www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Ernesto Valverde estalla contra la Supercopa árabe de Luis Rubiales

Ernesto Valverde estalla contra la Supercopa árabe de Luis Rubiales
Ampliar
miércoles 08 de enero de 2020, 23:30h
El entrenador del Barcelona ha criticado al nuevo formato del torneo con dureza.

El técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, prefiere el tradicional formato de Supercopa al actual, tanto en la referente al número de equipos participantes como en el de las fechas de la disputa de la competición. Más aún teniendo en cuenta que ha atendido a los medios de comunicación después de que el autobús que le trasladaba al lugar del entrenamiento se perdiera.

En la rueda de prensa celebrada en la víspera de la semifinal que el Barça jugará mañana en Yeda (Arabia Saudí) frente al Atlético de Madrid, el 'Txingurri' Valverde comentó que en su quinta Supercopa (tres con el Athletic y dos frente al Barça) no ha tenido nunca ventaja. "El dato objetivo es que en cinco Supercopas, en las tres primeras mi equipo tuvo que jugar la vuelta fuera, la última en campo neutral (Tánger) y ahora con cuatro equipos. Se me hace extraño jugar la Supercopa con cuatro equipos, pero es lo que hay. Si me dan a elegir, preferiría el formato anterior", argumentó.

Preguntado sobre si es mejor jugar esta competición en verano o ahora, Valverde comentó que siempre éste ha sido el primer título del curso y personalmente le parecía bien. "Ahora se ha cambiado, vamos a ver, los partidos son más atractivos para el público, implica más emoción, pero desde el punto de vista deportivo, campeón de Liga hay uno (el año pasado, el Barça), y campeón de Copa solo hay uno (el Valencia)", afirmó.

Asimismo, aseguró que el equipo se siente "bien" en Yedda y se está aclimatando al escenario. "El año pasado ya hubo cambios con la disputa de la Supercopa en Tánger, es un paso más", defendió antes de eludir entrar a valorar si le hubiera gustado que la competición se disputara en otra sede. Recordó que el fútbol actual es una industria que busca fuentes de ingresos y por eso se juega en Arabia Saudí. "Hay condiciones especiales aquí, como las hubo en Marruecos", sintetizó.

Prosiguió su comparecencia asegurando que sus futbolistas se toman el partido de mañana como si fuera un encuentro de Liga y sabiendo de la dificultad del rival, como se vio en el último encuentro de LaLiga que midió a ambos equipos en el Wanda (0-1 para el Barça).

Y en cuanto al futuro de Arturo Vidal, pretendido por el Inter de Milan y que denunció a su directiva por un supuesto impago, Valverde no quiso emitir ningún juicio de valor. "Hablo con él como con los demás. Es difícil pensar que se va a otro equipo y en principio está con nosotros. Mañana ya veremos si empieza o si actúa durante el partido... No atendemos a los otros equipos que se interesan por nuestros jugadores", zanjó.

Tras estas declaraciones se comprobó que las gradas del estadio Rey Abdullah de Yeda, la ciudad que acoge la Supercopa de España, mostraron un aspecto desangelado en el partido del Real Madrid ante el Valencia, con sólo más de la mitad del aforo cubierto, y lejos del calor esperado para un choque entre dos de los equipos con más reclamo del fútbol español.

Las predicciones de la Federación Española de Fútbol eran optimistas. Y según la organización sólo quedaban 10.000 entradas por vender. Sin embargo, la imagen al inicio del choque estaba al margen de tal previsión. El estadio Rey Abdullah cuenta con un aforo de 62.000 asientos. Solo las partes laterales del recinto estaban más o menos poblados. Los fondos de detrás de cada portería contaban con muchas localidades desiertas. El aforo, según el recuento oficial, pasó por poco de los 40.000 espectadores.

No compensó el frío ambiente el público presente, sólo animado por los ataques del Real Madrid. Parte de la grada de animación blanca habitual en el estadio Santiago Bernabeu agitó el espíritu de los aficionados con cánticos conocidos en el estadio blanco. Ubicados en uno de los fondos, como en Madrid, el grupo de seguidores ataviados de color blanco daba rienda suelta a su repertorio. El resto, la mayoría, público local. Seguidores del fútbol que esperaban con expectación a los protagonistas de LaLiga. También mujeres, situadas en las gradas. Una situación hasta hace poco impensable que desde hace un año se deja notar. Junto a sus familiares, siempre acompañadas y ataviadas con la vestimenta tradicional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.