www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JOAQUÍN TORRA, EL PRESIDENTE TÍTERE, ES UNA VERGÜENZA

lunes 18 de noviembre de 2019, 11:56h
Es una vergüenza para España. Es una vergüenza para los catalanes, incluida la minoría secesionista...

Es una vergüenza para España. Es una vergüenza para los catalanes, incluida la minoría secesionista. Cataluña se merece un presidente con más categoría personal. Joaquín Torra es un político de tercera división, torpe y atolondrado, sin formación seria y de una pasmosa ligereza. Contrasta con Jordi Pujol, que fue un peso pesado de la política española, presidente indiscutido de la Generalidad durante largos años, hombre de profunda formación humanística y cultural.

Joaquín Torra es una pavesa. Si supiera lo que muchos de sus compañeros secesionistas largan de él en privado, se daría cuenta de la fragilidad en la que se mueve. No sé si los jueces en el actual envite considerarán que es justo inhabilitarle. Son mayoría los catalanes que desean nuevas elecciones para terminar con el oprobio que supone mantener al presidente Torra, que es un títere de Puigdemont, en el palacio de San Jaime.

Si se produjera una sentencia que le inhabilite, se respiraría en una Cataluña en la que Torra ha estimulado, atizado, y tal vez organizado, los disturbios y las manifestaciones que han cristalizado en violencias sin número. Torra no ha sido capaz de dominar las fieras por él desencadenadas y le ha ocurrido lo peor que le puede pasar a un gobernante: ha perdido el control del orden público.

Es un lugar común en Cataluña la afirmación de que los días de Joaquín Torra están contados. Cuanto antes ocurra, mejor.