www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

El Parlamento o el Camarote de los Hermanos Marx

miércoles 04 de diciembre de 2019, 09:49h

La fragmentación del Parlamento, el multipartidismo (hay 19 formaciones políticas) y, en especial, el enfrentamiento cruzado entre todos ellos auguran una Legislatura convulsa. La constitución de la Mesa del Congreso es el mejor ejemplo: el PSOE amagó con aplicar un cordón sanitario a Vox para que se quedara fuera e intentó sin éxito pactarlo con el PP y Ciudadanos. Pero era una mera añagaza. Porque ante el riesgo de perder la primera vicepresidencia, permitió que el partido de Santiago Abascal ocupara un puesto. Los llamados partidos de derecha no se pusieron de acuerdo y el resultado fue que perdieron un puesto vital que se llevó Podemos. Al final, el partido liderado por Pablo Iglesias logró tres asientos con 35 escaños y Vox solo uno con 52 diputados. Algo inaudito.

El acatamiento de la Constitución, requisito para recibir el acta de diputado, demostró el peso que tienen los separatistas en el Parlamento. El PP y Vox ya han anunciado que lo recurrirán ante el Tribunal Constitucional por entender que los soberanistas se han burlado del Alto Tribunal al emplear fórmulas a favor de la libertad de los presos políticos y la autodeterminación o por la creación de la República Catalana o la Vasca. La presidenta del Congreso ni se inmutó.

No faltaron tampoco las escenas de violencia. Los diputados de Ciudadanos y Vox protagonizaron una trifulca por ocupar los escaños centrales del Hemiciclo que estuvo a punto de llegar a las manos. El guirigay resultó vergonzoso. Como vergonzosa fue la actitud de un buen número de diputados a lo largo de la sesión.

Algunos políticos intentan justificar esta esperpéntica situación al recordar que el 80 por ciento de los diputados estrenan escaño. El problema, sin embargo, reside en ese enfrentamiento entre bloques para acaparar el poder. La presidenta socialista de la Cámara no quiso incomodar a sus presuntos socios de Gobierno y les permitió que se burlaran de la Constitución al recoger sus actas. La tensión también obedece a la incógnita sobre la formación de Gobierno y a la propia duración de la Legislatura, pues si Pedro Sánchez logra ser investido con el apoyo de ERC se convertirá en un rehén de los secesionistas.

Nada bueno augura la constitución de las Cortes. Porque si en la primera sesión, el Hemiciclo se ha convertido en una parodia del camarote de los Hermanos Marx, cuando el Congreso debata los asuntos de calado, como los Presupuestos, la tensión, los ataques, los insultos y los enfrentamientos se adueñarán del Parlamento. Y es que, al final, el PSOE y el PP dependen de los radicales. El partido de Pedro Sánchez, de Podemos y los separatistas; el de Pablo Casado, de Vox. La extrema izquierda, los separatistas que quieren romper España y los ultras se han adueñado del Congreso y del Senado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(1)

+

0 comentarios