www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONTE AL FRENTE

Acuerdo en Italia entre el PD y el M5S para un Gobierno sin Salvini

Acuerdo en Italia entre el PD y el M5S para un Gobierno sin Salvini
Ampliar
miércoles 28 de agosto de 2019, 20:40h
El presidente Mattarella ha convocado este jueves a Giuseppe Conte.

Tras semanas de incertidumbre Italia empieza a respirar algo de estabilidad. Este miércoles se ha anunciado un acuerdo de gobernabilidad firmado por el Partido Demócrata (PD, centroizquierda) y el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S). Ambas formaciones formarán parte de una coalición que regirá al Ejecutivo transalpino, dejando fuera a Matteo Salvini, el principal perjudicado. Esta es la noticia que ha protagonizado la jornada en el Bel Paese.

Toda vez que se ha conocido el pacto, se ha activado el protocolo y el presidente italiano, Sergio Mattarella, encargará el jueves al dimisionario primer ministro, Giuseppe Conte, la formación de un nuevo Gobierno. El mandatario efectuará el encargo formal desde la sede de la Jefatura del Estado, sita en el afamado Palazzo del Quirinale. Así lo ha confirmado en la noche de este miércoles el portavoz de la Presidencia de la República, Giovanni Grasso.

A partir de ahí, Conte, que ha vivido un mes volcánico, habrá de aceptar el encargo de Mattarella "con reservas". Se trata de la fórmula que se suele usar en el país transalìno y que conlleva la obligatoriedad de regresar ante la presencia del jefe del Estado para comunicar si se han logrado o no los apoyos parlamentarios suficientes para gobernar. Después, Conte tendrá la labor de confeccionar la lista de ministros y, del mismo modo, compartirla con Mattarella.

Finalmente, el jefe de Estado ha decidido convocar a Conte tras haber escuchado en la segunda ronda de consultas con las formaciones políticas, que el PD y el M5S habían llegado a un acuerdo para asumir el mando gubernamental de la nación a través de la construcción de una coalición que verá a Conte como primer ministro. Y que contemplará como no faltan los escépticos, pues estos dos partidos han llegado al insulto en múltiples ocasiones en estos años de convivencia parlamentaria.

Nicola Zingaretti, secretario nacional del PD, confirmó a Mattarella que su partido estaba dispuesto a gobernar con el partido populista y, asimismo, le transmitió la voluntad de cerrar un Ejecutivo estable y, sobre todo, duradero. También le explicó que han localizado puntos en común en asuntos como el crecimiento económico basado en la legalidad y la protección del medio ambiente o, por ejemplo, en la aprobación de políticas económicas que fomenten la igualdad social, territorial, generacional y de hombres y mujeres.

Por su parte, el líder del Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, expuso que su partido "no eludirá su responsabilidad" y volvió a subrayar que fueron los más votados en las elecciones generales celebradas en marzo de 2018. Entonces llegó a alcanzar el 33% de los votos. En cambio, no quiso opinar sobre los obstáculos que han tenido que sortear en estos días de negociación. Uno de los puntos de discordia es el nombre del vicepresidente del Gobierno. El M5S quiere que sea Di Maio. mientras que el PD señala a un miembro de sus filas.

En este sentido, el propio Di Maio hizo hincapié en la intención de ambos partidos de trabajar en un programa político conjunto que sea capaz de solventar los retos y necesidades que afrontan los italianos. "Sólo después se decidirá quién estará llamado a implementar las políticas acordadas", se limitó a decir. Y reconoció que la ultraderechista Liga, su hasta ahora socio de Gobierno,ha llegado a proponerle una nueva unión, a pesar de que Salvini fue el protagonista de la crisis detonada en Roma.

El ultraderechista Salvini ha venido insistiendo en la necesidad para Italia de celebrar unas elecciones anticipadas. Se veía fuerte según las encuestas, pero la cercanía repentina del acuerdo entre el PD y el M5S le ha llevado a una caída importante. Por ello, ha atacado con dureza contra esa coalición novedosa. "Que me diga alguien, sin reírse, si el M5S y el PD pueden formar un Gobierno duradero. ¿No sería más fácil organizar una campaña electoral que dé una coalición fuerte para los próximos cinco años?", remarcó.

Se refirió en esa reflexión al intento de alianza que ha fructificado entre su partido, la Liga, la conservadora Forza Italia y los ultraconservadores Hermanos de Italia. Este tripartito habría obtenido en torno al 50% de los votos de celebrarse unos nuevos comicios en el presente. Desde Forza Italia, Silvio Berlusconi se mostró preocupado "por el peligroso escenario que está surgiendo", y Giorgia Meloni, de los ultranacionalistas Hermanos de Italia, ha llamado a salir a protestar a las calles desde que se conforme el nuevo Ejecutivo entre socialdemócratas y antisistemas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.