www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LIBROS

Germán Ubillos presenta su nuevo libro Mundo de colores

Germán Ubillos presenta su nuevo libro Mundo de colores
domingo 01 de diciembre de 2019, 15:24h

Este domingo el escritor, Germán Ubillos, ha presentado su libro Mundo de colores en el Cafe Madrid de la capital española. Allí ha pronunciado el siguiente discurso:

"A los 32 años armé la de Dios en el Restaurante El Cisne junto a la autovía de La Mediterranía cuajada de flores. Mi madre solícita y con aquella simpatía intentaba inútilmente calmarme. Pepi, mi maestra, no sabía qué hacer. Papá, así le llamábamos, con su empresa en Pontejos, con una liquidez extraordinaria, cambiando de coche casi todos los años, viajando con mi madre a los Estados Unidos, debían de ser los años 60… no sé aún no era famoso, pero ya era hipocondríaco y además el paso del tiempo me destrozaba. Era mimado, querido e idolatrado por amigas y amigos… pero el paso del tiempo ya me destrozaba. Imaginen lo que era cumplir 33 años, una burrada, una desgracia; nunca llegué a imaginar que podrían cumplirse 76 años; que alguien en sus cabales llegase a esa edad galáctica.

El telele creo recordar vagamente se fue pasando solo, era como una marejada de esas del Cantábrico que dejan a su paso un cielo azul velazqueño.

Me gustaría que esa imagen les dé idea de lo que ha sido mi vida, una vida de ensueño con rachas preocupantes fruto de mi fantasía, una fantasía capaz de inventar historias llevadas al cine, capaz de inventar tramas galardonadas con premios, premios de los de antaño, cuando se premiaba la excelencia.

Pero esa misma fantasía hacía y sigue haciendo que de pronto el futuro se aproximara aceleradamente hasta mi como a través de un zoom y un travelling gigante y viera y viviera el futuro como si fuera ya el presente.

Así, de estreno en estreno, de presentación en presentación, rodeado de amigos y amigas, como ahora, sin dejar de escribir o de idear cuando no podía hacerlo, con una vocación que arranca desde el seno materno donde ya escribía, y que por lo tanto y para ser justos no podría llamarse vocación algo propio de la naturaleza desde su mismo origen. Y consciente sin embargo de ser una medianía, de no ser Arthur Miller ni de ser Thomas Mann, sin embargo he disfrutado con ellos y he intentado a lo largo de mi vida no ser tanto como ellos sino de servir a España. Y esto último sí, tengo conciencia de haberlo co0nsegido, pues el tiempo se acaba.

El amor, la muerte y el paso del tiempo. Se ha pasado por mi mente despedirme de vosotros, anunciar mi desaparición de las comparecencias públicas, como hacen casi todos, pero en un momento de duda, de anhelo quizá de inmortalidad a simple nivel humano, he optado por no deciros adiós, aunque esté echo una pena, sino hasta luego.

Soy feliz por lo tanto volviendo a ver de nuevo a mi amigo Javier Gregori de Prisa, Premio Nacional de Periodismo Científico, y a Mesa Basán, José Antonio, Exc Secretario Nacional de la Unesco y Conde de Gausa.

A Carmelo Segura, mi editor predilecto de toda la vida, a Alberto Martín Baró, que ha corregido el texto, con su esposa Angelina Lamelas. Y sobre todo a una buena representación de mis alumnos y alumnas itinerantes como Aurora Viloria, Marta Miguel, Wangeli Chaaraoui y Jaime Cancino, aquí con nosotros, quienes son los futuros narradores, poetas y autores teatrales; el amor y la energía que me sobraba y que deseo que Dios la tenga en cuenta en mi haber, a la hora del Juicio Universal, eso en “Cinemascope” que nos va a dejar a todos boquiabiertos.

Pues el “Mundo de Colores” no va a perecer como pronosticaban Einstein y Stephen Hawking, sino pasar a ser para siempre el decorado de fondo de nuestra más ansiada “Superproducción”, pues no olvidemos nunca que aquí, el Productor tiene muchos recursos, además no está solo, es una Trinidad que aunque jamás los hemos retratado riendo no es debido a que no se rían, sino a la tristeza endémica y miserable de la raza de fotógrafos que somos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+
1 comentarios