www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA EUROCÁMARA, ATÓNITA

jueves 16 de enero de 2020, 13:38h
Los servicios jurídicos del Parlamento europeo y muchos de los políticos que lo integran...

Los servicios jurídicos del Parlamento europeo y muchos de los políticos que lo integran asisten perplejos a la situación española con relación a la Comunidad Autónoma de Cataluña. Todos ellos, casi sin excepción, saben lo que significa Puigdemont y sus cómplices y no quieren tenerlos entre ellos. Pero no pueden tratar como delincuentes a quienes negocian con el Gobierno español. Por lógica política, les han acreditado y ahora les soportan. Como inmunidad no es lo mismo que impunidad, lo lógico es que el suplicatorio prospere, salvo que los eurodiputados de los dos partidos que gobiernan en España arropen al prófugo Puigdemont y a sus compinches. Eso creará una situación de perplejidad difícilmente salvable.

El Tribunal Supremo ha condenado por sentencia unánime a Oriol Junqueras y a los suyos a larga pena de prisión por gravísimos delitos de sedición conta el orden constitucional. Lógicamente, y salvando siempre la presunción de inocencia, algo parecido ocurrirá con Puigdemont y sus cómplices, fugados de la Justicia española. El Parlamento europeo ha dado la razón al Tribunal Supremo español, respaldando su sentencia contra Oriol Junqueras. Pero ¿qué ocurrirá si los eurodiputados del PSOE y de Podemos votan contra el suplicatorio que la Justicia española ha solicitado a la Eurocámara?

Ahí se va a retratar de forma inequívoca Pedro Sánchez. Por decencia política, los eurodiputados del PSOE no deberían hacer otra cosa que apoyar el suplicatorio, al margen de los acuerdos que para conseguir su investidura ha sellado Pedro Sánchez. En la clase política española y también en la opinión pública existe expectación por saber lo que decidirá Sánchez sobre el voto de sus eurodiputados.