www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Espido Freire: De la melancolía

domingo 17 de noviembre de 2019, 17:32h
Espido Freire: De la melancolía

Planeta. Barcelona. 2019. 256 páginas. 19,90 €. Libro electrónico: 9,49 €.

Por Luisa Martínez

En su adolescencia, Espido Freire (Bilbao, 1974) sufrió un trastorno alimenticio que la sumió en un estado depresivo, experiencia de la que dio cuenta en Cuando comer es un infierno. Confesiones de una bulímica. Igualmente ha explicado en unas recientes declaraciones: “Hace cinco años perdí por completo las ganas de vivir. No fue agradable. Si me hubiera muerto no me hubiera importado en absoluto. Luego, por suerte, eso pasó”. Algo similar le sucede a Elena, voz narradora y protagonista de De la melancolía, la última novela de la escritora bilbaína.

Elena llevaba una vida en apariencia tranquila y feliz, casada con Sergio, formando una pareja sin fisuras. Pero nada de eso era así, sino que en un momento todo se derrumba como un frágil castillo de naipes. El detonante es la imposibilidad de Elena y Sergio de tener descendencia, aunque esto más bien pone al descubierto una divergencia de visiones y caracteres oculta por varias razones: “Sergio trabajaba mucho y muy duro y le sacaban de quicio los débiles, los que abandonan antes de tiempo, los que se quedaban por el camino. Y yo creía adorable a mi marido con su mundo pequeño y sus enormes aspiraciones, sus planes para nosotros y sus opiniones sobre todo, su estrechez de miras y su apellido compuesto”.

Su intento de adoptar fuera de España se frustra, sobre todo por Sergio: “No hubo más entrevistas, no hubo certificado de idoneidad, no hubo viaje a Kiev, ni visitas al orfanato, ni regreso triunfal con la niñita en brazos, ni peluches en el aeropuerto, ni fotos con lágrimas de alegría, ni habitaciones con su nombre pintado a mano por mi cuñada en la camita y en la cómoda. Después de aquello no hubo nada. Miento, claro que hubo más: empezó la melancolía, no de pronto, como imaginaba yo, sino como un rumor muy lejano, nada claro. Un eco de algo que apenas se adivinaba tras la puerta cerrada”.

Tras veinte años de convivencia, Sergio y Elena se divorcian y Elena debe afrontar una nueva existencia, arrastrando tristeza y decepción. Pero la vida continúa. A Elena le piden que se hago cargo de su tío abuelo Lázaro, un anciano que se exilió durante la Guerra Civil, y después entrarán en su casa algunos inquilinos: Sonsoles, Vanesa, Teresa..., que tampoco atraviesan precisamente su mejor momento. Elena se ha quedado en una precaria situación económica, golpeada por la crisis que es el trasfondo de la novela.

De la melancolía produce desasosiego, nos habla del dolor y la tristeza, de la sensación de haber tocado fondo, aunque sin cargar los tintes melodramáticos, y sin estridencias. Pero también es una novela finalmente luminosa y esperanzadora.

Libro
_
ebook
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.