www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GASTRONOMÍA

La sencillez de Copenhague llega a sus platos: la comida danesa más típica

La sencillez de Copenhague llega a sus platos: la comida danesa más típica
Ampliar
(Foto: Instagram: @zimtstoff )
domingo 06 de octubre de 2019, 15:42h

La gastronomía ocupa un lugar destacado en Copenhague. De hecho, está muy ligada al hygge, que es la palabra que define cómo viven los daneses y cuyo concepto los ha situado en los últimos años como el país más feliz del mundo. Lo llevan practicando desde hace dos siglos y consiste en una particular forma de entender y disfrutar de la vida haciendo planes sencillos, acogedores y relajados ya sean en soledad o buena compañía. Según los daneses, el hygge es “la sensación de bienestar más intensa”.

En la cocina, esta filosofía se traduce en elaboraciones muy humildes y con un gran respeto hacia el producto, manteniendo siempre el sabor y el buen gusto. Así, y con la ayuda de la Nueva Cocina Nórdica -que introdujo ciertas directrices en 2005 para relanzar la gastronomía de esta zona-, Copenhague se sitúa hoy en el mapa como destino culinario llegando a albergar varios restaurantes entre los mejores del mundo, como Noma.

¿Qué tiene de especial la cocina danesa?

Lo que más valoran los chefs para preparar sus cartas es la materia prima. Siempre tienen en cuenta las frutas y verduras de temporada. De hecho, no es de extrañar, que alguno tenga un huerto propio en su jardín. Una costumbre que no es exclusiva de los cocineros profesionales pues también es muy común encontrar hierbas aromáticas y verduras en las azoteas y jardineras de los vecinos, así como pequeños huertos urbanos por toda la ciudad.

El pan figura entre los alimentos más típicos, concretamente el de centeno. Los cereales junto con los huevos y el café desempeñan un papel fundamental a la hora de empezar el día en Copenhague. La capital está repleta de panaderías -hay una en cada esquina- y no es necesario salir a pasear muy temprano para disfrutar del aroma del pan y los bollos recién hechos.

Su importancia es tal que incluso los más jóvenes trabajan con cereales tradicionales y una masa de fermentación lenta y natural empleando antiguos métodos de horneado. El libro Cøpenhague. Las recetas de culto (Lunwerg Editores, 2019) señala que el rugbrød o pan de centeno es el más empleado, pese a que su elaboración es de las más complicadas. Suele acompañarse en los desayunos con productos principalmente salados como huevos -cocidos o fritos-, embutidos y quesos. No obstante, el más llamativo de todos es la “tostada” de bacalao fresco con garbanzos bañada en caldo de pescado. Un plato muy completo para empezar la mañana con energía.

Rugbrød / Cøpenhague. Las recetas de culto

El almuerzo, que en España a veces consiste en ‘comer lo primero que pillas’, no se considera una comida improvisada. “Requiere mucho esfuerzo” y se basa en sándwiches muy elaborados, salchichas, hamburguesas y, por supuesto, arenques -ya sean encurtidos, marinados, al curri o en vinagre-. En Copenhague, todo buen almuerzo debe incluir un smørrebrød (sándwich abierto). De hecho, se considera que este es el plato nacional de Dinamarca. Sus formas de elaborarlo son infinitas, pueden llevar mantequilla o mayonesa, pescado frito o salteado, huevos cortados en rodajas o en cuatro trozos… La lista es interminable, y los lugares en que se encuentra, también: “desde pequeños locales en una callejuela hasta restaurantes de lujo”. El tradicional lleva pan tostado, una hoja de lechuga rizada, tomate -a veces-, huevo duro cortado en rodajas, mayonesa o crema agria para untar, gambas cocidas, una rodaja de limón, pepino y -casi siempre- eneldo.

Smørrebrød / Cøpenhague. Las recetas de culto

Los ahumados ocupan también un lugar muy destacado en la gastronomía danesa y no podían faltar en este libro, que enseña a prepararlos y presentarlos. Los ahumados son, dicen sus autoras Christine Rudolph y Susie Theodorou, tanto platos principales como acompañamientos en otras recetas. La técnica se emplea en pescados y carnes y, según el producto, se ahúma entero o troceado.

Todavía perduran algunos ahumaderos en el centro de la ciudad. Se sitúan cerca de la costa y normalmente están frecuentados por pescadores de la zona. La entrada no es fácil, pero “si se tiene parientes de mayor edad, quizá sea posible unirse a su grupo y adquirir un poco de su pescado fresco, recién ahumado y preparado al gusto”.

En Dinamarca, como en todas las culturas, echan mano de la cocina de aprovechamiento. Para no desperdiciar nada, usan el vino y la cerveza que les ha sobrado para elaborar vinagres naturales. El proceso puede durar en torno a dos meses y, al no estar pasteurizado, debe conservarse en la nevera. “Si el resultado presenta un sabor dulce y no es demasiado ácido, puede utilizarse”.

Dinamarca es un país frío y en el invierno las horas de luz son escasas. Es por esta razón que los daneses aprovechan el primer rayo de sol para organizar eventos al aire libre. Preparan barbacoas en el jardín y asan costillas y panceta, así como preparan caballa a la brasa; cualquier excusa es buena para disfrutar del buen tiempo. De hecho, “en el día más largo del año se encienden hogueras en la costa y la gente se reúne para celebrarlo”.

Siempre reservan un hueco para el postre y su plato más conocido es el flødeboller. Unos dulces de mazapán rellenos de merengue rosado, recubiertos de chocolate blanco y espolvoreados con remolacha en polvo. Muy ligeros y deliciosos.

Flødeboller / Cøpenhague. Las recetas de culto

Mientras surge o no la ocasión de viajar a la capital danesa para degustar su gastronomía y conocer sus rincones, Cøpenhague. Las recetas de culto es una excelente forma de acercarse a ella e ir abriendo apetito sin salir de casa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.