www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COMPRAS ONLINE

El dropshipping como fórmula de negocio y sus posibilidades de éxito

El dropshipping como fórmula de negocio y sus posibilidades de éxito
Ampliar
viernes 15 de noviembre de 2019, 12:27h

El comercio electrónico es ya una realidad que está muy presente en nuestro país. Los datos del Instituto Nacional de Estadística afirman que tres cada diez españolas han comprado alguna vez a través de internet, lo que supone que más de 15 millones de españoles están habituados a esta práctica.

El crecimiento del comercio electrónico se debe en gran medida a la amplia presencia de smartphones entre los ciudadanos. C

No obstante, esta circunstancia obliga a los comercios presentes en la red a ofrecer plataformas de venta que sean seguras y accesibles desde la pantalla del teléfono o la tableta. En marketing online esto se conoce como diseño web responsive, es decir, aquel que está adaptado para que la experiencia de usuario de los internautas sea agradable desde un dispositivo móvil.

Otro de los fenómenos que está trayendo consigo el auge del comercio electrónico es el de la brecha digital. Así, los comercios tradicionales que no se suban al carro del ecommerce es muy posible que queden un paso por detrás, que el ecommerce sea ese filtro que no superan para llegar a los consumidores.

En la actualidad, los consumidores utilizan con mucha frecuencia la herramienta de internet no siempre para consumir, sino con el objetivo de acceder a información sobre precios, descripción y disponibilidad de productos, garantías y calidades de los mismos.

Entre las muchas estrategias que ofrece internet para aumentar los ingresos, una de las mejores formas es el Dropshippig, una fórmula de negocio que permite vender productos sin disponer de ellos en el inventario.

¿Cómo funciona el dropshipping?

El dropshipping es un sistema de negocio que aprovecha la logística, el inventario y el precio de los fabricantes y mayoristas para generar ingresos. El vendedor pone su plataforma y visibilidad para que después el producto sea enviado y gestionado por otro. La persona que ha conseguido la venta se lleva parte de su comisión y los otros dos actores eliminarán el stock.

En resumidas cuentas, el emprendedor actúa como intermediario entre el mayorista y el consumidor final, sacando partido de la estructura del mayorista pero teniendo que crear por su parte todo un sistema de venta a través de la red: portal online, blog, plataformas seguras de pago… que le permita atraer clientes y mediar en las ventas.

Este modelo comercial supone una inversión inicial reducida, pues no es necesario dedicar grandes inversiones en logística ni almacenaje. El sistema de dropshipping es utilizado por numerosas tiendas online para algunos de sus productos.

¿Es garantía de éxito sumergirse en un proyecto de dropshipping?

El dropshipping, como técnica de venta, puede ser una buena oportunidad para crecer en internet, pero su éxito no está asegurado y para alcanzarlo es fundamental diseñar una buena estrategia que incluya el conocimiento exhaustivo de los nichos en los que se quiere explorar, llegar a acuerdos con proveedores y potenciar la presencia online con un buen trabajo de marketing web.

Un buen inicio será conocer cuáles son las mejores plataformas de comercio electrónico en la red, algo que se puede deducir consultando información sobre el impacto creciente que ha ido alcanzando el ecommerce en España en los últimos años.

Qué ofrecen los proveedores de dropshipping

Tras el primer paso con esta idea de negocio, que consiste en investigar y estudiar el nicho de mercado y proceder a una intensa labor de marketing web llega una tarea importante, que es contactar con los proveedores o mayoristas que se ajustan a esa idea de negocio determinada.

Para las tiendas que únicamente echan mano del dropshipping como sistema accesorio a la venta de sus productos propios, la elección del mayorista es menos relevante, pues sus ingresos no dependen en exclusiva de la venta de estos productos.

Sin embargo, aquellos emprendedores que vean en el dropshipping una oportunidad de negocio han de evaluar el abastecimiento de materias primas, los métodos de pago y entrega de productos así como el potencial de servicio que ofrecen los distribuidores, pues una vez que se inicia el negocio, el responsable de todas las cuestiones de cara al consumidor final es el intermediario.

No actuar de manera sensata en este punto está llevando a muchos emprendedores a tener que alejarse del dropshipping, pues no son capaces de hacer frente a retrasos en la entrega, mala calidad de los productos, agotamiento de existencias, etc.

Algunos proveedores insisten en cobrar a los intermediarios tarifas mensuales a las que suman pre pedido de productos, lo que debe hacer desconfiar a los emprendedores. Un último aspecto interesante es confiar únicamente en proveedores que acepten pedidos mínimos y que garanticen el envío de forma paulatina, cuando vaya siendo demandado, para no obligar al vendedor a acumular exceso de stock.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.