www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CAMBIO CLIMÁTICO

El fantasma de la sequía vuelve a planear sobre la península en plena crisis climática

El fantasma de la sequía vuelve a planear sobre la península en plena crisis climática
Ampliar
(Foto: pixnio.com)
domingo 13 de octubre de 2019, 08:26h
Con un otoño atípicamente caluroso y un nivel de precipitaciones 17 puntos por debajo de la media, las cuencas hidrográficas comienzan a apurar sus reservas de agua.

El fantasma de una nueva sequía vuelve a amenazar la península ibérica. El año hídrico que acaba de concluir ha sido el cuarto con menos lluvias de este siglo y uno de los más secos desde 1965, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Durante los últimos 12 meses el nivel de precipitaciones se ha situado un 17 % por debajo de la media nacional.

Aunque el otoño astronómico arrancó el pasado lunes 23 de septiembre, el otoño climático aún no ha llegado. Este fin de semana, las temperaturas, inusualmente cálidas para esta época del año, rozarán los 30 ºC en muchos lugares del país. Según las predicciones, las lluvias llegarán la próxima semana, pero los meteorólogos se preguntan si lo harán en cantidad suficiente para alimentar unas cuencas hidrográficas que comienzan a sentirse desnutridas.

Actualmente, la media peninsular de agua embalsada se sitúa en el 40,4 %, 13 puntos por debajo del promedio de la década, según los registros históricos del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco). La cuenca del Duero se sitúa en el 41,3 % frente al 53,4 % del periodo 2009-2019, mientras que la del Tajo, está en el 34,7 %, en oposición al 48 % promedio de la década. Otra de las cuencas más afectadas es la del Ebro, que se sitúa a fecha de hoy en un nivel del 45,3 %, siete puntos por debajo del 52,16 por ciento del período 2009-2019. Las cuencas más precarias -con niveles por debajo del 40 por ciento- son, como siempre, las del Segura (27,6 %), Júcar (30,1%), Guadalquivir (35,1 %) y Guadiana (38,3 %).

"Es un año seco", comenta Gonzalo de la Cámara, director académico del Foro de la Economía del Agua y asesor de la Comisión Europea en políticas del Agua, quien recuerda que 7 de las 10 cuencas de Europa con mayor estrés hídrico se encuentran en España, y la del Segura es la peor de toda Europa, de acuerdo a datos de la Unión Europea.

Por comunidades, las que peor paradas salen son Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana, ambas por debajo del 30 % de agua embalsada, a pesar de las copiosas lluvias dejadas por la gota fría. Les siguen Navarra (32,64 %), La Rioja (33,09 %), Extremadura (37,82) y Andalucía (39,64 %), también en situación grave. Castilla y León (41,15 %), Murcia (43.92 %), Madrid (49,43 %) o Cantabria (49,74 %) se sitúan un escalón por encima aunque sin alcanzar el 50 % de caudal. Por último, las regiones más desahogadas son Cataluña (54.26 %), Asturias (61.98 %), Galicia (62.92 %) y País Vasco (62.70 %).

Hay motivos para "empezar a preocuparnos", aunque "no estamos en una situación extrema", porque se acerca un período de probabilidad de lluvia y "habrá que hacer un seguimiento muy directo y puntual" en cada sistema, abastecimiento y cuencas, explica a Efe el catedrático Alberto Garrido, director del Observatorio del Agua. "Nos adentramos en una situación que puede agravarse, o que puede resolverse", añade.

Índice de precipitación durante el último año (en rojo los lugares por debajo de la media de la década).

Mediterráneo: epicentro del cambio climático

En plena incertidumbre sobre la sequía, esta semana hemos conocido los resultados del Primer Informe de Evaluación Científica Sobre el Cambio Climático y Medioambiental en el Mediterráneo elaborado por la UE. Y son para echarse a temblar: aumento de las temperaturas, subida del nivel del mar, escasez de agua, muerte masiva de especies marinas, empeoramiento de las cosechas y del rendimiento de la pesca y el ganado, incendios a gran escala, incremento de las sequías y de las olas de calor o conflictos por la escasez de recursos...

Según el documento, en cuya elaboración han participado más de 80 científicos, el área mediterránea se está calentando un 20 % más rápido que el resto del planeta. Los expertos advierten que si no se toman medidas, la temperatura aumentará 2,2 grados tan pronto como 2040. A la vuelta de la esquina... Además, el informe alerta de que para 2100 el nivel del mar podría subir un metro, lo que afectaría a más de 200 millones de personas.

Una alta concentración de gases de efecto invernadero podría provocar un incremento de la temperatura aún mayor, que a finales de siglo llegaría a los 5 ºC. Por cada grado que sube la temperatura del mar, los peces reducirán entre un 20 y un 30 % su tamaño, por lo que para 2050 el peso corporal medio de los peces se podría reducirse un 49 %.

Registro histórico del aumento de la temperatura en el Mediterráneo (azul) y en el resto del plantea (rojo).

En el caso de los cultivos de trigo, los expertos calculan que cada grado reduce un 7,5 % su producción, y que en 2090 se habrá reducido un 37,5 %. Además, advierten de que dentro de 20 años más de 250 millones de personas sufrirán escasez y la disponibilidad de agua dulce disminuirá hasta un 15 %.

El director general adjunto de la Comisión Europea, Maciej Popowski, ha asegurado que la lucha contra el cambio climático es una de las prioridades las instituciones comunitarias y que nos encontramos en el "momentum" para tomar acciones: "El tiempo para actuar es ahora".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.