www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SENTENCIA DEL PROCÉS

El Supremo condena a Junqueras a 13 años de prisión

lunes 14 de octubre de 2019, 09:29h

El Tribunal Supremo impone 13 años de prisión a Oriol Junqueras como máximo responsable de los acontecimientos del otoño de 2017 que condujeron a la convocatoria del referéndum ilegal y la declaración unilateral de independencia.

La Sala Penal del Supremo presidida por el juez Marchena condena al exvicepresidente catalán por los delitos de sedición y malversación, así como a otros tres acusados: Jordi Turull, Raül Romeva y Dolors Bassa. En el caso de los tres exconsejeros, la pena es de 12 años.

La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, deberá hacer frente a 11 años y medio de prisión mientras que Joaquin Forn y Josep Rull se enfrentarán a 10 años y medio por sedición, pero no por malversación.

El Supremo falla que Jordi Sànchez y Jordi Cuixart son responsables del delito de sedición, por lo que tendrán que cumplir 9 años de prisión.

Meritxell Borràs, Carles Mundó y Santiago Vila tendrán que hacer frente a una pena de multa e inhabilitación para cargo público.

Reacciones de los condenados

Cuixart ha sido uno de los primeros condenados por el Supremo en reaccionar a la sentencia. "La respuesta a la sentencia, reincidencia #HoTornaremAFer Amnistía, Democracia y Autodeterminación".

"La injusticia se ha consumado", ha escrito por su parte Forcadell: "El libre debate parlamentario no es delito, es un derecho ejercerlo y un deber defenderlo. No nos cansaremos de decirlo allí donde haga falta. Hoy la democracia vive un día oscuro, pero ni en momentos así el derrotismo debe vencer. Vamos a salir".

Junqueras: "Volveremos más fuertes, más convencidos y firmes que nunca"

"Visca Catalunya Lliure!", se ha limitado a tuitear Jordi Turull tras conocer la sentencia. "Si hubieran juzgado los hechos, nos habrían absuelto. Como han juzgado las ideas, nos han condenado", ha expresado Josep Rull a través de la misma red social.

Junqueras, por su parte, se ha servido de un entrecomillado para hacer alusión a la decisión del Supremo: "Venimos para servir los ideales. Llevamos el alma empapada de sentimiento. Nada de venganzas, pero sí un nuevo espíritu de justicia y reparación. Recogemos las lecciones de la experiencia. Volveremos a sufrir, volveremos a luchar y volveremos a ganar". Minutos después ha vuelto a tuitear: "Volveremos más fuertes, más convencidos y firmes que nunca. Gracias a todos y persistir porque nosotros persistiremos siempre, siempre".

"Tan claro tenemos que el camino y la mirada serán largos como que su miedo somos nosotros. De pie, combativos, dignos", ha afirmado Romeva en una carta compartida por ERC.

No hubo rebelión

El Tribunal Supremo da por probada la existencia de violencia. Pero no basta la constatación de indiscutibles episodios de violencia para proclamar que los hechos integran un delito de rebelión. Resolver el juicio de tipicidad respondiendo con un monosílabo a la pregunta de si hubo o no violencia, supone incurrir en un reduccionismo analítico que esta Sala -por más que se haya extendido ese discurso en otros ámbitos- no puede suscribir. La violencia tiene que ser una violencia instrumental, funcional, preordenada de forma directa, sin pasos intermedios, a los fines que animan la acción de los rebeldes.
Y es en este punto donde topamos -todavía en el ámbito del tipo objetivo- con otro obstáculo para la afirmación del juicio de tipicidad. Hablamos, claro es, de la absoluta insuficiencia del conjunto de actos previstos y llevados a cabo para imponer de hecho la efectiva independencia territorial y la derogación de la Constitución española en el territorio catalán. Dicho con otras palabras, es violencia para lograr la secesión, no violencia para crear un clima o un escenario en que se haga más viable una ulterior negociación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.