www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Ligas europeas. El Liverpool, ahora mismo, es el equipo más brillante

Ligas europeas. El Liverpool, ahora mismo, es el equipo más brillante
Ampliar
domingo 25 de agosto de 2019, 23:25h
El Bayern resucitó, la Juve debutó con triunfo y y el PSG sufrió las lesiones de Mbappè y Cavani.

El Liverpool continúa con el pleno en la Premier y defendió su candidatura al título con una goleada ante el Arsenal (3-1) que devolvió a los 'Gunners' a la realidad de que aún no están para pelear con los grandes. Un doblete de Mohammed Salah prosiguió a un gran cabezazo de Joel Matip y rompió a un Arsenal que siempre estuvo bajo el dominio del Liverpool y que solo asustó a la contra. El Liverpool llevaba el control y el Arsenal ponía las ocasiones. Mientras que los de Jürgen Klopp amasaban casi el 80 % de la posesión, el Arsenal picaba a la contra y lo hacía con mucho peligro.

La primera para los 'Gunners' llegó cuando Adrián San Miguel, que sigue como titular ante la ausencia de Alisson Becker, tuvo un malentendido con Virgil Van Dijk y se la regaló a Aubameyang, quien intentó una vaselina errática que se marchó cerca del palo. Los centros laterales de Andy Robertson y Trent Alexander-Arnold no encontraban rematador y el Arsenal encontró el filón con Nicolás Pepé, en su primera titularidad. El ex del Lille, fichaje más caro en la historia del club de Highbury, tuvo dos para poner por delante al Arsenal. Primero, en una contra dejó tirado a Henderson y su mano a mano lo paró Adrián. Le faltó definir mejor. Segundo, tuvo un disparo desde fuera que buscó la escuadra. Salió silbando la madera.

El Arsenal había perdonado y el Liverpool le castigó, devolviéndole a la era de Arsene Wenger y recordándole que aún le falta mucho para competir a los mejores. En uno de los innumerables córneres que amasaron los 'Reds' en la primera parte, Alexander-Arnold encontró a Matip en el área que cabeceó con suficiencia para adelantar al Liverpool antes del descanso. El conjunto de Emery acusó el golpe y el show de David Luiz echó a rodar. El brasileño agarró inocentemente a Salah nada más arrancar la segunda parte y Anthony Taylor le cazó y pitó penalti. El egipcio lo ajustó al palo y sentenció el encuentro. En la siguiente que tuvo, se la volvió a liar al central brasileño. Le rompió a la carrera y resolvió cruzado ante Bernd Leno. 3-0 y partido resuelto.

Hasta el minuto 80 no dio entrada Emery a Alexandre Lacazette, ya sin Dani Ceballos en el campo y con Aubameyang y Pepé fundidos. El entrenador español pecó de conservador dejando en el banco a uno de los puntales del tridente y cuando reaccionó ya era tarde. El gol del uruguayo Lucas Torreira, aprovechando un barullo en el área, puso el tanto del honor en el casillero de unos 'Gunners' que se marchan de Anfield mejor que el año pasado cuando recibieron un sonrojante 5-1, pero con la misma sensación de impotencia. Mientras que el Liverpool se asienta en el liderato con nueve puntos, el Arsenal deja escapar el primer golpe sobre la mesa y se queda con seis.

Mientras tanto, el argentino Sergio "Kun" Agüero prolongó el despegue del Manchester City en la Premier al anotar dos de los tres goles que su equipo logró en Bournemouth (1-3), en el partido número 400 del español David Silva con la camiseta 'citizen'. La sociedad que forman el centrocampista español y el atacante sudamericano propició la primera derrota del curso del conjunto de Eddie Howe. El cuadro de Pep Guardiola, por su parte, sigue al acecho del liderato que ostenta el Liverpool, que ha logrado todos los puntos. Dos separan al City del primer puesto por el empate cosechado el pasado fin de semana ante el Tottenham.

Un cuarto de hora resistió el Bournemouth. El belga Kevin De Bruyne, dentro del área, falló en su intento de disparo pero la pelota llegó suelta a los pies de Agüero, que abrió el marcador. El City amplió su ventaja al borde del descanso. Silva, en la media luna, inventó un centro interior a Raheem Sterling, que se anticipó al portero Aaron Ramsdale para marcar el segundo. Y los daños se minimizaron para el Bournemouth en el tiempo añadido de la primera parte, cuando Harry Wilson, que debutaba como titular, ejecutó un golpe franco perfecto que superó al brasileño Ederson.

