www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BORRELL ES LA SOLUCIÓN; SÁNCHEZ DEBE DARLE PASO

martes 12 de noviembre de 2019, 11:10h
Pedro Sánchez creía que se iba a encaramar por encima de los 150 ó 160 escaños y por eso decidió repetir las elecciones...

Pedro Sánchez creía que se iba a encaramar por encima de los 150 ó 160 escaños y por eso decidió repetir las elecciones. Se equivocó en sus cálculos, tanto él como sus gurúes. Incluso, y a pesar de apoyar a Errejón con todos sus medios, Pablo Iglesias resistió y ahora será especialmente exigente. Por otra parte, el respaldo del PNV no lo tiene seguro. El partido vasco permanece favorable a un Gobierno del PSOE, pero está debatiendo si lo conveniente sería condicionar su apoyo a la retirada de Sánchez en favor de otro candidato.

La solución al embrollo en el que el presidente en funciones ha metido a España tiene, en efecto, una solución razonable: que se retire, quedándose como secretario general del PSOE y que dé paso a Josep Borrell. Pablo Casado se resiste a apoyar a Pedro Sánchez porque no se fía de él y piensa que no cumplirá con los compromisos a los que pueda llegar con el PP.

Josep Borrell es diferente. Se trata de un peso pesado de la política española que está en plena madurez. Tiene gran crédito internacional, larga experiencia de Gobierno, respaldo popular directo como se demostró en las elecciones europeas… Y, además, es catalán. Es catalán, partidario de la unidad de España, autor de un libro deslumbrante sobre el asunto y partícipe, junto a Mario Vargas Llosa, de algunas intervenciones públicas, valientes e inequívocas.

Josep Borrell y Pablo Casado pueden llegar a un acuerdo que desbloquee la situación política española y proporcione a España cuatro años de estabilidad y eficacia. Pedro Sánchez es joven. Si se retira a su cuartel general como secretario general del PSOE, mantendrá abiertos sus horizontes políticos personales. Si se enroca en su poltrona monclovita se verá obligado a derivar hacia un Frente Popular que será dominado por Pablo Iglesias. El líder de Podemos se convertiría en la estrella de la izquierda española y eclipsaría a Pedro Sánchez.

No sé si Josep Borrell aceptará el marrón de sacar a España del atolladero en el que está sumida por la torpeza y el voluntarismo político de Sánchez. Pero los consejeros y colaboradores del ministro de Asuntos Exteriores deben hacer un esfuerzo para convencerle. Vivimos horas críticas y la mejor solución para salir del albañal en que la nación está sumergida se llama Josep Borrell.