www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRIPTOZOOLOGÍA

¿Y si el monstruo del Lago Ness fuera en realidad una anguila gigante?

En 1934, el cazador Marmaduke Wetherell dijo haber tomado esta fotografía del monstruo. 60 años después, en 1994, el propio Wetherell confesaría que todo era un montaje. Lo que se ve en la instantánea es un submarino de juguete.
Ampliar
En 1934, el cazador Marmaduke Wetherell dijo haber tomado esta fotografía del monstruo. 60 años después, en 1994, el propio Wetherell confesaría que todo era un montaje. Lo que se ve en la instantánea es un submarino de juguete.
Eduardo Villamil
x
eduardovillamilelimparciales/16/7/16/28
jueves 05 de septiembre de 2019, 15:00h
El trabajo científico más completo hasta la fecha descarta que el mítico animal criptozoológico sea un plesiosaurio o un tiburón y abre la posibilidad a que se trate de un especimen particularmente grande de este pez alargado.

Ni plesiosaurio, ni tiburón, ni pez gato... El popular monstruo del Lago Ness, que durante siglos ha alimentado la leyenda en Escocia, podría ser en realidad una anguila europea gigante, según el último y más exhaustivo trabajo científico realizado hasta la fecha.

Desde hace décadas, las historias sobre Nessy, como se conoce popularmente al monstruo, han llenado libros, programas de televisión y películas, y han generado una gran industria turística, que cada año atrae a unos 400.000 visitantes. La historia del monstruo se remonta a hace 1.500 años cuando se dice que un misionero irlandés avistó al monstruo y, desde entonces, más de un millar de personas afirman haber visto a una bestia acuática de cuello largo y protuberancias que sobresalen del agua.

Este nuevo estudio, que ha durado un año, ha sido llevada a cabo por un equipo interdisciplinar de científicos denominado Super Natural History. A lo largo de esos 12 meses, los investigadores han recogido y analizado 250 de muestras de ADN tomadas a distintas profundidades en el propio lago, sumando todas ellas más de 500 millones de secuencias genéticas.

Sin embargo, los resultados no han sido todo lo concluyentes que a muchos les hubiese gustado, aunque sí han servido para descartar algunos candidatos clásicos, como el plesiosaurio, el esturión gigante, el pez gato o el tiburón boreal. Ninguno de estos animales ha habitado las frías y ominosas aguas del lago, según el trabajo.

Lo que sí han hallado, y en grandes cantidades, es ADN de anguila, lo cual hace que algunos barajen ya la posibilidad de que el monstruo haya sido en realidad una anguila gigante. "Nuestros datos no revelan su tamaño, pero la gran cantidad de material dice que no podemos descartar la posibilidad de que haya anguilas gigantes en el Lago Ness. Por lo tanto, no podemos descartar la posibilidad de que lo que la gente ve y cree que es el monstruo del Lago Ness podría ser una anguila gigante", ha indicado este jueves el profesor Neil Gemmell, genetista de la Universidad de Otago.

La alargada forma de este pez, que puede llegar a alcanzar los dos metros de longitud, encajaría con las descripciones de muchos de los testigos. Aunque, como subrayan los investigadores, debería tratarse de un animal al menos el doble de grande para coincidir con dichos testimonios. Ningún especimen así se ha avistado hasta la fecha.

No obstante, desde Super Natural History, han advertido de que su método no es infalible, puesto que, debido al gran volumen de agua del lago (es más caudaloso que todos los de Inglaterra y Gales, juntos) el ADN del animal podría haberse diluido hace mucho. Otra posibilidad es que sí hayan recogido muestras del supuesto monstruo, pero sus instrumentos no las hayan detectado simplemente porque no tienen nada con que compararlas en sus bases de datos.

Vivo o muerto, real o no, lo que parece claro es que, sin importar cuantos estudios científicos estén por venir, la leyenda de Nessie sobrevivirá al monstruo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (24)    No(0)

+
0 comentarios