Aunque el equipo de Eddie Howe saltó al césped con otra predisposición, no hizo daño al campeón. El Manchester City sentenció a la hora de partido. Otra vez apareció Silva, que sorteó a varios defensas dentro del área. Se dejó el balón atrás pero le acompañaba Agüero. El argentino lo recogió para anotar el tercero. En el partido 400 de Silva como jugador del Manchester City el cuadro de Pep Guardiola sumó su segundo triunfo del curso. Se queda solo como perseguidor del líder, el Liverpool, con pleno de victorias. Dos puntos les separan en la clasificación.

Por otro lado, la Juventus Turín se estrenó este sábado con victoria en el campo del Parma (0-1) en la nueva temporada de la Serie A, en un partido decidido por un gol de Giorgio Chiellini que marcó el debut del entrenador Maurizio Sarri al frente del vigente campeón. Tras encadenar el pasado mayo su octavo Scudetto consecutivo, el Juventus tiró de experiencia y jerarquía para ganar su primer compromiso oficial de la temporada, en una tarde en la que el VAR anuló al portugués Cristiano la posible diana de la doble ventaja.

Sarri, que no estuvo en el banquillo a causa de una neumonía y que regresará a partir de la tercera jornada, apostó por el argentino Gonzalo Higuaín y el brasileño Douglas Costa de titulares junto a Cristiano en su primer once del año; y, aún sin tener mucho ritmo, su equipo le entregó los tres puntos. Su filosofía de juego, hecha de un fútbol ofensivo y muchas combinaciones rápidas, todavía debe ser asimilada por un Juventus que sin embargo siempre estuvo en control del partido y lo desbloqueó a los 21 minutos.

Tras dos avisos de Cristiano, primero con un derechazo desde fuera del área terminado alto y luego con un cabezazo desviado, el vigente campeón se adelantó gracias a Chiellini, quien anticipó a la defensa y empujó el balón entre las mallas tras un remate raso al suelo del brasileño Álex Sandro. El cuadro turinés cogió ritmo y saboreó durante algunos minutos el segundo tanto. En el 34, Cristiano recibió un balón de Douglas Costa, encaró a su compatriota y amigo Bruno Alves y fulminó al meta con un derechazo cruzado. Sin embargo, Douglas Costa tardó en ofrecer el balón a CR7, quien terminó en fuera de juego por cuestión de milímetros, algo que el VAR detectó para anular correctamente la diana.

El portugués, que encara su segunda temporada en el Juventus, abrió los brazos mostrando su fastidio y buscó el gol con insistencia en la reanudación, aunque chocó contra dos grandes intervenciones del portero local, Luigi Sepe, que atrapó unos potentes disparos de pierna zurda. Sarri, que estuvo en contacto con su segundo entrenador, Giovanni Martuscello, ordenó tres cambios en la segunda mitad y dio paso al francés Adrien Rabiot, incorporado gratis tras expirar su contrato con el París Saint Germain, al colombiano Juan Guillermo Cuadrado y a Federico Bernardeschi.

El argentino Paulo Dybala, que figura junto a Higuaín en la lista de las posibles salidas del club antes del cierre del mercado, estuvo los 90 minutos en el banquillo. El único susto del encuentro para el Juventus llegó en el 93, cuando el brasileño Hernani Azevedo rozó el poste con una gran falta directa desde los 25 metros. Así, el cuadro turinés empezó su temporada con buen pie, en un año en el que debe defender su dominio italiano de la presión del Nápoles y del Inter de Milán.

En Alemania, el Bayern Múnich goleó este sábado a domicilio por 0-3 al Schalke con tres goles de Robert Lewandowski en un partido que controló casi de principio a fin, si se exceptúa una breve fase en la segunda parte. El Bayern salió al campo sin el internacional español Thiago Alcántara, baja a última hora por un problema en las vértebras cervicales, ante lo que lo que el entrenador Niko Kovac intentó compensar con cambios posicionales. Joshua Kimmich dejó el lateral derecho para ocupar la posición habitual de Thiago en el centro del campo, la posición habitual de Kimmich la cubrió Benjamin Pavard; y el internacional francés ex atlético Lucas Hernández, en lugar de Pavard, formó la pareja de centrales con Nicklas Süle. El brasileño Philippe Coutinho -cedido por el Barcelona- empezó el partido en el banquillo -Kovac lo había anticipado aludiendo que todavía no estaba en su forma ideal, con lo que en la parte ofensiva no hubo modificaciones con respecto al partido de la semana pasada ante el Hertha.

