www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESPAÑA SUMA

lunes 26 de agosto de 2019, 12:06h
No se trata de una ocurrencia de Pablo Casado. Se trata de poner los pies sobre la realidad...

No se trata de una ocurrencia de Pablo Casado. Se trata de poner los pies sobre la realidad. La ley d’Hondt condiciona los resultados electorales. En el año 2011 a Mariano Rajoy le costó cada diputado de su mayoría absoluta en el entorno de los 40.000 votos. Al Partido Comunista, enmascarado en Izquierda Unida, cerca de 500.000.

Ignorar la ley d’Hondt significa aproximarse al suicidio. Pablo Casado sabe que en alianza con Ciudadanos, y recuperando algunos votos de Vox, el resultado del centro derecha podría desbordar al PSOE. Por eso ha puesto en marcha España Suma que significa la alianza de la inteligencia y la eficacia.

Por otra parte, se puede sumar sin confundir. La posición liberal de Ciudadanos quedaría intacta. El Partido Popular mantendría su independencia ideológica. De lo que se trata es de confeccionar una alianza capaz de ganar las elecciones. Albert Rivera, sin embargo, no está por la labor. Aspira a representar al entero centro derecha y eso le conduce a intransigencias contraproducentes. El mundo liberal conservador disfruta por ahora de la incompatibilidad entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Las izquierdas unidas formarían un Frente Popular, vencedor en las urnas según las encuestas más solventes. Por eso Pablo Casado y Albert Rivera tienen el deber político de recortar aristas y alcanzar lo que esperan sus votantes: una alianza que albricie los votos de ambos partidos.