www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 17

La Real Sociedad apaga la fiesta del Barcelona | 2-2

La Real Sociedad apaga la fiesta del Barcelona | 2-2
Ampliar
sábado 14 de diciembre de 2019, 17:50h
En un duelo de alto nivel técnico, los donostiarras amenazaron al vigente campeón. Por M. Jones

El Barcelona afrontó el duelo de este sábado ante la Real Sociedad tras dar descanso a sus puntales principales en la cita de Liga de Campeones y antes de examinarse en el Clásico del 18 de diciembre. Lo hizo tratando de afianzarse como líder de LaLiga en uno de los estadios que más se le han atragantado en la década actual. Además, su oponente se había confirmado como la sorpresa del campeonato y anhelaba usar a los azulgranas como espaldarazo definitivo a sus aspiraciones europeas.

Imanol Alguacil hubo de confeccionar una zaga de circunstancias, debido a las ausencias de Aritz Elustondo y Robin Le Normand. Por ello, y para reproducir el modelo de juego que les ha catapultado a la zona alta clasificatoria, confió en Igor Zubeldia como pareja del central fijo Diego Llorente. Ambos custodiarían al meta Remiro, con Zaldua y Monreal en las bandas. La clase del joven Ander Guevara mezclaría con el desequilibrio de Mikel Merino, Odegaard, Portu y Oyarzábal en una medular que conducía a Isak. Willian José y Januzaj esperarían turno.

Ernesto Valverde, en su caso, entregó toda la trascendencia a este día -esquivando mirar al combate frente al Real Madrid todavía-. Puso en cancha a su once preferido, a excepción de la suplencia de Semedo. Ter Stegen, Jordi Alba -que volvía de lesión-, Lenglet, Piqué y Sergi Roberto defenderían; Busquets, De Jong y Rakitic equilibrarían; y la jurisdicción deol gol volvía al tridente compuesto por Griezmann, Lionel Messi y Luis Suárez. La bajas de Ousmane Dembèlè y Arthur se aliaría con la suplencia de los hoy revulsivos -e indispensables hace días en San Siro- Ansu Fati, Carles Pérez o Arturo Vidal.


El telón se alzó, en cambio, con incoherencia entre la motivación pensada por el entrenador visitante y la plasmada por sus jugadores. Los donostiarras mostraron una mayor intensidad y voluntad creativa en un prólogo que desnudó la distancia de implicación de los dos escuadrones. Tardó en entrar en temperatura un Barça que cedió terreno y pelota a una Real que no lo amortizó a las primeras de cambio por poco. Oyarzábal daría el aviso con dos remates que inquietaron al arquero alemán desde temprano.

Y a la tercera haría caja la mejor salida vasca. En el minuto 11 Diego Llorente fue agarrado en el área por Busquets y el colegiado pitó penalti. Oyarzábal batiría a Ter Stegen en la transformación, recalcando que el favorito necesitaba despertar o lo pagaría. Se habían colocado los catalanes en una tesitura difícil y debían trabajar de lo lindo para cambiar la inercia e irse acercando hacia la remontada. Y fueron creciendo en su reacción hasta bordear las tablas con el chut de Luis Suárez que paró Remiro. El intercambio de ataques resplandecía más de la mano de Odegaard y Oyarzábal que de los artistas culés -ciertamente densos-.

Los guipuzcoanos, más veloces, se plantaron en el área contrincante con sencillez, mas perdonaron en el remate final. Y el Barça detectaría cómo salir a flote cerca del descanso. Afiló el colmillo su tridente cuando una pérdida de la medular local regaló el esférico a Luis Suárez. El atacante uruguayo atisbó el desmarque de su compañero francés y Griezmann resolvió con terciopelo -vaselina sobre Remiro- para empatar. El golpe psicológico cambiaba de bando: al intermedio, la Real, que había cuerpeado de tú a tú al coloso, titubeaba.


Y en el inicio de la reanudación se rubricaría la mutación anímica. El dibujo entrenado por el 'Txingurri' evidenciaba más energía y convicción que el de Imanol. Y en el minuto 48 sobrevino un aguijonazo tremendo. Messi -intermitente- asistió a Suárez para que éste anotara el 1-2. La vuelta al marcador se había completado y la fiscalización a la consistencia realista -frágil defensivamente- se redoblaba. Eso sí, disponían de 40 minutos para remar y cosechar algo -estadística y contenido anímico-. No desperdiciarían ese margen de maniobra.

Pero les costó rehacerse a los vascos, con el Barcelona navegando en su momento más cómodo. Remiro sostendría a los suyos en ese lapso de desajuste, tapando un remate de Griezmann -en contragolpe-. La zaga sacaría bajos palos, instantes después, un remate de Piqué a la salida de un córner. Alguacil leyó la urgencia de cambios y metió Januzaj -por Portu-. Y de esa modificación germinaría el renacer de su colectivo. De hecho, pasaría muy poco tiempo desde la entrada del ex del Manchester United hasta el 2-2. Oyarzábal y Monreal trenzaron una combinación por banda culminada por el lateral. Ter Stegen falló, dejando la redonda franca para que Isak embocara unas nuevas tablas.

Se reiniciaba el partido con media hora por delante. Willian José, Semedo, Aleñá, Arturo Vidal y Barrenetxea -por Isak, Jordi Alba, Busquets, Rakitic y Oyarzábal- comparecerían en un decantar del minutaje que entrevió al Barça conformarse con el punto y resignándose a resistir un pronosticado arreón postrero donostiarra que tendría lugar, aunque desprovisto de tino. Finalmente, un agarrón a Piqué en el área no pitado -similar al que significó una pena máxima en el undécimo minuto- desató la indignación de un cuadro visitante que no mereció más de lo que recibió: el enésimo pinchazo como visitante.

- Ficha técnica:

2 - Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Zubeldia, Llorente, Monreal; Guevara, Merino, Odegaard; Portu (Januzaj, min. 58), Isak (Willian José, min ,65), Oyarzábal (Barrenetxea, min. 84)..

2 - Barcelona: Ter Stegen; Sergio Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba (Semedo, min. 73); Busquet (Alañá, min 73), Rakitic (Vidal, min. 78), De Jong; Messi, Griezmann y Luis Suárez.

Árbitro: Alberola Rojas (Castilla- La Mancha).

Goles: 1-0, min.11: Oyarzábal, de penalti. 1-1, min. 37: Griezmann. 1-2, min. 48: Luis Suárez. 2-2, min. 61: Isak

Incidencias: 36.639 espectadores en el Reale Arena, que marca un nuevo récord de asistencia en San Sebastián. Tarde agradable y estreno del nuevo césped híbrido que ha sido instalado esta misma semana y que superó la prueba con éxito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.