www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Biografía

Francisco Cánovas Sánchez: Benito Pérez Galdós

domingo 24 de noviembre de 2019, 18:36h
Francisco Cánovas Sánchez: Benito Pérez Galdós

Alianza. Madrid, 2019. 504 páginas. 25 €. Libro electrónico: 14,99. Adelantándose a la conmemoración en 2020 de los cien años del fallecimiento del gran escritor canario, el profesor Cánovas Sánchez nos ofrece una espléndida biografía que recorre una de las trayectorias más plenas y ricas de nuestra literatura como fue la de Benito Pérez Galdós, autor de novelas inolvidables como, entre otras muchas, "Fortunata y Jacinta". Por Ángela Pérez

El 4 de enero de 1920 fallecía en Madrid en Madrid Benito Pérez Galdós –cuyos restos mortales descansan en el cementerio de la Almudena-, arropado en su sepelio por miles y miles de ciudadanos que le manifestaron así su admiración. Un último adiós ciudadano y multitudinario que contrasta frente a la protocolaria y fría presencia de las autoridades. Se cumplen, pues, el próximo enero cien años de su muerte, que nos disponemos a conmemorar como se merece el gran escritor, considerado por muchos el mejor novelista español después de Cervantes. Un Cervantes que, recordemos, desempeñó un papel esencial en su producción y cosmovisión. En la Biblioteca Nacional de Madrid ya es posible ver, hasta el 16 de febrero, la exposición, que no deben perderse, Benito Pérez Galdós. La verdad humana, comisariada por Germán Gullón -quien no hace mucho publicó, junto a Francisco Estévez, Diez novelas y un discurso, de Galdós-, y Marta Sanz. Y tampoco dejen de leer la magnífica y madrugadora biografía, Benito Pérez Galdós. Vida, obra y compromiso, que nos ofrece el profesor e historiador Francisco Cánovas Sánchez, autor, entre otros títulos, de los ensayos Los partidos políticos en la era isabelina y Yo, Manuel Azaña, tomo la palabra, y de la novela histórica La reina del triste destino, en torno a Isabel II. El volumen incluye abundante y significativo material gráfico, unas muy útiles cronología y bibliografía y un apéndice donde se recogen dieciséis fragmentos de textos de artículos y novelas galdosianas como, entre otras, la monumental Fortunata y Jacinta, una de sus cumbres, Miau, Tristana y, de la serie de los Episodios Nacionales, Trafalgar, Bailén, La campaña del Maestrazgo y Cánovas.

El propio Cánovas Sánchez nos explica su propuesta: “El presente libro aborda la trayectoria biográfica de Galdós a través de tres ejes complementarios: la inserción de su vida en las coordenadas históricas y culturales de su tiempo; la relevancia de su obra literaria, dramatúrgica y periodística, y su compromiso cívico y democrático”. Sin duda, resulta este un enfoque tan canónico como acertado. De esta forma, sigue este plan, apoyándose en una sólida documentación y en un exhaustivo conocimiento del personaje y de su producción, con lo que el resultado es una completa panorámica de esas tres líneas de investigación que se imbrican no solo con soltura sino también con amenidad.

Francisco Cánovas Sánchez lleva a cabo un detallado repaso de la ingente novelística galdosiana, incluidos sus magnos Episodios Nacionales, que comienzan con la batalla de Trafalgar y llegan hasta la Restauración borbónica, y de cómo sus personajes y su obra en no pocas ocasiones han dicho más sobre su creador que lo que este reveló explícitamente, por ejemplo en Memorias de un desmemoriado, título con mucho de irónico, pues Galdós gozaba de un gran memoria, pero fue muy reacio a hablar de sí mismo: “El escritor -apunta Cánovas Sánchez- siempre fue reservado, permaneció en un plano discreto y no consideró oportuno dar detalles de su vida personal”. Aunque lo cierto es que esta resultaba sencilla y volcada por completo en la literatura, lo que le facilitó el desvelo de sus hermanas y de su cuñada: “Se levantaba temprano, leía y escribía durante varias horas y salía a dar un paseo. Después regresaba a casa, almorzaba, volvía a leer y retomaba los escritos, elaborando entre diez y quince cuartillas cada día. A su juicio, el esfuerzo de trabajo era más importante que la inspiración”.

Especialmente, no aireó ni mucho ni poco su vida sentimental. Nunca se casó, aunque mantuvo numerosos romances, los más sonados, pese a sus intentos de ocultarlos, con la modelo Lorenza Cobián, tan atractiva como inculta, y con quien tuvo a la única hija reconocida por Galdós, y con Emilia Pardo Bazán, relación con la escritora gallega que recientemente ha explorado Isabel Burdiel en Emilia Pardo Bazán, y que considera “un amor entre iguales, abierto a múltiples tensiones pero libre, en gran medida, de dependencias emocionales basadas en la desigualdad. Algo a lo que ninguno de los dos estaba acostumbrado. En todo caso, no existió en el panorama literario español una relación amorosa igual entre dos grandes escritores. En Europa, tan solo puede compararse a los amores entre Madame de Staël y Benjamin Constant, o a los de George Sand con Chopin y Alfred de Musset”.

Igualmente, Cánovas Sánchez trata de su articulismo y ensayismo y de su teatro, y reivindica oportunamente su faceta de dramaturgo, quizá un tanto ensombrecida por la colosal de novelista: “El teatro de Galdós realizó una importante contribución artística y social a la escena española, introduciendo nuevas concepciones, temáticas renovadas y fórmulas que le permitieron profundizar en la realidad de los hombres y las mujeres de su tiempo”.

En esa realidad, en efecto, profundiza en toda su obra, y nos la sirve de manera que ese “su tiempo” es también el nuestro, manteniendo hoy Pérez Galdós absoluta vigencia. De ahí que, como bien concluye Cánovas Sánchez, sea “contemporáneo nuestro”.

Libro
_
ebook
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+

0 comentarios