www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En la FRONTERA

Crónica religiosa: Arde la Amazonía

Crónica religiosa: Arde la Amazonía
Ampliar
(Foto: Efe)
domingo 25 de agosto de 2019, 12:31h

Ya nos lo pidió Francisco cuando comenzó su Pontificado: “a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político, social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos custodios de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro".

Una petición a la que no hemos hecho mucho caso pues en Brasil la situación especialmente grave donde solo en 2019, las “queimadas” se han incrementado en un 82% ,hasta llegar a un total de 71.497 incendios, el 54% de los cuales se produce en territorio amazónico.

Por eso Manos Unidas ha querido manifestar su preocupación “por la gravedad de esta tragedia que no solo es de impacto local, ni siquiera regional sino de proporciones planetarias”. “A los hermanos pueblos indígenas que habitan este amado territorio, les expresamos toda nuestra cercanía y unimos nuestra voz a la suya para gritar al mundo por la solidaridad y la pronta atención para detener esta devastación. Lo que le pasa al Amazonas no es un asunto solo local sino de alcance global. Si el Amazonas sufre, el mundo sufre”.

También el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), ha “levantado su voz por el Amazonas” con una nota en la que ha manifestado su” preocupación por la gravedad de esta tragedia que no solo es de impacto local, ni siquiera regional sino de proporciones planetarias”.

La nota muestra la cercanía del episcopado latinoamericano “a los hermanos pueblos indígenas que habitan este amado territorio” y con ellos quieren “gritar al mundo por la solidaridad y la pronta atención para detener esta devastación”, por lo que afirman con firmeza que “urgimos a los gobiernos de los países amazónicos, especialmente de Brasil y Bolivia, a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional a tomar serias medidas para salvar al pulmón del mundo”, algo urgente, pues hasta ahora se ha hecho poco o nada. Muchas veces por falta de medios, pero también por ineficiencia o complot con aquellos que han provocado está catástrofe.

No olvidemos, como se recoge en la nota, que “lo que le pasa al Amazonas no es un asunto solo local sino de alcance global. Si el Amazonas sufre, el mundo sufre”, lo que supone una llamada para quienes se sienten dueños exclusivos de un territorio que es de particular importancia para el futuro de todos. El empeño en destruir la Amazonía, una actitud común en casi todos los gobiernos de la región, puede tener consecuencias catastróficas, por lo que el mundo debe reaccionar de forma inmediata.

Quiero finalizar esta Crónica Religiosa semanal con una buena noticia, pues un año después de que el Papa Francisco aceptara su renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Ciudad Rodrigo, Raúl Berzosa ya tiene destino para el próximo curso 2019-2020: “Estará al servicio de la Santa Sede”, tal y como ha confirmado él mismo en un comunicado que recoge la página web de la diócesis de Ciudad Rodrigo. Finaliza así su año de retiro, durante el que estuvo seis meses en un monasterio benedictino francés y otros seis en una experiencia pastoral en Bogotá donde colaboró con el padre Yoani en la parroquia de Nuestra Señora de las Nieves. Monseñor Berzosa “ ha pedido oraciones para poder cumplir su nuevo servicio y misión en Roma” y ha mostrado “su agradecimiento sincero a sus feligreses, paisanos y a todas las personas que se ha interesado por su situación durante los últimos meses y el apoyo recibido”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.