www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

ATP Finals. Nadal salva una bola de partido y gana a Medvedev en Londres

Rafa Nadal en las Finales ATP en Londres
Ampliar
Rafa Nadal en las Finales ATP en Londres (Foto: Efe)
miércoles 13 de noviembre de 2019, 18:28h
El jugador español superó los problemas de ritmo de su debut y lució una consistencia sensacional para remontar el duelo ante el ruso.

Rafael Nadal compareció este miércoles en la segunda jornada del ATP Finals de Londres con la obligación de ganar a Daniil Medvedev. El español competía para seguir sobreviviendo en este torneo y, por tanto, para defender su condición de número uno en este cierre de 2019. Lo hacía necesitado de superar la falta de ritmo y confianza que le arrastró a la derrota en su debut, el lunes pasado, ante la mejor versión de Alexander Zverev.

Se medía el legendario zurdo ante una perla rusa que también habría de disipar ciertas dudas. Tocado desde el prisma mental, venía Medvedev de sumar dos derrotas concatenadas. Eso sí, toda vez que en este curso se ha catapultado hasta el cuarto puesto del ránking mundial por mor de una racha de juego extraordinaria. Y en esa confrontación de púgiles con anhelo de reencontrarse con su juego vencería la épica, el corazón y la clase del español.

Ganó Nadal por 6-7 (3), 6-3, y 7-6 (4), teniendo que levantar una pelota de partido y demorando el derroche físico hasta las impresionantes dos horas y 46 minutos. Tras perder el set inicial en el desempate y vencer con solvencia la segunda manda, el manacorí llegó a ir perdiendo por 5-1 en el periodo definitivo. Ahí entró en ignición su mentalidad, para apocar al ruso y que resplandecieran las virtudes del tenis que le han colocado, de nuevo, en la cima del tenis.

Rafael encadenaría cinco juegos, contra las cuerdas, levantando a la tribuna. El público londinense no está acostumbrado a paladear un rendimiento guerrero semejante y ovacionó al isleño al término de una auténtica batalla que narra las fricciones entre generaciones. Se aferró a la pista con defensas pegajosas y soltó sus cañonazos familiares el mejor deportista español de la historia para cantar victoria, en pleno éxtasis. El esfuerzo puesto sobre la mesa subraya el respeto y reconocimiento ganados. Será complicado que otro partido supere al que ha visto caer a Medvedev y conservar opciones de arribar a las semis al balear.

Recuperó la forma a tiempo el español tras la distensión abdominal sufrida en el Masters 1.000 de París. Lo demostró la exigencia que impuso el ruso, con 21 saques directos enchufados. Supo Nadal escapar de la presión salvando la única bola de break que concedió en el primer set, mas no alcanzaría a hacer lo propio en el tie-break que dio ventaja al campeón de los Masters 1.000 de Cincinnati y Shanghai. Sin embargo, la perseverancia de Rafael, que se reconoció en mejor sensación, daría frutos. Aunque su derecha no resultara atronadora. En todo caso, la rotura lograda en el primer juego del segundo parcial fue determinante. La consistencia le llevó a empatar el encuentro y a jugársela en la tercera manga.

En ese escenario sobrevino la exhibición en forma de renacimiento. Viajó constreñido a superar el 4-0 y posterior 5-1 en contra. Lo lograría volando en un respingo energético y orgulloso. Cuando más se nubló el futuro de Nadal en el torneo, mejor aparentó estar su salud competitiva. En el séptimo juego salvó una pelota de partido y desde ese punto no pararía de conectar buenos golpeos, encontrar ángulos afilados y taponar al contrincante. El manacorí autografiaría una gesta que puso a la capital inglesa a sus pies.

Ya en sala de prensa, Rafael explicó lo vivido de este modo: "He tenido suerte, evidentemente. Para ganar en esta superficie se necesita suerte. Lo demás son películas, pero la realidad es esa. He creído cuando he visto la mínima oportunidad y he tenido la oportunidad de meterme en el partido. Siendo honestos, 5-2, dos breaks, lo normal es perder el partido". De este modo avanzó una reflexión sincera que continuaría con la naturalidad que le es propia.

"En ese momento en lo que piensas es que en cinco minutos estarás en el vestuario. Es lo más normal. En ese momento no juegas con tanta presión porque estás a punto de perder. Incluso con 5-2 es complicado pensar en remontar, especialmente en 'indoor'. Estás en sus manos. Con 5-3 empecé a creer porque solo estaba una rotura por detrás, podía meter presión", prosiguió, antes de exponer que "he mejorado. Había que mejorar lo que hice en el partido anterior. He jugado un juego más reconocible, aún sin crear lo que creo que necesito crear. A nivel físico y de agilidad me encontraba mejor. Cuando golpeaba la bola no tenía la sensación de error. El nivel de juego ha ido hacia adelante y eso es una esperanza". Finalmente, tras elogiar a su rival ("Daniil es mentalmente muy fuerte. Lo que ha conseguido es imposible si no eres muy fuerte mentalmente") recalcó que "ganas uno de cada mil partidos como este".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • ATP Finals. Nadal salva una bola de partido y gana a Medvedev en Londres

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10711 | Pontevedresa - 14/11/2019 @ 01:34:40 (GMT+1)
    Rafa, no he podido verte hoy, pero mañana recuperaré tu partido porque quiero ver en vivo y en directo tu gesta, como bien dices con un resultado como el que tenías en el tercer set, solo se gana un partido entre un millón. Tu gesta épica parece que ya no se puede agrandar pero tú lo sigues haciendo. ¡Cuantos miles de alegrías nos has dado a los españoles, cuando en otros aspectos tenemos tan pocas¡

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.