www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SENTENCIA DEL PROCÉS

Torra puede decidir que los condenados tengan el tercer grado en pocos meses

Torra puede decidir que los condenados tengan el tercer grado en pocos meses
Ampliar
lunes 14 de octubre de 2019, 11:47h
El Tribunal Supremo desoye la petición de la Fiscalía.

El Tribunal Supremo ha desoído la petición de la Fiscalía para que los condenados por el procés no pudieran acceder al tercer grado penitenciario hasta cumplir la mitad de su pena. Entiende el Alto Tribunal en la sentencia por el referéndum ilegal y declaración de independencia que esto solo lo puede decidir ahora la administración penitenciaria, que, como es sabido depende de la Generalidad que preside Quim Torra.

De esta forma, corresponde la responsabilidad importantísima de determinar si se les concede el tercer grado o un régimen de semilibertad a los líderes del procés a los mismos que defienden y justifican los actos de sedición por los que han sido condenados.

Es decir, la aplicación del tercer grado es discrecional de la administración penitenciaria, que puede ser recurrida por la Fiscalía, pero nos podemos encontrar, de facto, con que muchos de los condenados puedan estar esta Navidad en casa.

La Fiscalía pedía que no se les aplicara un régimen de semilibertad hasta cumplir la mitad de la pena. El objetivo de esta petición era impedir a la Generalidad, de mayoría independentista, aplicar beneficios antes de ese tiempo. Pero en su sentencia, el Supremo responde que “esa facultad no puede ser interpretada como un mecanismo jurídico para evitar anticipadamente decisiones de la administración penitenciaria que no se consideren acordes con la gravedad de la pena”.

También recuerda que estas decisiones tienen su cauce impugnativo ordinario y pueden ser objeto de revisión. Considera que la capacidad jurisdiccional para revisar decisiones administrativas en el ámbito penitenciario que se puedan considerar contrarias a derecho es la mejor garantía de que el cumplimiento de las penas se ajustará siempre a un pronóstico individualizado de cumplimiento.

Precisamente por esto, el Supremo entiende que esta facultad del Fiscal para recurrir decisiones contrarias a la legalidad justifica la denegación de su petición. Además, el Supremo recuerda que, además de las penas de cárcel, los líderes del procés tienen penas de inhabilitación que les impide asumir responsabilidades como las que ejercían en el momento de delinquir.

A pesar de esto, la realidad es que los subordinados del líder independentista Quim Torra puede otorgar permisos de semilibertad a los condenados cuando quiera gracias al artículo 100.2 que les permite aplicar medidas de “flexibilización”, recurso ya utilizado, por ejemplo, para dar este beneficio a Oriol Pujol. O, incluso, el artículo 117 del mismo Reglamento Penitenciario, aplicado con Iñaki Urdangarin, al entenderse que se trata de un preso en segundo grado con un perfil de baja peligrosidad social.

La formación política Vox ya ha anunciado que no está de acuerdo con la sentencia y que está acreditada la rebelión, por lo que la recurrá al entender que hay un golpe de Estado vivo en Cataluña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.