www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ USURPA FUNCIONES DEL JEFE DEL ESTADO

martes 03 de diciembre de 2019, 08:19h
Bien está que Pedro Sánchez juegue a presidente del Gobierno. A veces da la sensación...

Bien está que Pedro Sánchez juegue a presidente del Gobierno. A veces da la sensación de ser un actor interpretando el papel que le agrada. El líder socialista se pirra por salir en televisión y figurar en todos los acontecimientos. Su inmadurez política alcanza cotas que rozan con el ridículo.

Pero si está bien que aceptemos la vanidad y el ansia incontenible de poder de Pedro Sánchez, resulta a todo punto inadmisible que usurpe funciones del Jefe del Estado. A Madrid, y al mayor acontecimiento sobre el clima, han acudido, entre centenares de personalidades, muy numerosos Jefes de Estado. No solo por la envergadura del acontecimiento debió ser el Rey Felipe VI quien diera a todos la bienvenida, sino, por lo que se refiere a los Jefes de Estado, también por elementales razones protocolarias.

Con un cínico desparpajo, Pedro Sánchez ha asumido funciones de Jefe de Estado ante la estupefacción de la inmensa mayoría de la sociedad española, que, por cierto, según las encuestas más rigurosas, está orgullosa de su Rey.

El presidente en funciones debe dar explicaciones ante el nuevo Congreso de por qué ha usurpado las funciones del Jefe del Estado. En la Monarquía parlamentaria española, igual que en la danesa, la noruega o la holandesa, se viola la Constitución si indebidamente se suplanta al Jefe del Estado.

No sé a qué espera Pablo Casado para abordar a Pedro Sánchez. Seguro que el presidente en funciones encontrará explicaciones artificiales; seguro también que Felipe VI, con su acreditada prudencia, callará. Pero la vejación al Jefe del Estado ha cristalizado a cargo de un político derrotado que para formar gobierno está dispuesto a humillar a España negociando con una agrupación secesionista, cuyo presidente permanece en la cárcel por sentencia unánime del Tribunal Supremo. Oriol Junqueras ha cometido gravísimos delitos de sedición contra el orden constitucional.