www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AL MENOS 21 MUERTOS

El supremacismo de Modi se topa con masivas protestas musulmanas en la India

El supremacismo de Modi se topa con masivas protestas musulmanas en la India
Ampliar
domingo 22 de diciembre de 2019, 16:48h
El motivo es una enmienda legal que excluye a los migrantes musulmanes del derecho a la ciudadanía.

El primer ministro de la India, Narendra Modi, protagonizó este domingo un acto junto a miles de partidarios en Nueva Delhi en el que defendió la enmienda a la Ley de Ciudadanía que ha provocado multitudinarias protestas en las que han muerto una veintena de personas. Esta es la primera aparición pública de Modi tras casi dos semanas de la aprobación de la norma propuesta por su Gobierno, que excluye a los musulmanes inmigrantes indocumentados de una vía para la ciudadanía, considerada como una forma de marginar a la comunidad minoritaria del país.

"Los musulmanes de la India no necesitan preocuparse", dijo Modi en el discurso ofrecido en un acto público en la capital del país a propósito del inició de la campaña de su formación, el partido nacionalista hindú BJP, por las elecciones legislativas de Nueva Delhi que serán la primera prueba electoral del partido tras las protestas. La enmienda de la Ley de Ciudadanía, presentada, discutida, y aprobada en tres días por las dos cámaras del Parlamento, permite a miembros de minorías religiosas perseguidas procedentes de Afganistán, Pakistán y Bangladesh, optar por la ciudadanía, excepto a los musulmanes.

Decenas de protestas en todo el país, algunas de las cuales desembocaron en focos de violencia, se han celebrado para rechazar el texto considerado como ataque a la fundación laica de la India por ligar la ciudadanía con la religión.

Modi respondió este domingo a esas críticas preguntado "a quienes están propagando el odio: Cuando el Gobierno central ha dado ayudas ¿Le preguntamos a su religión?, ¿a qué partido apoyan?, ¿pedimos alguna prueba? El Gobierno ha ayudado a hindúes, musulmanes, sijs, cristianos, todos", dijo. "Este país no aceptará falsas acusaciones de que estoy quitándole derechos a la gente", añadió.

Asimismo, el jefe del Gobierno defendió también la actuación de la policía durante casi dos semanas de manifestaciones, y fuertes enfrentamientos en los que los manifestantes han atacado con piedras a los agentes cuanto estos han reprimido las manifestaciones. "¿Qué obtienen al herir a los policías a los que estas personas ataca con piedras?", preguntó al tiempo que remarcó que estos agentes trabajan por la seguridad de todos en la nación independientemente del credo.

Las críticas contra las fuerzas públicas se dispararon hace una semana después de que la policía entrara sin permiso en una universidad capitalina destinada principalmente a musulmanes y cargara duramente contra los estudiantes.

Imágenes de distintas ciudades que muestran a agentes lanzando bombas lacrimógenas y golpeando con bastones a manifestantes han atizado aún más las críticas. La violencia de estas manifestaciones han dejado al menos 21 muertos en cerca de una decena de ciudades, entre ellos un niño de 8 años, en las últimas dos semanas, además de centenares de heridos, y miles de detenidos, de acuerdo a las informaciones confirmadas por las autoridades locales.

Aunque casi la mitad de las víctimas sufrieron heridas de bala, las autoridades han negado que fueran cometidas por la policía. El inspector de policía Praveen Kumar, del estado de Uttar Pradesh, uno de los que ha experimentado mayor violencia en los últimos días, aseguró el sábado que 263 oficiales fueron heridos en protestas, de los cuales 57 recibieron heridas de bala.

Manifestaciones de apoyo a la ley tuvieron lugar también en la ciudad de Bangalore, del estado de Karnataka (sur), donde cientos de miembros de las organizaciones hinduistas Vishva Hindu Parishad (VHP), y la RSS, brazo ideológico del BJP, se concentraron con pancartas para expresar su respaldo.

Y es que, en concreto, la Ley de Ciudadanía permitiría regularizar a los inmigrantes de las religiones hindú, sij, budista, jain, parsi y cristiana procedentes de Afganistán, Pakistán y Bangladesh -países de mayoría musulmana- llegados al país antes de 2014.

Aunque la ley no afecta directamente a ninguna persona con ciudadanía india, independientemente de su religión, la norma ha también despertado temores de que forme parte de la ideología hindutva, que concibe un país para los hindúes con las minorías supeditadas a ellos. Esto se vincula con la posibilidad de que se aplique un Censo Nacional de Ciudadanos (NCR), tal como se hizo en el estado Assam entre febrero de 2015 y agosto de este año.

En este estado del noreste indio, fronterizo con Bangladesh, la gente teme un cambio étnico y demográfico debido a la afluencia de inmigrantes, independientemente de su religión, y rechaza el asentamiento de cualquier extranjero. El proceso llevado a cabo en Assam exigió a todos demostrar con documentos que residían el país desde antes de 1971, cuando se declaró la independencia de Bangladesh, lo que dejó a cerca de 2 millones de personas excluidas y a instancias de tribunales para extranjeros.

Por último, el ministro del Interior, Amit Shah, hombre fuerte del BJP, ha insinuado la posibilidad de una NRC en toda la nación, por lo que la Ley de Ciudadanía y la posibilidad de que el censo se aplique es visto como parte de una misma línea ideológica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.