El Schalke intentó presionar al Bayern y quitarle espacios pero los bávaros lograron controlar el partido desde el principio. Pese a que el Bayern no brillaba demasiado y no generaba muchas ocasiones de gol cercaba permanente el área del Schalke y cualquier fallo podía llevar a una llegada clara. En el 17, el meta del Schalke, Alexander Nubel, reaccionó con una parada excelente ante un cabezazo de Lewandowski, tras un saque de esquina lanzado por Kimmich. Tres minutos más tarde, el lateral Weston McKennie derribó a Kingsley Coman dentro del área y el penalti que resultó de ello fue convertido por Lewandowski, lo que le dio tranquilidad al Bayern.

El Schalke, a lo largo de la primera parte, sólo llegó en dos ocasiones con remates desde fuera del área de Roque Mascarell y de Amine Harit, que no representaron problema para Manuel Neuer. Y en el 50, esta vez de lanzamiento de falta directa por encima de la barrera desde 25 metros de distancia, Lewandowski marcó el segundo. El partido parecía sentenciado tras el segundo gol del Bayern y Kovac optó por hacer debutar a Coutinho y a Ivan Perisic que entraron por Thomas Müller y Serge Gnabry en el minuto 57.

Tras los cambios hubo una fase de cerca de 10 minutos en la que el Bayern perdió el control que había tenido durante buena parte del partido. El Schalke, que había ganado velocidad con el ingreso de Kutucu por Benito Raman, tuvo aproximaciones al área y creo algún desorden en la defensa del Bayern. Los jugadores del Schalke, y el público, reclamaron varios presuntos penaltis, dos de ellos con cierto fundamento, y tuvieron algunas ocasiones en saques de esquina. Sin embargo, el Bayern volvió a controlar las acciones, le quitó ritmo al partido y en el minuto 75. en un contragolpe iniciado por Corentin Tolisso, Lewandowski marcó el tercero con un remate dentro del área a centro de Coman. Pero e Borussia Dortmund sigue liderando, esta vez con otro gol de Paco Alcácer.

Finalmente, el veterano delantero camerunés Eric Maxim Choupo Moting se erigió de héroe en la goleada que el París Saint Germain endosó al Toulouse (4-0), en su encuentro de la tercera jornada de la Ligue 1. Fue un duelo plagado de contratiempos para el conjunto de Thomas Tuchel. A la ausencia de Neymar, aún a vueltas con su destino y fuera de las citaciones por el momento, se unieron las lesiones del uruguayo Edinson Cavani, al cuarto de hora, y de Kylian Mbappe, a la hora de encuentro.

Cavani salió dañado tras un choque después de una acción pro la banda izquierda. Fue sustituido por Eric Choupo-Moting, un veterano de 31 años, con una larga experiencia en el fútbol alemán, especialmente, y también en la Premier, antes de llegar, la temporada pasada, al campeón francés. Fue Maxim Choupo Moting el que desatascó el encuentro para el conjunto parisino, que afrontó el duelo con el lastre de la pasada fecha ante el Rennes. No fue capaz de doblegar al Toulouse hasta el inicio de la segunda parte. El camerunés ejecutó una gran acción individual, sorteó a varios rivales y llevó el balón a la red.

La situación se sosegó del todo a continuación, cuando el defensa del Toulouse Mathieu Goncalves envió el balón a su propia portería para ensanchar la ventaja del París Saint Germain. El cuadro de Tuchel pudo ampliar su renta pero Ángel Di María falló un penalti en el minuto 69 que perdió relevancia en cuanto Maxim Choupo Moting apareció de nuevo para aprovechar un centro del español Juan Bernat y anotar el tercero. El cuarto llegó en el tramo final. Cuando Marquinhos remató de cabeza un córner lanzado por Di María. El París Saint Germain se aproxima a la parte alta. Tercero en la tabla solo es superado por el líder, el Stade Rennes, que ha ganado todos sus partidos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.