www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. Carmelo Anthony: del destierro a ser el más decisivo desde 2004

NBA. Carmelo Anthony: del destierro a ser el más decisivo desde 2004
Ampliar
miércoles 08 de enero de 2020, 18:29h
Tras casi un año sin equipo, fue contratado por los Blazers por la baja de Pau Gasol y ha recuperado su hueco en la liga.

Carmelo Anthony compartió el afamado draft de la NBA de 2003, con LeBron James, Dwayne Wade o Chris Bosh. Su talento y clase como encestador le han consagrado como uno de los mejores anotadores del presente siglo y le han colocado en la autopista hacia el Salón de la Fama del baloncesto estadounidense. En su palmarés cuenta con tres oros olímpicos (Pekín, Londres y Río), la distinción del máximo encestador de la temporada 2013 y ha sido convocado 10 veces al All Star Game. Con todo eso, ¿cómo es posible que se quedara sin equipo a los 34 años?

'Melo' se podría decir que apostó de forma contundente por alcanzar la gloria en dos proyectos equivocados. Debutó profesionalmente en los Denver Nuggets. Allí permaneció ocho cursos hasta que decidió hacer las maletas en busca del anillo. Frustrado por haber tirado algún que otro año de su trayectoria deportiva, firmó por los Knicks. Y en el Madison Square Garden llegó a erigirse en el jugador que más puntos ha metido en un partido con esa camiseta, pero volvió a yacer siete temporadas en un barco a la deriva.

Esa discutible política de conducción de su carrera le ha proporcionado jugosos contratos, pero en 2017 se descubrió con sus últimas balas para pelear por llegar a las Finales de la NBA. El único objetivo que le falta, ya que no iba a ser nunca MVP de la liga, viendo los contrincantes que iban saliendo (Kobe Bryant, LeBron James, Steph Curry, Russell Westbrook o James Harden). Así que se fugó de Nueva York a Oklahoma. Y en los Thunder se le recibió exigiéndole partir del banquillo por su inoperancia defensiva. Debía sacrificar su orgullo para sumarse al tren de los candidatos al anillo. No lo hizo. Así que volvió a intentarlo en los Rockets. Y la jugada se repitió: fue cortado el 8 de noviembre del 2018.

Desde entonces estaba sin equipo. Una de las leyendas de este tiempo se encontraba entrenando en solitario, tratando de mantenerse en forma por si llegara la oportunidad adecuada. Y ésta arribó cuando Pau Gasol se lesionó y dejó un hueco en unos Portland Trail Blazers que ya no saben cómo hacer para sacar rédito del talento de Damian Lillard y C.J. McCollum. Carmelo aceptó el reto, no le quedaba otra. Con 35 años no iban a presentársele más ventanas de regreso a la NBA.

Lo sorprendente es que esta vez sí ha aceptado el papel adjudicado y está degustando un renacer que ha sorprendido a muchos. Ya cuando salió de Nueva York se hablaba de una pérdida de interés en el baloncesto, por mor del éxito de los negocios que había abierto en esa etapa de erial deportivo en la Gran Manzana. Pero en Portland ha abrazado al deporte con todo: en los primeros siete días de competición ganó el premio de Jugador de la Semana de la Conferencia Oeste y en los ocho primeros partidos completados con su nuevo equipo promedió 16,9 puntos, 5,9 rebotes, 1,8 asistencias y 13,93 minutos.

Este miércoles se dio el gusto, asimismo, de uniformarse como el jugador más letal de la liga desde 2004. Anthony tumbó a los vigentes campeones, en Toronto. Sumó la siguiente tarjeta: 28 puntos, 7 rebotes, 2 robos, cinco de ocho en triples y un 59% en tiros de campo. Y, como guinda, metió la canasta ganadora. Nadie ha decidido tantos partidos (17) con lanzamientos en los segundos finales desde el mencionado año. Por todo ello, los Blazers le han renovado y asegurado la continuidad, al menos, hasta que acabe el curso.

Se ha ganado el puesto con una humildad proveniente del desempleo -el talento nunca desapareció-. Su entrenador, Terry Stotts, ha destacado del veterano anotador el gran trabajo realizado en lo anatómico cuando estuvo sin equipo. "Su condición física ha sido excelente y luego su clase en el campo quedó demostrada con los números que ha puesto en el poco tiempo que ha estado con el equipo. Su impacto en el juego y rendimiento del equipo también se ha hecho notar de manera considerable", analizó un estratega que se ha encontrado con un arma determinante si mantiene la inercia y mentalización.

Por último, la casualidad ha querido que otro par de veteranos caídos en desgracia hayan reflotado sus carreras en este curso que se está desarrollando. El que ha sufrido una transformación más chocante quizá sea Dwight Howard, que aceptó la soga que le tiraron los Lakers para ser suplente de Anthony Davis y Javalee McGee y la ha amortizado con una ética de trabajo impropia de su anterior estancia en el Staples. Y el otro caso es el del guerrero Derrick Rose. El MVP más joven de la historia decidió el duelo de sus Pistons frente a los Cavaliers, con 24 puntos, 7 asistencias y una 'bomba' clave en el minuto final. Sin duda, las resurrecciones se han puesto de moda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.