensión de los carros que transitaban la vía.

La calzada romana cuenta además, en uno de los lados, con un 'cunetón', denominado así por su gran volumen, que tiene como propósito drenar las aguas que acumula el camino debido a las lluvias y el deshielo y llevarla a un arroyo cercano. Algo que este arqueólogo ha denominado "esencial", porque, de otro modo, "la calzada resultaría inservible la mitad del tiempo".

Esta obra dará lugar a la denominada Caminería Histórica del Valle de la Fuenfría, un conjunto de rutas con interés tanto cultural como medioambiental en el que estará presente, además de las calzadas romana y borbónica, un camino medieval que en su día sirvió para el tránsito de ganado.

La viceconsejera Concha Guerras indicó que la conclusión de los trabajos se prevé para el verano de 2009.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios