Ir a versión MÓVIL

www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

La inútil "proporcionalidad" de Pedro Sánchez

miércoles 16 de octubre de 2019, 11:29h

El Gobierno no puede mirar para otro lado, mientras los radicales campan a sus anchas en Cataluña. Pedro Sánchez está obligado a garantizar la seguridad y el orden público ante la creciente espiral de violencia que se extiende por toda la Comunidad. En la segunda jornada de protestas por la sentencia del Tribunal Supremo, los separatistas han multiplicado los sabotajes en las cuatro capitales y en especial en Barcelona. Ante la Delegación del Gobierno, han lanzado a la Policía piedras, bengalas, petardos, cristales, latas y todo tipo de objetos en una batalla campal que se ha prolongado hasta la madrugada.

En las cuatro capitales catalanas, los enfrentamientos entre los radicales y las Fuerzas de Seguridad han sido virulentos. Los Mossos, que intentaban controlar la situación, se han visto desbordados por la violencia de los manifestantes y han asistido impertérritos a las provocaciones violentas de los CDR. La “proporcionalidad” que pide el Gobierno a las Fuerzas de Seguridad ha supuesto que las cuatro ciudades hayan quedado arrasadas por los sabotajes, por el incendio de las barricadas y de numerosos contenedores. El caos se ha extendido por toda Cataluña.

El Gobierno está obligado a actuar e impedir que los catalanes sufran el colapso de sus ciudades. Los separatistas ya han provocado la cancelación de más de 150 vuelos, innumerables trenes, el atasco permanente de las carreteras de acceso a las ciudades, la paralización, en fin, de la vida ciudadana. En especial, muchos barceloneses tienen serias dificultades para acudir a su puesto de trabajo, los niños a los colegios y los enfermos a los hospitales. Los comerciantes se arruinan al verse obligados a cerrar sus tiendas. La imagen de España se deteriora y el turismo huye de Cataluña.

Pedro Sánchez no puede permitir que Quim Torra se salte permanente la ley. Paradójicamente, el presidente de la Generalidad es el jefe de los comandos de los presuntos terroristas de los CDR, a los que jalea para que provoquen las algaradas, y al mismo tiempo es el responsable máximo de la policía catalana que, en teoría, debe reprimir la violencia de esos radicales. Su ilegal e hipócrita actuación debería suponer automáticamente su inhabilitación

Pedro Sánchez sabe que cuenta con el apoyo de Pablo Casado y Albert Rivera para aplicar la Ley de Seguridad Nacional o, incluso, el artículo 155. El presidente del Gobierno está obligado a actuar ya. De momento, ha convocado en La Moncloa a los líderes de los tres grandes partidos para estudiar la crítica situación que vive Cataluña. No puede consentir que los dirigentes separatistas animen a los radicales a colapsar la vida cotidiana de los ciudadanos con el fin de demostrar al mundo la “injusticia” de la sentencia del Tribunal Supremo. Ya no les cree nadie. Pero los catalanes sufren en sus carnes la violencia que se ha desatado y que, si no se frena a tiempo, puede convertirse en una revuelta incontrolable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • La inútil "proporcionalidad" de Pedro Sánchez

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10486 | Pontevedresa - 17/10/2019 @ 20:20:16 (GMT+1)
    Cada vez más palabras invalidadas por el uso falsario, como DIALOGO, PROGRESISMO, ETC. ahora resulta que se añade otra que es PROPORCIONALIDAD, trampantojo sobre se esconde el cobarde gobierno de España y especialmente los pusilánimes Pedro Sánchez, su ministrillo de Interior Marlaska y la vicepresidenta Calvo. ¿Qué quieren decifr con esta palabreja que van a tirar adoquines a los incendiarios? ¿Que van a tirarles objetos impregnados de ácido? ¿que van a encender hogueras? Asco dan pero sánchez necesita a Torra aunque sea un loco delincuente para que le vote el 10 de noviembre, pero ese día va a ser la hora de los votantes para echar a los indignos.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.